Una joya del cine clásico, “El Cabo del terror (1962)”

Odio a las víctimas que respetan a sus verdugos.”
Jean-Paul Sartre (1905-80, filósofo-escritor francés)

El cine actual utiliza muchos efectos especiales para emocionar al espectador con determinadas escenas. Sin embargo, el film que aquí se discute, no usa nada de eso y realmente a uno le para los pelos de punta. La IMDB.com lo cataloga como drama-suspense, pero cualquiera que lo vea detenidamente puede incluirlo en la lista de las películas de terror, con la diferencia que aquí no hay un ser sobrenatural tipo Drácula o el Monstruo de Frankenstein, sino seres humanos, cuyas conductas pueden provocar un desenlace como el de este film.  

Dos personas pueden llegar a odiarse y de manera extrema, eso es lo que aquí sucede. Son dos personas con diferentes modos de vida, uno letrado y con una familia, otro descarrilado y con familia perdida, según él mismo afirma. Cuando se crea rencor, este no desaparece fácilmente, queda en la mente de la persona. Hay quienes prefieren olvidar y dejar a un lado el incidente desagradable, otros, por el contrario, sueñan hacerle pagar al adversario el supuesto daño infligido. Es supuesto, pues el rencor creado no es que le dé la razón a la persona que lo tiene. Es muy probable que el “dañado” se lo tenga muy merecido por haber cometido alguna fechoría, como es el caso que vemos en la película.   

La trama está basada en la obra “The executioners” (Los verdugos) del escritor John Dann MacDonald, pero el director J. Lee Thompson le dio el nombre de “Cape Fear” (Cabo del Terror), que es una llanura costera de Carolina del Norte, centrada en la ciudad de Wilmington, que es donde suceden los hechos más graves que se muestran en la película.

Dos personajes principales en este clásico, Gregory Peck en el papel del abogado Sam Bowden y Robert Mitchum como el ex–presidiario Max Cady, verdaderos gigantes de la gran pantalla, cuyas sobresalientes actuaciones dan al film el toque de excelencia que todo espectador busca. Si uno tuviera que buscar a una sola estrella en este caso, el mérito se lo debemos dar a Mitchum, al encarnar magníficamente el papel de un hombre de bajos valores morales, sádico y de crueldad premeditada. Su contrario, Gregory Peck (Bowden), muestra sus debilidades ante la superioridad malévola de Cady. Cuando un hombre se siente acorralado y siente temor por la suerte de su familia hace cualquier cosa, así sea aquello que la ley sanciona.   

Esta cinta cuenta con las actuaciones de experimentados actores como Martin Balsam, Telly Savalas, además de la entonces joven Polly Bergen y la adolescente Lori Martin.

Les aseguro que esta película les mantendrá en tensión, pero no esperen ver escenas estrambóticas. Se trata de una película real, nada de ficción, bien concebida y realizada.

Escrito por Esteban Hernández, 28 octubre de 2020, con información consultada en IMDB.com y filmaffinity.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .