Rafael Ávila, un verdadero promotor del béisbol

«Un hombre realmente se determina a sí mismo por lo que hace
Vin Scully (narrador y cronista de los Dodgers)

La noticia llegó de parte del cronista Ken Gurnick de la MLB.com sobre el deceso, el lunes 31 de enero de 2023, del famoso cazatalento y promotor camagüeyano de béisbol Rafael Ávila, también conocido como Ralph, hombre que ayudó muchísimo en la captación de peloteros que luego brillaron en las filas de los Dodgers.

Su trabajo de promoción consistió igualmente en la creación de una academia de béisbol en República Dominicana como vía de desarrollo de peloteros de ese país y futuros regulares en las filas de la franquicia de los Dodgers. Ávila llegó a ser vicepresidente de ese centro de formación.

En sus inicios Ávila recibió ayuda de parte del greco-norteamericano Alessandro o Al Campanis, quien dirigió al Cienfuegos en la temporada de 1953-54 en la Liga Profesional Cubana, el que fungía como gerente de los Dodgers para América Latina en 1966.

La lista de peloteros estelares firmados por Ávila es extensa, entre ellos Pedro Martínez, su hermano Ramón, Adrián Beltré, Raúl Mondesi, Rick Rhoden, Mariano Duncan, Juan Guzmán y Alejandro Peña.

Según reporta Gurnick, Ávila fue el primer ganador del Premio Scout Internacional del Año en el 2006 y fue exaltado al Salón de la Fama de República Dominicana (1996), el Salón de la Fama de Latinoamérica (2003) y el Salón de la Fama Cuba Sports of Miami (2003).

Rafael Ávila es el padre de Al Ávila, el que ha fungido como gerente en el béisbol en varios equipos, además de su nieto, el receptor Alex Ávila.

Rafael es un hombre que todos los cubanos amantes del béisbol debemos conocer. Seguro estoy que muchos no le conocen y dudo que se mencione su nombre en los medios de prensa en Cuba por razones que ellos conocen bien.

En conclusiones, este hombre fue toda una leyenda del béisbol profesional y merece nuestros honores por su fecunda carrera.

1928, primer Play off de los campeones de las Ligas Nacional Amateur y la Inter social

He estado en parques de pelota por 17 años y no he recibido
más que amabilidad y apoyo de ustedes, los aficionados.”
Lou Gehrig

Por Esteban Romero

La Liga Nacional Amateur cubana venía funcionando desde 1914. Hubo otras ligas, la oficial que duró sólo en 1914, un año después hizo su estreno la liga social, de la que hablaré en otro momento, ya que la información en mi poder es aún incompleta. En 1924 y 1925 funcionó la Liga Federal. En 1927 se creó la liga inter social, amateur en toda regla, en la que participaron varios equipos, algunos muy vencedores como fue el caso del Teléfonos.

Por el interés existente de los aficionados por el juego de las Ligas Nacional y la Inter social, se decidió organizar un play off entre los campeones de ambos circuitos en 1928. Para comenzar les describo algo de los campeones, sus nóminas y cómo vencieron en sus respectivos torneos.

En la Liga Nacional el vencedor fue el Vedado Tennis Club, el cual finalizó la temporada con balance de 17-4 (,810) superando al Fortuna con ventaja de dos juegos y medio. Era el cuarto banderín consecutivo de este equipo bajo la guía del experimentado bigleaguer Rafael Almeida.

Los marqueses del VTC contaron en sus filas con el bateo despiadado de un “semipro” como Ramiro Seiglie, el que resultó campeón de bateo (,400) y de bases robadas, unido al pitcheo del zurdo Joaquín Ravena, el que archivó 12 victorias y solo 2 derrotas (,857). El VTC también contaba con los servicios de Alfredo Consuegra como su receptor principal, el experimentado Jorge René Gallardo en la inicial, Gustavo Gómez Calvo en la intermedia, el muy ofensivo Gustavo Alfonso como antesalista, Jorge “Profesor” Consuegra, hermano de Alfredo (Palito) defendió el campo corto, a veces secundado por el jardinero Manuel Sotolongo, mientras que los jardineros fueron el también tenista Ricardo Morales, A. “Chichio” Bruzón, Joaquín de Calvo y Ramiro Seiglie. Además de Ravena, el VTC contó al inicio y al final del torneo con el derecho Héctor Rocamora y con J. Vázquez. Observen que cuatro integrantes del equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos (Mexico 1926) formaban parte del conjunto de los marqueses, como fueron Alfredo Consuegra, Gustavo Alfonso, Jorge Consuegra y Joaquín de Calvo.

Por la seguidilla de banderines y la experiencia de sus jugadores, el VTC se pintaba como vencedor del play off, al menos eso pronosticaban los expertos de la época.

En la Liga Inter Social su segunda temporada concluyó el 23 de setiembre, en la que el Teléfonos (apareció en ese campeonato como Cuban Telephone Company) le sacó 4 juegos de ventaja al Vasallo Barrinaga y Bárcena, y 5 a los Hermanos Maristas, campeones en la justa de 1927.

El Teléfonos venía dirigido por el experto y también árbitro Octavio Diviñó, uno de los hombres que mejor conocía la pelota en aquella época. La nómina del equipo presentaba a Francisco “Machito” Espiñeira como receptor, un pelotero que golpeaba bien la bola, Oscar Reyes defendió la inicial, Eugenio Costa la intermedia alternando con Roberto Uriza y con el también lanzador Manuel Domínguez o con José Ventura 2B. Ramón Pajares se encargó de la antesala y Antonio Palencia del campo corto. Los jardineros fueron Matías Flores, Conrado Lugo, Adolfo Febles, J. González y L. Romero. El lanzador principal fue el zurdo Narciso Picazo secundado por Manuel Domínguez a ratos.

En los terrenos del VTC, el 7 de octubre comenzó la serie, también bautizada como Serie Miguel Mariano Gómez, alcalde de la Habana ¿habrá jugado alguna vez pelota este político?

Los árbitros en esta serie fueron Valentín González, Kiko Magriñat, Raúl Atán, Eustaquio Gutiérrez, Chacón y Hernández.

Las alineaciones para el juego inaugural fueron las siguientes:

VTC

Ramiro Seiglie RF
Gustavo Alfonso 3B
Joaquín de Calvo CF
Gustavo Gómez 2B
Chichio Bruzón LF
Alfredo Consuegra C
René Gallardo 1B
Joaquín Ravena P

Teléfonos

Conrado Lugo CF
Eugenio Costa 2B
Francisco Espiñeira C
Oscar Reyes 1B
Antonio Palencia SS
Adolfo Febles RF
Ramón Pajares 3B
Matías Flores LF
Narciso Picazo P

También participaron Manuel Sotolongo por el VTC y Manuel Domínguez por los inalámbricos. En el desafío el antesalista y muy renombrado Gustavo Alfonso cometió 2 costosos errores, los que le proporcionaron carreras a su rival, mientras que el “Profesor” Consuegra no se quedaba atrás y cometía otro error sobre un lance fácil en batazo de Lugo, el que luego anotó también. El juego llegó a la novena entrada con anotación de 8-5 a favor del Teléfonos, pero el VTC reaccionó y anotó 2 carreras, las que pusieron a todo el mundo a pensar en un empate, el que al final no sucedió. Juego ganado por Narciso Picazo y derrota para Joaquín Ravena. El receptor Francisco Espiñeira bateó 3 sencillos y un doble, siendo el mejor a la ofensiva en este juego, además robó su primera base en su carrera como pelotero. El Teléfonos cometió 3 errores también, pero sin graves consecuencias.

El 12 de octubre se jugó el segundo juego, el que concluyó con otra victoria para el Teléfonos con anotación de 6-3. Lugo y Pajares fueron los mejores al bate por el Teléfonos, cada uno con par de imparables, Gustavo Alfonso se fue de 5-2, Jorge “Profesor” Consuegra conectó triple en 3 veces al bate, su hermano Alfredo se fue de 3-2, al igual que el inicialista René Gallardo, los mejores al bate por los perdedores. Perdió Héctor Rocamora y ganó Manuel Domínguez. La defensiva en este juego fue de las peores, los marqueses cometieron 6 errores por cuatro del Teléfonos. A la desgracia del VTC hay que sumar las 8 bases por bolas concedidas por Rocamora.

La prensa dio desde un inicio al VTC como vencedor y los resultados mostraban que esos periodistas poco conocían a los peloteros del Teléfonos.

El tercer juego tuvo lugar el 14 de octubre con los mismos lanzadores abridores del primer juego, Picazo y Ravena. Esta vez la sonrisa fue para los marqueses al derrotar al Teléfonos 5-4. Con este resultado la prensa no dudó en afirmar que este había sido el mejor juego de la serie. José Ventura jugó la segunda base del Teléfonos en este desafío. El desafío se decidió por imparable de Gustavo Alfonso, robo de segunda base y otro hit de Joaquín de Calvo impulsor de la decisiva en la novena entrada. El VTC bateó 11 imparables por 7 de los perdedores, mientras que defensivamente el VTC se comportó inmaculadamente por 3 errores de los vencidos. Ganó Ravena y perdió Picazo. El cronista Pedro Galiana estaba de fiesta con esta victoria.  

El cuarto juego se disputó el domingo 21 de octubre, en el cual el Teléfonos venció con una estupenda demostración de su estrella Narciso Picazo, el que pintó de blanco a su rival. La anotación final fue de 2-0. Vázquez fue un digno rival de Picazo al permitir 7 imparables de los bateadores del Teléfonos. Esta vez el también lanzador Manuel Domínguez jugó la intermedia del Teléfonos. Los mejores bateadores de los vencedores fueron el jardinero izquierdo Matías Flores (2-2) y el inicialista Oscar Reyes (3-2). Las dos carreras fueron anotadas en el mismo lucky seventh cuando Oscar Reyes la inicio con sencillo, out forzado por batazo de Pajares (no cogió las señas de sacrificio), el lanzador Vázquez le dio base por bolas a Manuel Domínguez, le siguió Matías Flores con machucón por tercera que Vázquez quiso fildear y erró. Con las bases llenas y un out, cuadro cerrado, Picazo conectó rolata mansa que forzó a Pajares en home, jugada muy discutida de aquellos que la vieron. Acto seguido Lugo sonó imparable al derecho impulsando a Domínguez y Flores. Este resultado puso al VTC al borde del precipicio. Nuevamente la prensa afirmó que este había sido un juego aún mejor que el anterior y comenzó a quitarse el sombrero con el Teléfonos.

Con la serie 3-1 a favor del Teléfonos, todo el mundo pensó en una derrota final del VTC. Sucede que poner a un mismo lanzador repetidamente no siempre da resultado. Eso fue lo que sucedió al ser Picazo bateado por parte de la tanda ofensiva del VTC en juego del domingo 28 de octubre. El desafío concluyó con pateadura de los marqueses de 10-3, donde hubo triples del jardinero “Chichio” Bruzón y del inicialista Gallardo. Por el VTC, Jorge Consuegra conectó 3 incogibles, mientras que Ramiro Seiglie, Bruzón, Gallardo y Joaquín Calvo conectaba dos per cápita. Esta vez Vázquez se llevó la victoria al sólo permitir 4 imparables al Teléfonos. La prensa pro VTC, la mayoría, estaba eufórica con este triunfo y ya hablaban de la remontada.

El sexto juego se disputó el 4 de noviembre, el que concluyó con empate a 4 carreras. El Teléfonos volvió a depender de Picazo, su brazo de hierro, el que permitió solo 4 imparables, mientras que Ravena de relevo (iniciado por Vázquez) lo hizo por el VTC y permitió 8 incogibles, incluido doble de Oscar Reyes. Bruzón conectó de jonrón en este partido. El empate se produjo por temprana oscuridad. Este resultado obligaba a un juego más en caso de que el VTC ganara el siguiente, o sea el séptimo.

La euforia creció cuando el VTC derrotó 3-2 al Teléfonos y así empató la serie. Nuevamente Picazo fue el derrotado, mientras que Héctor Rocamora se llevaba la victoria. Juego reñido con bateo muy parejo por ambos equipos. Los vencedores conectaron 8 imparables, entre ellos triple de Gustavo Alfonso y doble de Bruzón, por 9 de sus adversarios, pero VTC jugó sin errores al campo, pero el torpedero e inicialista del Teléfonos no les fue del todo bien y eso se paga caro en juegos de este tipo.

El 18 de noviembre se jugó el partido decisivo. El mánager Octavio Diviñó insistió con su mejor carta, el zurdo Picazo, y finalmente logró la victoria y llevarse el triunfo en esta serie de play off. Fue un juego de altos quilates, con marcador de 1-0, única carrera anotada en la misma primera entrada por el receptor y segundo bate del Teléfonos, Francisco Espiñeira, llegado a primera por pelotazo, para finalmente anotar por Texas de Oscar Reyes, batazo que se convirtió finalmente en triple. El rival de Picazo fue Héctor Rocamora, el que nuevamente lanzó buena pelota al sólo permitir 6 imparables. Picazo permitió uno más que Rocamora, ambos no poncharon y otorgaron un boleto. Cabe señalar que el VTC llenó las bases en la primera entrada y Picazo logró dar el escón. Otro detalle fue que Bruzón en este juego no le pudo batear a Picazo.

Viendo un poco de lejos, no es errado opinar que el VTC o bien fue a esta serie algo cansado, lo que se puede poner en duda, ya que entonces se jugaba una vez semanalmente, o que se hayan confiado en los inicios del play off. Lamentablemente no hay a quién preguntarle.

El famoso cronista deportivo Pedro Galiana felicitaba a los vencedores y lamentaba la derrota del equipo que él realmente quería que ganara. En este giro de cronista/periodista deportivo, entiendo que se debe ser imparcial. No creo que a los simpatizantes del Teléfonos les haya gustado algunos de sus comentarios o relatos siempre sobre el juego desarrollado por el VTC. Como quiera que sea, no lo vi, pero lo he disfrutado. De hecho, se enfrentaron dos campeones y a uno le tocaba las de perder y al otro las de reír. 

Como de costumbre, la información consultada es la prensa de fines de semana y lunes desde inicios de octubre hasta el 19 de noviembre de 1928.

Los que deseen conocer más detalles sobre el VTC y el Teléfonos, les invito a leer:

Romero E. 2021. El Vedado Tennis Club en la pelota de la Unión Atlética Amateur cubana. https://deportescineyotros.com/2021/05/29/el-vedado-tennis-club-en-la-pelota-de-la-union-atletica-amateur-cubana/

Romero E. 2021. El equipo Teléfonos en la Unión Atlética Amateur de Béisbol en Cuba. https://deportescineyotros.com/2021/05/18/el-equipo-telefonos-en-la-union-atletica-amateur-de-beisbol-en-cuba/

1 febrero de 2023

1914, año de ajetreo beisbolero en Cuba

El béisbol es algo bueno. Siempre
lo ha sido y siempre lo será”.
Stephen King (escritor)

Aunque este escrito es sobre el béisbol, entiendo aconsejable decir como andaba Cuba en 1914. Primeramente, he de decir que la peste bubónica o peste pulmonar afectaba a la población del país en alguna medida. Como muchos de los lectores conocen que, esta enfermedad bacteriana es provocada por el patógeno Yersinia pestis, el cual se origina por picaduras de pulgas que se alimentan de roedores infectados o por personas que han entrado en contacto con esos animales. Para combatirla se usaba un desinfectante de nombre comercial Chloro Naphtoleum aplicado a baños, suelo y paredes.

Del lado económico, la nación era dependiente de la agricultura, sobre todo la cañera. El precio del azúcar FOB (libre a bordo) no pasaba de 2,5 centavos por libra, a veces decaía hasta menos de 2 centavos. Sin embargo, la I Guerra Mundial estalló el 28 de julio de ese año y en el mes de agosto el azúcar se pagaba a US$ 0,0366, lo cual contribuyó a elevar los niveles de producción hasta 2,6 millones de toneladas, lo que representaba el 15,6 % de la producción a nivel mundial.

A eso sumemos la producción de café, la que alcanzó medio millón de quintales, muy por encima de los 230 mil logrados en 1910. En ese entonces, Cuba era uno de los mayores exportadores de café y se beneficiaba económicamente, ya que la libra estaba a un precio que oscilaba entre 20-25 centavos. A su vez, se sacrificaban 350 cabezas de ganado diariamente, de ello más de un 60 por ciento de ganado vacuno. La población cubana era algo más de 2,2 millones de habitantes.

En el orden político, el presidente era el Ingeniero matancero, graduado en EE. UU., Aurelio Mario García Menocal del partido conservador, un hombre con ansias de poder a largo plazo. Durante su mandato, la industria azucarera tuvo progresos, así como el ferrocarril para el transporte de la caña, además de aprobarse la ley del divorcio.

Un repasito a estas cosas conviene, miseria productiva no existía, que conste, pero lo interesante es que en 1914 se jugaba mucha pelota en Cuba. Había torneos locales en Remedios, Sagua la Grande, Santa Clara, Camagüey, Matanzas, en Oriente y, por supuesto, en la Habana. De Oriente a Occidente se jugaba béisbol.

Los profesionales usualmente jugaban en invierno en Cuba, luego se iban a competir en el Norte, bien integrando equipos independientes como los Cuban Stars o participando en las ligas existentes. Los blancos podían jugar en las Menores y los mejores en las mayores. Los de piel oscura, producto de la discriminación existente, competían en las ligas Negro o también llamadas de color.

En 1914 debutaron tres peloteros cubanos en Grandes Ligas: el gran Adolfo Luque, Manuel Cueto y Ángel “Pete” Aragón. Ellos se sumaron a otros tres que habían debutado en temporadas antes: el reglano Miguel Ángel González, Armando Marsans y Baldomero “Merito” Acosta. Había muchos más jugando en otras ligas.

Cuando llegaba la primavera inexistente en Cuba y su caluroso período estival, todo el mundo deseaba disfrutar pelota también, por lo que surgieron las ligas amateurs.

Se ha escrito y descrito sobre la creación de la Liga Nacional Amateur en 1914, circuito que incluía en ese momento a cuatro equipos: los marqueses del Vedado Tennis Club (VTC), los estudiantes del Instituto de la Habana (IH), la Sociedad de Marianao y el Atlético de Cuba.

Este primer campeonato tuvo una aceptable duración, un total de 17 juegos por equipo, un poco más de cuatro semanas. El 2 de agosto concluyó el torneo, en el que los marqueses se dieron temprano banquete, no era para menos. En sus filas jugaban los tres hermanos Casuso, entre ellos Antonio, buen lanzador y bateador, por lo que alternaba jugando la inicial y los jardines cuando no pitcheaba. También estaba la pareja de hermanos Obregón, en la que sobresalía Bienvenido como receptor y jardinero, un hombre muy hábil a la hora de batear. La nómina de ese equipo aparece a continuación:

Manager: Guillermo F. de Zaldo
Receptor: J. López
Cuadro: Guillermo Villalba 1B, Jorge Casuso 2B, S. Casuso 2B, José Emilio Obregón 3B, Carlos de Zaldo SS
Jardineros: Frank Lavandeira LF, Mario Mendoza LF, José Sabí CF, F. Martínez CF, Bienvenido Obregón CF, Francisco Santa Cruz, Mario Castañeda
Lanzadores: Antonio Casuso (RF), Guillermo Portela

Antonio Casuso

Los ocupantes del segundo lugar fueron los del IH, el mejor centro de estudios de bachillerato en Cuba hasta 1960, institución donde también estudió el que aquí suscribe. El IH logró ganar juegos importantes y se convirtió en una pesadilla para los protestones de la Sociedad de Marianao, equipo que protestó 5 juegos, de nada les valió al quedar en tercer lugar, mientras el frio sótano quedó en manos del Atlético.

El equipo del IH tuvo en sus filas al receptor Salvador López, en el cuadro a A. Ituarte 1B, S. Solar 2B, Rafael Marrero 3B y su mejor bateador, Ramiro Seiglie como SS. Los jardineros fueron M. Párraga, A. Maura y M. Hoyos, mientras su lanzador casi permanente fue José Luis Cruel, el que tuvo buena performance.

Ramiro Seiglie

Los marianenses contaron con los servicios del jardinero Julio “Camarón” Vazquez, todo un destacado en lides amateur, además de Pablo Palmero, el hermano del bigleaguer Emilio, como lanzador de puntería.

El Atlético, a pesar de haber navegado mal, presentó al muy ofensivo Manuel Lara en su alineación, pero la labor de Perico Rodríguez como lanzador no fue la mejor.  

Liga Nacional Amateur, estado de los equipos el 7 julio de 1914.

No se sorprenda, este no fue el campeonato amateur más seguido por la prensa. La preferencia fue para el torneo de la llamada Liga Oficial de Amateurs, presidida por el doctor Moisés Pérez., cuya temporada se inició el domingo 26 de abril en el Almendares Park. El señor Massaguer, presidente de la Asociación de Cronistas de Sport, ocupando el box, lanzó la primera bola de la justa.

Nuevamente cuatro conjuntos: Liceo (de Jesús del Monte), Atléticos Medina, Marianao y Litográficos. El primer juego fue entre Atléticos Medina contra Liceo (de Jesús del Monte), el que concluyó 9-2 con victoria para los Atléticos. En el segundo juego los litográficos vencieron 3-2 al Marianao.

Este campeonato duró más que el de la Liga Nacional Amateur, ya que concluyó el 27 de septiembre con victoria para el Liceo en reñida pelea con los Atléticos Medina (ver abajo tabla final de posiciones del 6 de agosto). Este triunfo se debió en buena medida al pitcheo de Guillermo Pareda, de F. Morín y de Valdés Pérez.

El Medina dependió de la ofensiva de los hermanos Montejo, Ramón y Carlos, así como el pitcheo de Montes de Oca, Oscar Fernández y A. Sansirena, mientras que los Litográficos, ocupantes de la tercera posición, no quedaron muy distantes de los Atléticos y habrían podido tener mejor resultado de haber contado en sus filas con el hombre goma, José Rodríguez, el inicialista y futuro bigleaguer.

El béisbol amateur no concluyó, ya que le siguió un atractivo torneo triangular, el llamado Campeonato Inter-Bancos o Premio Bancario, en el que participaron los conjuntos del Banco Nacional, el Banco Español y el Trust Company. La temporada se inició el 30 de agosto con juego entre el Banco Español vs el Trust Company. La primera bola fue lanzada por el presidente de esta justa, el Sr. Porfirio Franca. El primer juego concluyó con victoria del Trust Company 7-5.

La justa se extendió hasta el 27 de diciembre, en la que resultó vencedor el Banco Español, equipo que traía en su nómina a los hermanos Seiglie, Mario y Ramiro, además del infielder Julio Bardina y el lanzador Pablo Palmero.

1914 era una evidencia de cómo el béisbol desplazaba al fútbol, deporte que entonces se practicaba y no poco en el país, pero las bolas, los strikes, los jonrones y otras cositas dre la pelota se iban convirtiendo en parte del pasatiempo nacional, lo que ha perdurado hasta hoy día, eso muy a pesar de los pesares, que todos sabemos cuáles son.

No olvidemos que se jugaba también el torneo de la pelota profesional en el invierno, así que pelota hubo todo el año como azúcar y café.

Una curiosidad, Ramiro Seiglie, pelotero oriundo de Sagua la Grande, jugó también en esa temporada con el equipo Habana en la profesional cubana, en la que rompió la bola al batear por encima de .300. Era una época en que no se diferenciaba mucho aquello de amateur y profesional. Ramiro continuó su carrera en los amateurs y fue figura importante de las victorias del VTC en la década de los 20. Fue preseleccionado para integrar el equipo Cuba a los I Juegos Centroamericanos (México 1926) y fue dejado fuera. Probablemente el hecho de haber jugado profesional brevemente haya tenido que ver con su no integración en la selección nacional.

Este artículo ha sido posible al revisar información de Cuba en 1914, disponible en biblioteca digital de España.

Esteban Romero
24 enero de 2023

La ley de reforma urbana y el problema de la vivienda en Cuba

La vivienda no es sólo un bien inmobiliario, es
también una forma de consolidación espiritual.”
Mario Benedetti (1920-2009, Montevideo. Escritor-poeta)

Una de las primeras leyes promulgadas por el gobierno revolucionario fue la relativa a la vivienda, algo que realmente golpeaba a miles de familias en el país de siempre.  La primera ley fue la 26, de enero de 1959, la que prohibía los desalojos de los inquilinos por falta de pago. Usualmente muchos inquilinos dejaban de pagar y tenían 90 días para abandonar la vivienda, de no hacerlo, el propietario podía llegar y desalojarlos.

En marzo llegó la alegría cuando la misma ley imponía la rebaja de los alquileres en un 50 por ciento. Los propietarios de edificios de vivienda vieron sus entradas reducidas por la ley, pero la gente pobre se benefició, incluida mi familia. No era lo mismo pagar 40-50 pesos mensuales de alquiler que 20-25.

Aclarando, en la década de los 50 un trabajador en áreas de servicios ganaba entre 120 y 150 pesos mensuales, un trabajador bancario podía ganar la fortuna de 200 pesos, algo menos ganaban aquellos en otros puestos de oficinas o en compañías de seguros. Si la persona tenía que pagar entre 50-70 pesos de alquiler por un apartamento sencillo compuesto por dos cuartos, sala, cocina, comedor y baño, en realidad gastaba hasta un 40% de sus ingresos. Muchas veces esas personas, con mucha lógica, se aprovechaban de la ley de desalojo, vivían 6 meses en el lugar y luego se declaraban incapaces de pago, por lo que tenían dos meses a su favor como mínimo antes de ser desalojados, período en el que buscaban otra vivienda y podían repetir la acción. Esto que aquí afirmo lo vi hacer a una familia muy cercana a nosotros como parientes. Así que 0 desalojo y reducción de los alquileres fueron noticias muy estimulantes entonces.   

En aquel momento se creó el Instituto Nacional de la Vivienda, el INAV, el cual fuera presidido por Pastorita Núñez. Esta institución inició un amplio proyecto de construcción de viviendas, incluido el famoso plan de la Habana del Este. Los fondos para estas construcciones provenían de las recaudaciones de la lotería nacional.

La ley de reforma urbana o la No. 890 fue promulgada el 14 de octubre de 1960. Su aprobación llevó dos días de trabajo por parte del Consejo de ministros. Al siguiente día se promulgó la Ley de Solares y Fincas de Recreo.

En la actualidad se afirma que la ley de reforma urbana concedió la propiedad de las viviendas a unas 200 mil familias cubanas, y que otras 320 mil, con problemas de no pago u otras complicaciones, fueron igualmente beneficiadas con la propiedad de esas viviendas para el año 1989.

No voy a discutir las cifras, las que están demasiado redondeadas para ser creíbles. No obstante, cuando uno no tiene otro dato, no le queda más remedio que aceptar el publicado ahora, o sea más de 55 años después de la promulgación de la ley.

Lo cierto es que el famoso plan de Pastorita se hizo añico. Recuerdo que en la TV hizo una comparecencia Ernesto Guevara, en la que criticaba los gastos para esas construcciones emprendidas por el INAV. La consideración era que se gastaba mucho. Después de aquello se terminó lo que se venía construyendo, pero la lotería desapareció el sábado 16 de marzo de 1968, por lo que no habría más fondos para poder iniciar otros planes. De hecho, en aquel momento en Cuba no se hablaba de otra cosa que no fuera la zafra de los 10 millones de toneladas de azúcar. Las construcciones de vivienda se habían detenido años antes.

Lo que no dicen aquellos que aún quieren ensalzar la ley de reforma urbana es que desde ese momento nadie podía vender su casa. La compraventa de viviendas se prohibió, excepto que el propietario se la vendiera al Estado. Llegado a este punto, la ley convertía al Estado en copropietario de todas las viviendas del país y con el derecho exclusivo de comprar. A eso sumemos que todo aquel que se marchara del país se le confiscaba su vivienda y muebles, los que pasaban a ser propiedad estatal.

En la década de los 70 se permitió la permuta de viviendas, aunque el Estado siempre estuvo muy vigilante de esos cambios, para lo cual estableció medidas elaboradas por instituciones estatales, como son el Instituto de Planificación Física (IPF), la Dirección Nacional de Vivienda y sus filiales a nivel provincial y municipal.

El Estado, al parecer, no tenía en la década de los 70 personal para emprender un programa de construcción de viviendas, cuyo déficit es algo muy delicado hasta nuestros días. La solución fue la creación de micro brigadas compuestas por trabajadores de centros de trabajo asociados, los que al final recibirían un apartamento de acuerdo con la composición de su núcleo familiar, pero sucedía que los 30 apartamentos disponibles no daban para cubrir las necesidades de todo el personal movilizado para este empeño, lo cual obligaba a que un trabajador estuviera en la construcción 3-4 años y más. Los trabajadores movilizados podían ser profesionales de la ciencia, de la educación, de la salud y de otros centros del país. Muchos de ellos jamás habían puesto un ladrillo, por lo que tuvieron que aprender, aunque algunos machacaban el asunto por su poca destreza.

Edificio de micro brigada

El programa de micro brigadas no fue sostenible y con el tiempo el entusiasmo decayó y los recursos comenzaron a escasear, sobre todo con la llegada del mal llamado período especial. Las micro brigadas resolvieron problemas, pero no todos los existentes en materia de vivienda en el país.   

A la par pasaban los años, lustros y décadas, y las edificaciones existentes no recibían mantenimiento, fenómeno que se puede constatar a lo largo de todo el país. Si a esos edificios, la mayoría construidos antes de 1959, algunos nacidos con el siglo XX, no se les pasa la mano debidamente, esos terminan arruinados y lo peor es su derrumbe.

El cineasta alemán Florian Borchmeyer presentó un filme documental en el festival del Nuevo Cine Alemán en Munich en 2006, titulado “Arte nuevo de hacer ruinas”, cinta que mostraba una Habana tétrica en fase de derrumbe. El propio director afirmó que “la Habana ha devenido famosa por el mórbido encanto de sus destruidas fachadas, pero las ruinas no son tan poéticas para la gente que las habita. El decaimiento de esta ciudad es una fuente continua de peligro y vergüenza para sus habitantes”.

Muy cierto, muchas personas han muerto con estos derrumbes y centenares de familias han quedado sin hogar. La situación vista en el 2006 persiste en el 2023. El Estado, dueño absoluto de las viviendas durante décadas, no le prestó la debida atención a este asunto. Probablemente, de tener a sus propietarios anteriores, estos habrían buscado los recursos para la restauración de las viviendas. Queda claro que el Estado no puede ser dueño de todo y sí lo es, está tomando una enorme responsabilidad, difícil de poderla enfrentar.

El 10 de noviembre de 2011 la Asamblea nacional aprobó una legislación, mediante la cual se permitía a los propietarios de viviendas, su venta, permuta, donación y obsequios de bienes raíces, incluso en los casos de divorcio, muerte, o si el propietario deja el país de forma permanente. Pasaron 51 años para que se dieran cuenta del error cometido con anterioridad. La medida perfecta no era, ya que en la misma podían participar sólo los ciudadanos cubanos residentes en el país o extranjeros con residencia permanente en Cuba.  

Viendo todo este problema en estos más de 60 años post 1959, uno puede concluir que la Reforma Urbana jugó su papel en los primeros momentos cuando se redujo el alquiler y se evitó el desalojo. No obstante, no era nada que incentivara la construcción de nuevas viviendas por el sector privado. Al Estado, en su afán de monopolio, eso no le interesaba y se consideraba autosuficiente para poder llevar a cabo sus propios planes de construcción, algo que la vida demostró que no fue así.  La falta de viviendas en Cuba creó una enorme promiscuidad, muchos problemas a nivel familiar y en el orden sanitario. Imagínense viviendas en las que viven o vivían hasta tres matrimonios, todos con hijos. Personalmente conocí un apartamento de un solo cuarto, una salita, baño, cocina-comedor, donde vivían 12 personas, dentro de ella un matrimonio con 3 hijos. Otro matrimonio de profesionales viviendo en garaje adaptado, donde todo era una sola pieza y el baño era un rinconcito del lugar, y así sucesivamente. Puedo dar más detalles de otras viviendas por el estilo, pero no es objetivo aquí sacar un inventario de miserias. 

El derrumbe de las casas en la Habana es permanente y no se ve ninguna medida del Estado para abordarla y comenzar a resolverla. Esa situación, entre otras, es la que promueve el actual éxodo de la población, la que rema a riesgo de perder su vida en el mar o camina por laberintos de montes en América Central para llegar a México y luego a los EE. UU. Mientras estos errores no se acepten y se corrijan, se seguirá por un camino sin luz en su trayecto.  

Ricardo Labrada

18 enero de 2023

La llegada de los barbudos a la Habana, y los discursos de Fidel Castro el 8 y 15 de enero de 1959

Más que la verdad, el demagogo dice lo que el público quiere oír.”
José Ramón Ayllón (1955, escritor español)

Después de la toma de Santiago de Cuba, así como de varios puntos importantes de la isla, como lo eran Columbia y la Cabaña, la tropa del M-26, la misma que tomó la capital oriental, comenzó un recorrido a lo largo de la isla hasta llegar a la Habana.

Realmente todo el mundo veía este inicio de año 1959 con muy buenos ojos. La esperanza de una vida mejor, sobre todo para los pobres, la esperanza de la tranquilidad para la clase media, el poder continuar con el ascenso económico que se registraba en la agricultura y otros sectores, con una distribución de la riqueza existente y la que se seguiría creando en lo sucesivo, eran lo que el pueblo deseaba. La tranquilidad implica cero odios y más solidaridad entre todos.

Es cierto que hubo esbirros y criminales de Batista a los que había que juzgar de inmediato, pero quitar vidas no era que resolviera todos los problemas. Las venganzas no siempre encajan. Mucho de eso hubo a partir de enero, sobre todo cuando Santiago y la provincia oriental cayó en manos del ejército rebelde. Inhumano es lo que hicieron esos entes policiacos a las ordenes de su jefe, asesinaron y torturaron a diestra y a siniestra. Había que castigarlos, pero la pena capital a pulso no era una solución.  

Pero bien, en otro momento podemos abordar esa página de la historia. Veamos que sucedió con la llegada de la columna bajo el mando del líder de la revolución. La primera parte de ese día lleno de discursos con promesas de todo tipo se inició con un acto multitudinario en el Palacio Presidencial, donde se encontraba ya Fidel Castro en unión del presidente Manuel Urrutia y otros dirigentes del M-26.

El pueblo quería oír y valorar al nuevo jefe. Muchos desconocían la facilidad de palabra y oratoria del nuevo líder, por lo que en cuanto dirigió sus primeras palabras al pueblo de la Habana, muchos exclamaron su admiración por su dicción y coherencia en su discurso. No fue mucho lo que allí habló, enseguida invitó al pueblo a seguirlo hasta Columbia, lugar que sería rebautizado con el nombre de Ciudad Libertad. Era algo simbólico, presentarse en ese lugar, por donde Batista apareció después de su golpe de estado el 10 de marzo de 1952. Era como para decirle al que huyó, ahora llegué yo.

El pueblo lo siguió con entusiasmo, allá lo esperaba el comandante Camilo Cienfuegos, el que había organizado todo incluida la tribuna para ese acto de toma simbólica de Columbia. Incluso tenía organizado el espectáculo de las palomas, las que cayeron en un momento determinado del discurso sobre los hombros de Castro y Camilo. Anecdótica fue la pregunta que le hizo, a mitad de discurso a Camilo, la que luego se usó mucho para saber si las cosas andan bien, “¿Voy bien Camilo?”.  

La prensa de entonces llamaba Doctor a Fidel Castro. Sin embargo, eso no era que le gustara mucho a una persona que se consideraba una especie de Alejandro Magno. El Comandante en Jefe era como quería ser llamado. Doctor no era nada, podía ser un galeno o un abogado de poca monta. Comandante vencedor e invencible no lo son todos. Así se veía él por mucha modestia que quisiera mostrar a los ojos del pueblo. Años después surgió el “Comandante ordene, para lo que sea y donde sea”, ¿quieren más evidencia de culto a la personalidad?   

En aquellos momentos de jubilo no faltaron los payasos, uno de ellos fue el actor Errol Flynn, quien aseguraba que había combatido junto con Fidel Castro en la Sierra Maestra. Hubo otros que se presentaban como combatiente de esto o aquello otro. Muchos de esos vinieron a dar lecciones de paz y bondad. Ahora se veían como líderes y orientadores de lo que se debía realizar. El partido auténtico, el de Grau y Carlos Prío, pedía elecciones. Los presidiarios del Príncipe en la Habana escaparon casi todos, presos políticos y comunes. Ya la huida del embajador Earl E.T. Smith, buen colaborador de Batista, era historia pasada, así como la supuesta escapada del vocero del régimen batistiano, el tristemente célebre Otto Meruelos. Carlos Prío, el presidente derrocado por el golpe de estado de Batista, regresaba a su país después de estar 7 años en el exilio.

Carlos Prío Socarrás

A la llegada a Columbia, el nuevo ministro de gobernación Luis Orlando Rodríguez, fue quien tomó la palabra a manera de introducción al líder máximo, de cuyo discurso he extraído algunos párrafos para que Uds. lean y analicen. Se trata de afirmaciones y promesas, las que debemos preguntarnos cuánto de lo dicho se cumplió o no se hizo o se hizo a la contraria de lo afirmado. Aquí les va.

“Todo el mundo sabe que va a haber unas elecciones y si no sirve, el pueblo se encargará de decir la última palabra libremente”

“Aquí se acabaron para siempre los golpes de Estado y los atentados contra la Constitución y el Derecho.”

Ahí está Carlos Prío Socarrás como ejemplo, que ha venido a Cuba en una actitud de ayudar a la Revolución incondicionalmente, como dice, y no aspirar absolutamente a nada-(APLAUSOS); no ha protestado del hecho, no ha protestado absolutamente nada, no ha mostrado la menor queja, ni la menor inconformidad por el gabinete, sabe que hay un gabinete de hombres honrados y de hombres jóvenes, que bien merece que se le otorgue un voto de confianza para trabajar.”

El pueblo siguió a Fidel y a los barbudos hasta Columbia

“¿Es acaso lo mismo el magistrado Urrutia gobernando la República que Batista gobernando la República?  (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”)  ¿Armas para qué?, ¿hay dictadura aquí?  (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”)  ¿Van a pelear contra un gobierno libre, que respeta los derechos del pueblo?  (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”), ¿ahora que no hay censura, y que la prensa es enteramente libre, más libre de lo que ha sido nunca, y tiene además la seguridad de que lo seguirá siendo para siempre, sin que vuelva a haber censura aquí?  (APLAUSOS), ¿hoy, que todo el pueblo puede reunirse libremente?, ¿hoy, que no hay torturas, ni presos políticos, ni asesinatos, ni terror?, ¿hoy que no hay más que alegría, que todos los líderes traidores han sido destituidos en los sindicatos, y que se va a convocar inmediatamente a elecciones en todos los sindicatos?  (APLAUSOS.)  Cuando todos los derechos del ciudadano han sido restablecidos, cuando se va a convocar a unas elecciones en el más breve plazo de tiempo posible, ¿armas, para qué?, ¿esconder armas, para qué?  ¿Para chantajear al Presidente de la República?, ¿para amenazar aquí con quebrantar la paz?, ¿para crear organizaciones de gánsteres?  ¿Es que vamos a volver al gansterismo?, ¿es que vamos a volver al tiroteo diario por las calles de la capital?  ¿Armas, para qué?”

No nos podemos convertir en dictadores los hombres que hemos visto tanto cariño en el pueblo, un cariño unánime, total y absoluto en el pueblo; aparte de nuestros principios, porque jamás incurriremos en la grosería de ostentar por la fuerza una posición, porque repugnamos eso….  El día que el pueblo nos ponga mala cara, nada más nos ponga mala cara, nos vamos.”

“El Presidente de la República me ha encomendado la más espinosa de todas las tareas, la tarea de reorganizar los institutos armados de la República y me ha asignado el cargo de Comandante en Jefe de todas las fuerzas de aire, mar y tierra de la nación (APLAUSOS    Y EXCLAMACIONES DE: “¡Te lo mereces!”).  No, no me lo merezco, porque eso es un sacrificio para mí, y en definitiva para mí eso no es ni motivo de orgullo, ni motivo de vanidad, y lo que es para mí es un sacrificio.  Pero yo quiero que el pueblo me diga si cree que debo asumir esa función (APLAUSOS PROLONGADOS Y EXCLAMACIONES DE: “¡Sí!”).”

Fidel Castro y las palomas

Así transcurrió aquel discurso y acto apoteósico del 8 de enero en la recién llamada Ciudad Escolar Libertad. Veamos ahora párrafos de su discurso una semana después en un almuerzo en el Club Rotario, al cual también asistieron el presidente Manuel Urrutia y el primer ministro René Miró Cardona. Castro, como verán al final, llegó tarde a la cita, pero eso no impidió que se le esperara y se le escuchara atentamente por todos los allí reunidos.

Nosotros empezamos por ratificar aquí que los principios de la Constitución de 1940, los preceptos fundamentales de la Constitución de 1940 son los que regirán el Gobierno Provisional y el gobierno futuro de la república, lo cual le dará ya una pauta a toda la ciudadanía.”

“No íbamos a designar un congreso de dedo, porque cuando vuelva a haber un congreso tiene que ser un congreso elegido por el pueblo, y, en consecuencia, la Revolución sí ha dicho que todos los preceptos fundamentales de la Constitución, todos los derechos civiles, políticos y humanos que garantiza la Constitución de la República, están garantizados por la Revolución, porque esa es la norma de la Revolución y porque la Revolución se puede hacer dentro de esos principios.”

Cuando se me preguntaba recientemente si, en mi opinión, debía haber una nueva Constitución, yo dije que eso entorpecería la Revolución, porque nadie sabría a qué atenerse.  Todo el mundo empezaría a temer qué tipo de Constitución sería esa, nadie se sentiría seguro, mientras que así todo el mundo ya sabe a qué atenerse, que va a regir la Constitución de 1940; porque el problema no era que no hubiera una buena Constitución, sino que no se cumplía la Constitución buena que tenía el pueblo de Cuba.”

“A mí no me van a llamar comunista por eso, porque yo no soy comunista.”

He querido subrayar en itálica cómo Castro matizaba las ejecuciones que vendrían, algunas de forma sumaria o en juicios con jueces improvisados.

En el caso de Batista, todo el mundo sabe que Batista les decía a los soldados que a él no había quien lo derrocara, que estaba fuerte, porque los norteamericanos lo apoyaban, y le mandaron la misión militar y le mandaban aviones, todo eso es una verdad.  Pero la cuestión es que esos intereses fueron indiferentes a los horrores que ha sufrido nuestra patria durante los primeros 11 años.  Después vinieron los ocho años efímeros de gobierno constitucional y después tuvimos otra vez siete años de tiranía, que son 18 años, ¡y cuenten los muertos que ha habido, cuenten los sufrimientos de nuestro pueblo, cuenten las lágrimas que han derramado las mujeres cubanas; cuenten los sufrimientos de todas las madres, hasta las que no han perdido un hijo, ¡porque la que no ha perdido al hijo vio perder al hijo de otra y pensó que algún día podría ser su hijo!  Que nadie ha vivido en paz aquí durante ese proceso, nadie ha vivido en paz ni ha vivido seguro un solo minuto desde el 10 de marzo de 1952.

La alegría que el pueblo demuestra y la simpatía que demuestra por nosotros, yo no la atribuyo a ningún mérito especial, la atribuyo al hecho de que era insoportable lo que estaba pasando aquí.”

“¡Ah!  ¿Qué nos dicen?  ¿Qué sometamos a los tribunales ordinarios a los criminales de guerra?  ¿Y qué tribunales ordinarios hay en Cuba?  ¡Si la dictadura no dejó tribunales de ninguna clase!  ¿O es que los vamos a llevar a los Tribunales de Urgencia, al Tribunal Supremo, al Tribunal de Cuentas y a todos aquellos tribunales que eran cómplices de la dictadura en general, salvando las excepciones honrosas?  (APLAUSOS.)  No hay tribunales ordinarios, no los hay, y no se crean tampoco en 5 días, ni en 20 días, ni en 40 días.  Si se quieren escoger jueces capacitados y escogerlos por oposición, como deben escogerse, pues nos estamos cinco meses, seis, hasta terminar y tener un poder judicial.  ¿Y vamos a esperar eso para juzgar a esos señores?  No, si este es un problema que todo el mundo pide que se resuelva cuanto antes, señores, que se castiguen cuanto antes (APLAUSOS).  Si es cruel, es cruel tenerlos aquí esperando; ya se sabe el castigo que les toca a los criminales de guerra.  Cuanto antes mejor, y se recupera la paz y se olvida todo eso, y se acabó, y sigue el pueblo adelante.  Lo que este es un lastre que tiene atrás, porque no los vamos a soltar, señores, no puede ser, no los podemos perdonar.  Y, además, para una cosa, para que nosotros aprendamos, para que aprenda todo el mundo lo que se hace con los criminales de guerra, porque esa es una lección para todo el mundo, un ejemplo, porque lo que queremos es que no vuelva a ocurrir jamás lo que ha ocurrido, y el mal hay que arrancarlo de raíz.

“El presidente Manuel Urrutia es el presidente de los cubanos un tiempo (APLAUSOS).  ¿Qué nos llevamos bien los revolucionarios con nuestro Presidente?  Sí, y tiene su explicación:  es un hombre recto, un hombre capaz, un hombre inteligente, y, además, porque nosotros somos antes que nada civilistas (APLAUSOS), somos hombres desinteresados, que ponemos nuestras armas incondicionalmente a las órdenes del poder civil de la república (APLAUSOS).  Por lo tanto, está garantizada la permanencia en el poder del Presidente Provisional de la República.  Esto no será como en 1933, que estaba uno tres días, otras 24 horas; aquí seguirá el magistrado Urrutia de presidente de la república hasta que haya un gobierno producto de la elección, de la voluntad del pueblo.”

“Nosotros no tenemos interés en posponer las elecciones, no; el interés de posponer las elecciones lo tienen los grupos que dan un golpe de Estado, no tienen pueblo y se ponen a hacer milagros para ver cómo ganan votos.  Pero para nosotros, que desde el momento que hemos triunfado tenemos el respaldo unánime del pueblo, si mañana fueran las elecciones, ya sería presidente el que se postule por cuatro años. ¿Qué interés podemos tener en prolongar la provisionalidad?  El tiempo mínimo necesario, ese es el criterio, para que se reorganice la república, que se hagan toda una serie de medidas que hay que hacer, que se restablezca la paz, y para que todo el mundo trabaje ahora. 

PERIODISTA.-  Doctor Castro:  una pregunta para la prensa.  Usted debería haber llegado aquí a la 1:00 de la tarde, y llegó a las cuatro y media.  Un retraso de tres horas y media significa que usted estaba resolviendo problemas trascendentales para la nación.  Si no es de carácter privado y se puede decir públicamente, ¿podríamos saber la causa de ese retraso?

CMDTE. FIDEL CASTRO.-  Bueno, se la puedo decir, porque a mí me pueden seguir los periodistas dondequiera que yo vaya (RISAS).  Fui precisamente al campamento militar donde, con motivo de todas las actividades de estos días, no había podido ir en más de 48 horas y donde había toda una serie de cuestiones fundamentales pendientes.  Estamos en un proceso de reorganización que requiere una atención constante. 

————

Como es costumbre en este blog, al tratar estos temas, se exponen los argumentos, todos los pueden leer y discutir. Han pasado 64 años de esos discursos y realmente los que apoyamos ese proceso, incluso en nuestra niñez-adolescencia, vemos que una cosa fue entonces y pocos meses después, en el mismo año 1959, fueron otros los alegatos.

En próximas entregas veremos en que consistieron las primeras reformas promulgadas por el gobierno revolucionario y los cambios de gabinete de ministros a inicios de febrero de 1959.

11 enero de 2023
Ricardo Labrada

El 1 de enero de 1959, recuerdos de aquella fecha

«Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo,
la insurrección es el más sagrado de los derechos
y el más indispensable de los deberes
Marqués de Lafayette (1757-1834, militar y político francés)

Ha pasado tiempo, mucho realmente, por lo que ahora quiero decir lo que vi en aquel día y lo que recogía la prensa cubana, aún no penetrada por el bichito rojo en sus entrañas.

La situación de Cuba en 1958 era triste, tanto que hasta la misma clase media y algunas familias opulentas en el país deseaban un cambio, deseaban ver a Fulgencio Batista dejar la presidencia de la república.

Las revueltas, bombas en zonas urbanas, destrucción de un polvorín en la Habana y otras acciones más se sucedían. Los estudiantes universitarios, alrededor de la FEU, estaban en el primer frente de combate. Una muestra de eso fue el sorpresivo ataque al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957. Meses después, el 5 de septiembre, marineros insurrectos y combatientes clandestinos del M-26-7 tomaron las calles de Cienfuegos.

Hubo una huelga general fallida el 9 de abril de 1958, la que coincidió con el ataque al Cuartel de Boniato en Santiago de Cuba por parte de un grupo liderado por René Ramos Latour, además del asalto a una armería de La Habana Vieja (justamente al lado de mi casa), la voladura de registros de electricidad, los paros y sabotajes en varias terminales del transporte, la quema de gasolineras y de vehículos, la interrupción del tránsito de entrada y salida de la capital, los sabotajes, acciones y paros en Guanabacoa, el Cotorro, Madruga, el asalto a la emisora de Matanzas dirigido por Enrique Hart, el descarrilamiento de trenes en Jovellanos, el ataque al cuartel de Quemado de Güines y la interrupción de la Carretera Central en Manacas, las acciones del Condado en Santa Clara, la paralización y el dominio absoluto de Sagua la Grande, el asalto y sabotaje a la planta eléctrica de Vicente en Ciego de Ávila. 

Los oficiales de la policía batistiana eran muy populares por sus asesinatos y torturas en vivo y en directo. Los más connotados fueron el teniente coronel Esteban Ventura Novo Rivero, el coronel Conrado Carratalá Ugalde, el general Pilar García, el coronel Alberto del Ríos Chaviano, jefe del cuartel Moncada, los Salas Cañízares y toda una jauría de oficiales subordinados al general Fulgencio Batista, incluido el mayor general Francisco Tabernilla Dolz, jefe del Estado Mayor del Ejército, todos muy odiados por la población.

La gente quería cambios y oían a altas horas de la noche, los que poseían radio en onda corta, a Radio Rebelde, muy activo en 1958.

En los últimos meses de 1958 se popularizaron los nombres de Camilo Cienfuegos y de Ernesto Guevara. Ni idea muchos tenían que ellos encabezaban una invasión hacia occidente. Las noticias de radio bemba iban llegando y se conocía que las tropas batistianas no eran que ofrecieran mucho combate. No valía la pena perder la vida por mantener un salario de 33 pesos mensuales como casquito de la dictadura.

Batista sabía que la llegada de los rebeldes era inminente. Ya Fomento había sido tomado por la tropa del Che Guevara e inutilizado el puente sobre el río Calabazar. El avance era indetenible y la toma de Santa Clara sería de días, pero al final caería. Por lo que Batista envió un tren blindado con una tropa élite de más de 350 militares para enfrentarse a las fuerzas rebeldes. El tren fue descarrilado y los militares fueron recibidos con metralla por parte de los que supuestamente ellos debían vencer. 

Fue esta fallida acción la que puso a Batista a recoger sus maletas. A las 3 de la mañana del 1 de enero de 1959, el dictador, junto a algunos de sus oficiales, levantó el vuelo hacia Santo Domingo. Su esposa sí pudo viajar a EE. UU., algo que a Batista se le negó de un inicio.

La noche del 31 de diciembre de 1958 transcurrió sin mucha bulla de parte del pueblo, no había nada realmente que celebrar. Hubo algunas fiestas grandes allí donde se reunía la High de la sociedad, pero inadvertidas por el pueblo.

En la mañana ya se rumoraba que Batista había salido echando un pie, pero era cuchicheo silencioso. La gente tenía miedo de que, aquello fuera una jugada para descubrir a todos sus opositores y luego ajusticiarlos o apresarlos. El cuchicheo siguió. Los más viejos se iban dando cuenta que en la medida que pasaba la mañana no había síntoma de que el dictador y sus fuerzas estuvieran en posición de atacar a nadie.

Batista, a su lado derecho Tabernilla, festeja el fin del año 1958 y, al parecer, de su propia dictadura.

Por fin la televisión nacional trajo a un desconocido, de nombre Carlos Lechuga, periodista, el que hizo amena la trasmisión. Recuerdo que finalmente dijo: “la gente dice que Batista se fue, veremos si es verdad.” Pasaron unos minutos, casi una media hora, para que Lechuga confirmara la escapada de Batista, detonante para que la gente saliera a las calles a festejar. Este periodista fue el ultimo embajador cubano en la OEA cuando Cuba fue excluida del sistema interamericano en 1962.

Otro aparecido poco después en la TV fue Max Lesnick, conocido como el Polaco (era realmente hijo de polaco), el que se presentó vestido de verde olivo. Este hombre era una persona rara. Fue miembro de la juventud ortodoxa y entabló estrecha amistad con Fidel Castro. Fue firme crítico y opositor al régimen batistiano. Poco tiempo después de iniciada la revolución, fue el inventor de la consigna “Cuba sí, yankis no”, y en 1961, tal y como hiciera José Pardo Llada, se marchó a los EE. UU. Inicialmente criticó el curso de la revolución, pero después se convirtió en defensor del proceso a través de su emisora, Radio Miami dentro de la Unión Radio. Ese día Lesnick, jefe de propaganda del II Frente del Escambray, habló de la criminalidad batistiana y de las bondades de la revolución que se iniciaba.

El 1 de enero no faltaron algunos chivatos encubiertos en ofrecerse enseguida a ayudar a las fuerzas rebeldes que se aproximaban a la Habana y aquellas que operaban en la clandestinidad. Por suerte, esos chivatos se conocían, algunos dieron información sin importancia a la dictadura con tal de ganarse algún favor de la policía. No obstante, recuerdo dos de esos que lograron hacerse de armas largas y ponerse el emblema del M26 en su brazo. Le comentaba en voz baja a mi madre: “mira como estos chivatos de Enriquito y Felito ahora son rebeldes, solo les falta la barba.”  

Otro hecho fue la destrucción de los parquímetros en la Habana. No quedó uno con vida, la gente los tumbaba y se llevaban todo el dinero allí depositado. La Habana Vieja tenía, sobre todo en las calles más comerciales, como eran Muralla, Teniente Rey, Obispo y otras, espejos de exterior o espejos de seguridad, los que igualmente desaparecieron y nunca más se vieron en la capital.

Mientras todo esto sucedía en la Habana, el periodista José Pardo Llada, instalado en la Sierra junto a Fidel Castro, contaba que eran las 5 de la mañana del 1 de enero y la tropa de la llamada columna 1 no sabía nada de lo que ocurría en la Habana, ni siquiera que Batista se había marchado. Se vinieron a enterar por algunos campesinos que poseían radio.

Confirmada la noticia, Fidel Castro estalló rabioso y comenzó a decir improperios del General Eulogio Cantillo Porras. Muchos no entendían la causa de ese enojo. Resulta que Cantillo había sido jefe del Cuerpo de Aviación del Ejército antes de ser designado por Batista como jefe del Estado Mayor Conjunto, a quien le tocó dirigir la llamada ofensiva de verano, concluida en agosto de 1958. El epílogo de todo ese enfrentamiento fue la firma de un armisticio secreto con la guerrilla del M-26 en el Central Oriente, Santiago de Cuba, mediante el cual Cantillo se comprometía a apresar a Batista tan pronto como el régimen fuera derribado. El general sabía que los días de Batista estaban contados, así que firmó algo que le convenía, pero una cosa es agosto de 1958 y otra es el 31 de diciembre de igual año. No es de dudar que Batista sabía algo al respecto y antes de su partida convocó una reunión de sus altos mandos y designaba a Cantillo jefe para organizar un gobierno provisional. La idea de Batista era abandonar el poder y meses después regresar a Cuba, pero siempre con un gobierno que le garantizara su seguro retorno. Esa jugada de salida y regreso ya la había hecho en el pasado con la llegada de Grau San Martín al poder y su “exilio” en Daytona Beach, Florida. A su regreso a Cuba se dio a la tarea de organizar el golpe de estado, el que derribó al gobierno de Carlos Prío Socarrás.

Cantillo hace declaraciones

Batista logró escapar a Santo Domingo, Cantillo era dueño y señor de Cuba al amanecer del 1 de enero, por lo que de inmediato tomó sus propias decisiones, una de ellas fue la de nombrar a Anselmo Alliegro y Milá como presidente provisional de la república, cargo que Alliegro no aceptó, por lo que obligó a Cantillo a buscar otra opción. El agraciado fue el magistrado Carlos Manuel Piedra y Piedra, juez de mayor edad de la Corte Suprema, como presidente provisional de la república, nombró al hasta entonces jefe de tránsito de la policía, Juan Tomas Ledón Iglesias, como jefe de la policía. Liberó al militar y educador Ramón M. Barquín López, el que había encabezado un fallido intento de insurrección contra Batista en 1956, conocida como «La Conspiración de los Puros», desarticulada en los primeros días de abril de 1956. Cantillo le pidió que se hiciera cargo de varias funciones dentro del ejército, incluida las conversaciones con los rebeldes.

El magistrado Piedra al frente y detrás se encuentra Cantillo

El 1 de enero Santiago de Cuba era tomada, acción en la cual el comandante Hubert Matos jugo un papel importante, ya que se le dio la orden de tomar el cuartel Moncada como fuera necesario. A Pedro Miret se le encomendó entrar en la ciudad con un tanque capturado en Maffo. No faltaron las declaraciones radiales de Castro instando a todo el pueblo trabajador ir a la huelga. Sus palabras indicaban que así se podría vencer la intentona de golpe de estado orquestada por Cantillo. Castro declaraba a Santiago de Cuba capital provisional de la república en esas palabras.  

El pueblo le respondió, que conste, hubo huelga. Hasta las bodegas cerraron y abrían por un rato para vender los productos más necesitados por la población. Recuerdo que los suministros de alimentos a esos establecimientos se cortaron y llegó a faltar la sal. Comer sin sal fue la primera vez en mi vida.

Los llamados Tigres de Mansferrer ofrecieron alguna resistencia desde la azotea de la Manzana de Gómez, pero el empuje de las fuerzas rebeldes bajo el mando de Camilo terminó con aquella rebelión.   

La gente estaba entusiasmada y daban la bienvenida a los rebeldes, los que no eran solo del M26, estaban los del Directorio y los del Segundo Frente del Escambray. Camilo Cienfuegos ocupó Columbia, lo que hoy conocemos como Ciudad Libertad, mientras el Che tomaba la Cabaña. Leía una noticia dada por un órgano de prensa extranjero que las tropas del Segundo Frente del Escambray al mando de Eloy Gutiérrez Menoyo habían entrado en la Habana en la madrugada del 1 de enero. Sí sucedió, algo que dudo, nadie entonces se enteró. Veo una coincidencia y es la inmediata aparición de Max Lesnick en la TV, el que fungía como propagandista de ese frente guerrillero.

Cantillo se dio por vencido, el tiro no le salió como quería, mientras que el magistrado Piedra fue presidente por un día. Tomó posesión el 2 de enero y el 3 tuvo que renunciar. Según he leído, Piedra murió en Cuba, jamás se fue. Él diría que no era culpable de haber sido “Reina por un día” (programa semanal de la TV auspiciado por Gaspar Pumarejo).

El nuevo presidente de la república fue Manuel Urrutia Lleó, el que tomó posesión del cargo el 5 de enero. El magistrado, como juez en la provincia de Oriente, había defendido en juicio a 22 personas acusadas de haber participado en la insurrección el 30 de noviembre de 1956 en Santiago de Cuba. La decisión de Urrutia en el juicio fue la siguiente: “..en vista a la usurpación y retención ilegal del poder por Batista y sus seguidores, los defendidos actuaron de acuerdo a sus derechos constitucionales.” Urrutia tiempo después tuvo que exiliarse en Venezuela. Regresó a Cuba el 2 de enero de 1959.

Una movida astuta de Fidel Castro, ya que Urrutia era un hombre cristiano, con sentido de democracia, por lo que la administración de EE. UU. no dudo en reconocer al nuevo gobierno.  

En un próximo articulo se hablará de la llegada de la columna al mando de Fidel Castro a la Habana el 8 de enero y sobre el discurso por él pronunciado, no sin antes dejarlo con unas palabras dichas en esos días por la máxima autoridad de la recién iniciada revolución.

No es posible que haya la menor convergencia entre los que acaban de emancipar a su pueblo y los que aplastaron las libertades de una docena de países europeos, ametrallaron al indefenso pueblo húngaro y constituye el máximo ejemplo de despotismo en el mundo. El comunismo no tendrá aquí justificaciones, ni complicidades del poder. La Revolución que avanza inconteniblemente es cubana y democrática en intención y entraña. Nada tiene que ver con los enemigos de la libertad.”

Urrutia en ejercicio de su cargo

6 enero de 2022

Ricardo Labrada

Un adiós al Rey Pelé

Pelé y solo Pelé, los demás pueden tener un mérito efímero,
algo fugaz, en una copa o torneo internacional, pero Pelé fue
consistencia y eficacia en el terreno durante más de doce años.
Escrito por el autor en abril 2016

Por Esteban Romero

Se nos va un hombre de origen muy humilde, el que tuvo que ganarse la vida como podía. Adoraba al fútbol, pero por su físico nadie le quería. Este mundo está lleno de prejuicios y el deporte no está ajeno a los mismos.

El muchachito nacido el 23 de octubre de 1940 en Tres Corazones, Minas Gerais, se las agenció para demostrar que era algo más que un futbolista, un artista de este deporte, un hombre capaz de burlar 2 y 3 defensas juntas. Fue entonces que le cayó su primer contrato con sólo 15 años y con un equipo de leyenda, el Santos de São Paulo, con el equipo pudo debutar un par de años después.

Llegó 1958, año de copa mundial, a efectuarse en Estocolmo. Pelé estaba en la preselección nacional con la escasa edad de 18 años. Luizinho no pudo hacer la selección por lesión y ahí entró Pelé, el hombre del jogo bonito.

Su calidad fue evidente cuando le marcó 3 golazos al equipo de Francia, pero en la final le hizo la gracia de dos más a los anfitriones, los que habían marcado primero y se daban ya por campeones. Al fin Brasil ganaba su primera copa, pero no la última.

En 1962 Brasil volvió a ganar, en la que Pelé aportó algo a los inicios antes de lesionarse, por no decir ser lesionado por los rivales. No obstante, había equipo atrás para que se volviera a bailar samba en la final.

Cuatro años después, Pelé estaba en forma, le vi jugar en amistoso contra la URSS semanas antes que comenzara la copa en Londres. En aquel partido, a la memoria, los soviéticos pusieron un 5-3-2, más defensa que ofensiva. Tres de los cinco defensas eran para Pelé, pero de nada les valió, el Rey coló el primero y el tercero, en ambos casos desmarcándose con tremenda facilidad, con dominio absoluto del balón. El otro gol, el segundo del partido, fue gracias a un pase perfecto a uno de sus compañeros. Marcador final 3-0.

Los equipos rivales sabían cómo venía el Rey, por lo que el juego sucio fue el que se impuso, a darle patadas no al balón, pero sí a las piernas de Pelé. Brasil poco pudo hacer en esa copa londinense, una victoria y dos derrotas, eliminado para jugar en la siguiente fase.

En México (1970), el equipo brasileño había aprendido la lección. Pelé era muy bueno, pero solo no podía hacer mucho. Se necesitaba de un juego parecido al de la copa en Chile (1962). Pelé marcó cuatro goles y tuvo buena compañía ofensiva de Jairzinho, Gerson y Carlos Alberto. Era la tercera copa para Brasil, la que se llevó definitivamente para casa.

¿Cuántos futbolistas han contribuido a ganar tres copas por la selección de su país? Pelé llegó y llevó tres veces a su equipo a la victoria, sin mucho alarde, sin hacer pronunciamientos de arrogancia ante la prensa. Siempre afable con todo el mundo.

Revisando estadísticas por Wikipedia, se puede ver que la FIFA reconoce 757 goles de Pelé en partidos oficiales. Sin embargo, otra cuenta da un total de 1284 al añadir los juegos amistosos. Con la Selección de Brasil jugó en 105 partidos oficiales y anotó 94 goles. Sumen a todo eso que, su equipo nacional logró 10 títulos con la presencia y juego de Pelé, además de lo alcanzado con el Santos en varios eventos regionales/intercontinentales: dos Copas Libertadores, 2 Copas Intercontinentales y una Supercopa de Campeones Intercontinentales.

¿Comparaciones? No son de mi gusto, respeto la calidad de muchos futbolistas, pero tampoco me hace gracia afirmaciones fanáticas. En partidos internacionales, Pelé, con la selección de su país, jugó 91 partidos y anotó 77 goles, mientras que el gran Diego Armando Maradona anotó 34 goles, menos de la mitad, en 90 partidos.

Otros grandes podrán golear más, no es de dudar, pero los triunfos aportados a su selección nacional y a su equipo local por parte de Pelé son sencillamente inalcanzables.

Para no ser repetitivo en cuanto a logros de este gran futbolista, invito a leer el artículo del que suscribe (abril 2016), cuya referencia aparece en las fuentes consultadas.

El rey, Edson Arantes do Nascimento, murió el 29 de diciembre de 2022 en Sao Paolo. Nuestras muy sinceras condolencias a su familia, seres queridos y amigos cercanos. Sepan que se fue el mejor, aunque su legado está presente, digno de recoger por las actuales y futuras generaciones de futbolistas en el mundo.  

Fuentes

Anon. 2022. ¿Cuántos goles marcó Pelé en toda su carrera? https://www.pagina12.com.ar/511944-cuantos-goles-marco-pele-en-toda-su-carrera

Romero E. 2016. Un tributo al rey del fútbol: Edson Arantes do Nascimento o Pelé. https://deportescineyotros.com/2016/04/10/un-tributo-al-rey-del-futbol-edson-arantes-do-nascimento-o-pele/

30 diciembre 2022

La serie especial de béisbol de 1970

Por Esteban Romero

Había terminado la IX Serie Nacional (1969-70), en la que el conjunto Henequeneros, dirigidos por Miguel Ángel Domínguez, se alzó con el triunfo, primer banderín de un equipo matancero en series nacionales, en los que registró 50 victorias y 16 derrotas, para así aventajar a los Mineros por 1,5 juego. El héroe indiscutible de esa victoria yumurina fue Wilfredo Sánchez, el que lideró los departamentos de hits (98), carreras anotadas (46), bases robadas (34) y bateo (,351), además del excelente pitcheo del entonces joven Alfredo García, el que lideró el departamento de juegos ganados (12).

La justa invernal beisbolera había terminado unas semanas antes del inicio de los XI Juegos Centroamericanos y del Caribe, los que tuvieron lugar en Panamá del 1 al 13 de marzo de 1970, lo que lógicamente implicaba una preparación y selección cubana de béisbol para participar en ese certamen.

Por primera vez la preparación fue casi pública, en la que participaron muchos peloteros de todas las provincias. De esta manera, la afición reunida a diario en el Latinoamericano disfrutaba de los partidos y se iba haciendo una idea de quienes debían ser los integrantes de la selección final.

Como producto de ese entrenamiento, Manuel Hurtado, al que nunca se le había llevado a evento oficial como integrante del equipo nacional, fue escogido bajo la presión de la afición, la que gritaba una y otra vez: “Que lo lleven, que lo lleven”. Algo parecido sucedió con el legendario Urbano González, el que no llegó a hacer la selección al Mundial de Santo Domingo (1969), pero que esta vez, por sus resultados tan evidentes en el entrenamiento, mereció gritos similares de parte de la afición. Por primera vez Wilfredo Sánchez y Armando Capiró integraron esa selección, la que regresó a la Habana con la victoria después de haber ganado 7 y perder un solo partido, en el que Gregorio Pérez como abridor y Braudilio Vinent como relevista no llegaron a cumplir con los resultados esperados en ese partido.

La llegada a la Habana de la delegación fue por todo lo alto, Cuba había obtenido primer lugar por naciones, con un total de 210 medallas, de ellas 98 de oro. Esa victoria era un buen estimulo en plena zafra, la que buscaba llegar a los 10 millones de toneladas de azúcar. El discurso triunfalista habitual no faltó como bienvenida a los atletas. De paso se anunció que se desarrollaría un campeonato extra de béisbol, el que se llamaría “Serie de los 10 millones” y comenzaría en abril con duración hasta mediados de julio. Serían seis equipos, uno representando a cada provincia, enfrentados en 90 juegos, con series particulares de 18 partidos.

Desde un inicio fueron dos los superfavoritos, Habana, por el trabucón que traería, y Oriente, equipo que sería un Mineros muy reforzado. En la lista de favoritos no faltaba Matanzas por contar con buena ofensiva y un pitcheo mejorado. Menos esperanzas le daban a las Villas, Camagüey y Pinar del Río. Veamos las nóminas de cada conjunto:

Pinar del Río

Director: Ismael Salgado.

Auxiliares: José R. Castillo, Félix Miranda, Marcos Páez.
Receptores: Arturo Díaz, Efraín Hernández, Isbel Chamizo, Julio Sosa.
Cuadro: Adalberto Suárez, Lázaro Cabrera, Felipe Álvarez, Roberto Zayas, José Schueg, Juan Díaz Fuentes, Santiago León.
Jardineros: Héctor Mena, Miguel López, Tomás Valido, Fidel Linares, Osvaldo Cruz, Bernardino Priel, Nilo Delgado, Reinaldo Oliva.
Lanzadores: Florentino González, Emilio Salgado, Raúl Álvarez, Domingo Pérez, Emilio Rodríguez, Raúl Martínez, Raúl Santos, Pedro Pérez, Arcadio Martínez, Osvaldo Priel, Servando García, René Zas, Ciprián Padrón.  

Habana

Director: Humberto Arrieta.

Auxiliares: Eugenio Wilson, Francisco Valdés y José A. Alpízar.
Receptores: Lázaro Martínez, Ernesto Cobas, Gerardo Egues.
Cuadro: Agustín Marquetti, Arturo Linares, Urbano González, Rodolfo Puentes, Antonio González, Félix Rosa, Ubaldo Álvarez, Leonardo Fariñas, Germán Águila, Leopoldo Márquez.
Jardineros: Eulogio Osorio, Raúl Reyes, Armando Capiró, Antonio Jiménez, Reinaldo Linares, Julián Mederos.
Lanzadores: Manuel Hurtado, Santiago Mederos, Walfrido Ruíz, Rigoberto Sánchez, Rigoberto Betancourt, Antonio “Boricua” Jiménez, Andrés Liaño, Oscar Martínez, Pedro Izquierdo, Pablo Pozo, Ihosvany Gallegos, Maximiliano Reyes.  

Matanzas

Director: Miguel Ángel Domínguez

Auxiliares: Daniel Menéndez, Félix Gómez, Luis Menéndez.
Receptores: Evelio Hernández, Guillermo Herrera, Arnoldo Rodríguez.
Cuadro: Tomás Soto, Félix Isasi, Antonio Sánchez, José Morgan, Lázaro Peñalver, Rafael Herrera, Lázaro Madan, Roberto Sotolongo.
Jardineros: Wilfredo Sánchez, Rigoberto Rosique, Rigoberto Estrada, Erwin Walter, Francisco Calvo, Reinaldo Isasi, Orestes Baró.
Lanzadores: Alfredo García, Luis Fernández, Jesús Torriente, Gaspar Pérez, Manuel Rojas, Alberto Vera, Ernesto William Alfonso, Jesús López, Reinel Rodríguez, Rolando Tamayo, Orlando Albelo, Luis Lima, Juan Martínez.

Las Villas

Director: Servio Borges

Auxiliares: Juan Gómez, Arnaldo Raxach, Juan Suárez, Reynaldo Díaz y Clodomiro Valdés.
Receptores: Lázaro Pérez, Edgar Domínguez, José Gómez y Miguel Díaz.
Cuadro: Jesús Oviedo, Emilio Madrazo, Osvaldo Oliva, Owen Blandino, José Pérez, Julio Soto, Rigoberto Rodríguez.
Jardineros: Silvio Montejo, Enrique Oduardo, Antonio Muñoz, Juan Díaz, Jorge Estrada, Luis Vara, José Zamora.
Lanzadores: Aquino Abreu, Rolando Macías, José Antonio Huelga, Gaspar Legón, Román Águila, Rodoberto Pan, Carlos Gálvez, Eleuterio Molina, Enrique Crespo, Ronel Sardiñas, Orestes Miranda, Pablo Ubein Sánchez, Aniceto Montes de Oca, Leonel García.

Camagüey

Director: Mario Salas

Auxiliares: Jorge Hernández, Fernando Fernández y Reynaldo A. Puig.
Receptores: Pedro Cruz, Santiago Hernández y José Ramos. 
Cuadro: Felipe Sarduy, Francisco Bolaños, Vicente Díaz, Omar Fraga, Rolando Valdés, Omar Cuesta, Eduardo Cuesta.
Jardineros: Miguel Cuevas, Félix Herrera, Sandalio Hernández, Ángel Galiano, Eusebio Cruz, José Prado, Asterio Záldivar, Antonio Eugellés.
Lanzadores: Lázaro Santana, Oscar Romero, Gregorio Pérez, Yoire Fombona, Juan Pérez Pérez, Elpidio Jiménez (OF), José Cruz, Juan de Dios Calderón, Manuel Llera, Guillermo Rancel, Santiago Campanería, Pedro González y Roberto Meireles.

Oriente

Director: Francisco Escaurido

Auxiliares: Rafael Suárez, Martín Ferrer y Antonio Sánchez.
Receptores: Ramón Hechavarría, Erol Correa, Miguel Martínez Cuellar, William Mendoza.
Cuadro: Juan Serrano, Andrés Telémaco, José García, Agustín Arias, Guillermo Hernández, Armando Calzadilla, Edilberto Albuerne, Rigoberto Rodríguez, Norge Sandó.
Jardineros: Fermín Laffita, Elpidio Mancebo, Luis Mesignak, José Dranguet, Miguel Telémaco, Jorge Francis, David Borrayo.
Lanzadores: Braudilio Vinent, Roberto Valdés, Orlando Figueredo, Jorge Franco, Mario Ferrer, Gonzalo Castillo, Rolando Castillo, Gonzalo López, Luis M. Verdecia, Gaspar Morales y Norge Santana.

Se escogieron 12 árbitros, los que impartirían justicia en los juegos de provincia, dos en cada juego y el resto serían designados por la provincia. Esos árbitros con categoría nacional fueron Iván Davis, Juan Izquierdo, Alejandro Montesinos, Antonio Ferrer, Francisco Belén, Pedro Prats, Valentín Pestano, Fernández Cotón, Alfredo Paz, Julio Ramón Véliz, Rodríguez y Vázquez. Ninguno de ellos recibió pago por su trabajo en esos juegos, según la prensa, decisión tomada por los ampayas voluntariamente.  

El primer juego tuvo lugar en el Latinoamericano el 1 de abril, en el que jugaron Matanzas y Habana, donde Changa Mederos demostró sus condiciones para dominar a la escuadra de los tres mosqueteros y “D´Artagnan” Tomás Soto. En esa inauguración se desplegó una coreografía que concluía con la palabra MITAD, lo que significaba que se habían sobrepasado los 5 millones de toneladas. No era ningún logro, por cierto, debido a que a partir de mayo la caña de azúcar tiende a rendir menos pol (contenido de sacarosa en jugo), mes en que las temperaturas suelen elevarse y comienzan las lluvias. Así que llegar a la mitad de la producción prevista en abril no era un buen presagio.

Los pronósticos beisboleros no se cumplieron desde la primera semana. El conjunto oriental jugó muy desalmidonado. Su ofensiva no funcionaba y sus lanzadores no lograban los resultados esperados. Roberto “Jabao” Valdés había venido de una rehabilitación, Así y todo, tuvo que lanzar no pocas veces, unas con éxito y otras no, ya que la ofensiva no es que funcionara. Fermín Laffita y José Dranguet fueron los bateadores más eficientes de este conjunto, mientras que, de Mancebo, Arias, Hechavarría y Telémaco no era mucho lo que aportaron ofensivamente.

El Habana cumplió su rol de favorito, pero no hubo despegue importante. Peloteros de experiencia y eficiencia ofensiva como Arturo Linares y Félix Rosas tuvieron que conformarse con ver a su equipo jugar desde la banca. Agustín Marquetti resucitó como el temible jonronero, además del aporte de Armando Capiró, a quien le vi dar un batazo por el left center del estadio del Cerro, el que parecía iba a las nubes. Capiró les hizo la gracia a los camagüeyanos en reñido juego hasta la séptima entrada. El batazo inclinó la balanza a favor de los habaneros. Santiago Mederos vino en forma para esta serie, su curva le rompía debidamente. En un juego sabatino contra Oriente, estuvo a dos outs del cero hits cero carreras, el que se malogró cuando Laffita le conectó incogible. Otro lanzador destacado del Habana fue el reglano Manuel Hurtado, el que recién también regresaba de participar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Panamá.

Dos equipos no incluidos en la lista de los favoritos resultaron ser la sorpresa. Camagüey inició haciendo las cosas distintas a los orientales, o sea bateando mucho, ofensiva encabezada por Felipe Sarduy, Vicente Díaz y batazos de largometraje por parte de Don Miguel Cuevas, el que ya tenía cuatro jonrones en las primeras 3 semanas de campeonato. Las víctimas de estos jonrones fueron José Antonio Huelga, el matancero Ernesto William Alfonso, el zurdo Maximiliano Reyes y el pinareño Emilio Salgado. Huelga llevaba 282,1 innings sin permitir jonrón hasta que Don Miguel le hizo la gracia. El pitcheo camagüeyano descansó en las faenas de Oscar Romero, Gregorio Pérez y Juan Pérez Pérez, el que no siempre resultó efectivo. La receptoría era defendida por Pedro Cruz, pero Santiago Hernández recibió una oportunidad que no desperdició al convertirse en un eficiente receptor en la captura de robadores de base. En el primer mes le salieron 11 al robo y enfrió a 8. En juego de Camagüey contra Matanzas, Santiago enfrió a Rigoberto Rosique en intento de robo en la primera entrada, a Félix Isasi en la séptima y a Wilfredo Sánchez en la octava. Chago estaba que cortaba.

Las Villas, sin formar mucha bulla, presentó un juego muy acoplado en las tres áreas: pitcheo, ofensiva y defensa. El jardín derecho de este equipo era defendido por Juan “Canillita” Díaz y el joven gigante Antonio Muñoz, ya que el veterano Jesús Oviedo era el inicialista regular del equipo.

Matanzas marchaba por debajo de lo previsto, aunque Wilfredo Sánchez tenía 12 robadas en el primer mes, aparte de continuar bateando con la eficiencia conocida. Como en esa época debía moverme de la Habana a provincia y trabajar fuera de casa por semanas, coincidió este movimiento a Matanzas en el mes de mayo. Recuerdo un juego entre Matanzas y Pinar del Río en el nada apropiado terreno de Bolondrón, en el cual lanzaba Emilio Salgado por los Vegueros, donde pude presenciar uno de los toques de bola más precisos que haya visto. Lo ejecutó Wilfredo, toque por tercera, parecía como si hubiera puesto la pelota con la mano. José Schueg nada pudo hacer para sacar en primera. Igualmente presencié otro juego, esta vez en el parque de Jovellanos, donde los yumurinos pusieron toda su carga de velocidad para vencer a los villareños.

El equipo de Pinar del Río hizo su esfuerzo, pero era entonces mucho pedir ante otros conjuntos más experimentados.

Concluido abril, se habían lanzado 18 lechadas y se habían escenficado 11 extrainnings, lo que denotaba la calidad de la serie. Camagüey increíblemente ocupaba la cima seguido de Las Villas y a continuación por Habana, Oriente, Matanzas y Pinar del Río.

A mitad de mayo, concretamente el 19 de mayo, hubo una enorme manifestación. Gran parte del pueblo habanero fue movilizado por sus centros de trabajo y sindicato. Se trataba de protestar por el apresamiento de varios pescadores cubanos por parte de los EE. UU. Hubo varios discursos, pero las palabras conclusivas las dio la máxima autoridad, la que no dejó de condenar a los EE. UU. por este hecho, pero a la vez aprovechó para anunciar que los 10 millones de toneladas de azúcar no se lograrían, después de lo cual no quedaba otra que cambiarle el nombre a la serie de béisbol, la que en lo sucesivo sería serie especial y no de los 10 millones. En ese momento Camagüey iba delante gracias a su ofensiva, habían disparado sus regulares 19 jonrones, pero el pitcheo no era que ofreciera gran cosa. Así que a fuerza de batazos los de la tierra de los tinajones iban delante.

Llegado al mes de junio, la tabla de posiciones para ese entonces era con las Villas en la cima, con un juego de ventaja sobre el Habana y 2,5 sobre Camagüey. A la altura de la primer semana de junio, los camagüeyanos cayeron a 6,5 juegos de las Villas, ocupante del primer lugar. El Habana estaba pegadito, a solo medio juego. La ofensiva camagüeyana comenzó a reducirse y su pitcheo no siempre pudo con los adversarios. Orientales parecía despertar, pero eran ilusiones de un juego ganado y luego a perder nuevamente.  

Changa ya tenía entonces 6 lechadas. En menos de dos meses, se habían lanzado 41 lechadas, lo que mostraba la calidad del pitcheo de este evento. Los lanzadores derechos se encargaron de lanzar 31 y el resto quedó a cargo de los zurdos.

Arrieta, mánager del Habana, en el afán de victoria, optó por usar tres abridores en cada juego, una copia de lo que hacía el mánager del Deportivo Matanzas, Tomás “Pipo” de la Noval, en la Liga Nacional Amateur cuando usaba a Sandalio Consuegra, a “Limonar” Martínez y a Ángel “Catayo” González. Se puede decir que la jugada le salió bien durante un buen tiempo. El Habana tenía un cuerpo de lanzadores impresionante, donde, además de Changa, sobresalió la figura de Antonio “Boricua” Jiménez como cerrador hermético. Así el Habana logró dos lechadas a tres manos antes que finalizara mayo. La primera estuvo a cargo del trío de Rigoberto “Bulto” Sánchez, Oscar Martínez y Manuel Hurtado, lanzada frente a los bateadores pinareños. La otra fue obra de Pedro Izquierdo, Manuel Hurtado y Changa Mederos frente al Matanzas. Hubo una tercera, esta vez villareña, Gaspar Legón, los zurdos Román Águila y Ronel Sardiñas le hacían la gracia al conjunto camagüeyano. Hasta 10 de julio se habían escenificado 40 juegos de extrainning.

Humberto Arrieta

Con la caída de los camagüeyanos, la disputa se concentró entre Habana y las Villas. El dúo Huelga-Macías había vuelto por las suyas, ambos con tremenda eficiencia, a los que se unió el brazo del veterano Aquino Abreu. Por su parte, Antonio Muñoz proporcionó bateo de extrabases, no entonces de jonrones, pero sí de dobles y triples, necesarios para impulsar carreras. Una semana antes de cerrar el telón el Habana marchaba arriba, pero resbaló algo y las Villas lo desplazó, al extremo de llegar con un juego de ventaja sobre el Habana en el juego 89, partido de vida o muerte para el Habana ya que, de ganar, tendría que haber juego o serie de desempate.

El dominio del pitcheo villareño superó al no menos estelar del Habana. El marcador final fue de 2-1 para las Villas, juego donde Antonio Muñoz se lesionó y abandonó el juego llorando. No obstante, sus compañeros supieron anotar a la hora buena y llevarse el banderín. La posición de los equipos aparece abajo.

Después de la tabla de posiciones y antes de dar los nombres de los líderes ofensivos y de pitcheo, quisiera escribir algunos hechos de esta serie, todos ellos reportados por el difunto Edel Casas, una verdadera enciclopedia del béisbol cubano y de otros lares, incluido el de la MLB.

Hubo juego donde el Habana propinó paliza a Camagüey, el marcador final 17-6. En la misma primera entrada los capitalinos cayeron sobre los envíos de Oscar Romero por triple de Rodolfo Puente, y hits consecutivos de Eulogio Osorio y Urbano González. Romero fue relevado inmediatamente por Yoire Fombona, al que le siguieron Santiago Campanería, Manuel Llera, Pedro González, Juan D. Calderón, José Cruz y Roberto Meireles. En ese partido Agustín Marquetti compareció al bate cuatro veces iniciando inning, en una de esas conectó jonrón. Los habaneros conectaron 21 imparables en este desafío. En el siguiente juego Juan Pérez Pérez recibió igual dosis de 3 imparables consecutivos de parte del Jabaito, Osorio y Urbano. Mes y medio después en junio, Oscarito se desquitó al lanzarle lechada al equipo Habana, primera que recibía este equipo en esa temporada.  

Sucedido en juego entre Matanzas y Camagüey, los yumurinos al frente 3-2, José Prado de Camagüey en segunda base, ¡la dirección de los matanceros ordenó base intencional a Felipe Sarduy para lanzarle a Don Miguel Cuevas! De película, para suerte del Matanzas Cuevas se embasó por interferencia del receptor Evelio Hernández. Las bases se llenaron, pero Sandalio Hernández no produjo y entregó el tercer out. Eso es tener suerte y nada más.

Los pinareños robaron 6 bases en una entrada frente a la defensiva matancera. Hubo un primer doble robo, Lázaro Cabrera a home y Tomás Valido a segunda, José Schueg recibió base, nuevamente doble robo, Valido a tercera y Schueg a segunda. Con Efraín Hernández al bate, nuevo doble robo, esta vez Valido se robó el home y Schueg llegó a tercera. Así que los 6 robos incluyen dos de home algo inédito en cualquier pelota.

Oscar Romero resultó ser todo un verdugo para los bateadores orientales, a los que les ganó 6 juegos a Oriente. La serie particular, lógicamente, favoreció a los camagüeyanos sobre los orientales. El primer equipo fue sorpresa, el otro una gran decepción.  

Wilfredo Sánchez

En el orden ofensivo, Wilfredo Sánchez estuvo como de costumbre, desbordado. Líder en hits, carreras anotadas y bateo (ver tablas abajo), pero no pudo aventajar en bases robadas al maestro de esa jugada, Antonio “Ñico” Jiménez. Miguel Cuevas, como siempre, máximo empujador y Marquetti líder en los cuatriesquinazos (12). Muñoz lideró en triples, si a alguien le preguntan ahora, jamás podría imaginarse que un hombre tan corpulento como el Gigante del Escambray, lograra ese registro, donde hay que correr. Vicente Díaz no dejó de rendir. Se puede decir que él fue uno de los hombres claves en la ofensiva camagüeyana.
Felipe Álvarez de Pinar de Río jugó las 796 entradas de su equipo (88 juegos), otro hecho destacado y ejemplo de laboriosidad.

El área de pitcheo mostró lanzadores muy trabajadores, como fue el caso de Ernesto William Alfonso. Alfredo García, Juan Pérez Pérez, Gregorio Pérez, Oscar Romero, Florentino González y Roberto Valdés, pero en lo que a eficiencia se refiere, hay que quitarse el sombrero con Changa Mederos, autor de 7 lechadas, Antonio “Boricua” Jiménez con sus 36 juegos salvados, Rolando Macías con un PCL increíblemente bajo y José Antonio Huelga en el % de juegos ganados/perdidos.  

Fue una serie con calidad concentrada, en la que hubo resultados excepcionales en la pelota aficionada cubana. No es errado afirmar que estaban por encima del nivel amateur. Me pregunto por qué no se continuo con un formato como este y no el adoptado en la VII Serie (1967-68) con 12 equipos. Esa mentalidad de gigantismo es la única explicación. Al final, las series selectivas vinieron un quinquenio después, torneos que mejoraron la pelota cubana ostensiblemente.

Fuentes

Prensa cubana entre marzo y agosto de 1970, sobre todo los artículos aparecidos en Bohemia escritos por Rubén Rodríguez y Edel Casas.

23 diciembre 2022

“El viaje de Nisha (2017)”, ¿Dónde están los derechos de esas mujeres?

El filme por reseñar se titula “La Mauvaise
Réputation” (la mala reputación) en Francia.

Ya vimos anteriormente “Adam (2019)” filme con una trama demostrativa de los prejuicios existentes y cómo la mujer trata de escapar de esas injusticias. Ahora para continuar, veamos algo de otra peli con argumentos similares, pero en otro contexto.

Emigrar es algo muy común en nuestras sociedades. Unos lo hacen por razones económicas, otros por ser perseguidos políticamente, en fin, se trata de un derecho consagrado en la Carta de los Derechos Humanos.

Cuando se emigra uno debe saber que lo primero es respetar las costumbres y normas de la nueva sociedad, donde irá a residir. Uno tiene el derecho de mantener su cultura a nivel doméstico, profesar su religión, pero no entrar a cuestionar si lo que existe en ese país es justo o no. Nadie puede llegar a exigir que en determinadas escuelas se quiten los crucifijos existentes en las aulas. Emigró, pues adáptese al nuevo ambiente, caso contrario, deberá regresar al país de donde vino u otro con hábitos similares.

Al emigrar con su familia se corre siempre el riesgo que sus hijos quieran integrarse plenamente en esa sociedad, incluso olvidando su religión o creencias. Los niños crecen hablando el idioma del país y asimilando todo lo que les rodea. Harto difícil modificarlos durante la crianza y más aún llegada la adolescencia.

Este filme muestra la intolerancia de una familia paquistaní, residente de años en Noruega, a la actitud de su joven hija, la que, con mucha lógica, asiste a discotecas, bebe algo, baila y tiene rollo con algún que otro joven. Aquí a nuestros ojos no hay pecado, pero no es así para los padres de esa hija, los que para “resolver” el problema aplican la tremendísima, secuestrar a esa hija y llevarla a la fuerza de vuelta a Paquistán para convivir con una tía y su familia.

De hecho, el filme muestra un acto de violencia, una falta de respeto a las normas establecidas en Noruega e infringen la ley. La chica, al verse en el medio que crecieron sus padres, se da perfecta cuenta de que eso nada tiene que ver con ella. Adaptarse es muy difícil en ese caso, pues su medio natural no es ese, sino aquel en el que creció y se desarrolló.

¿Tuvo alguna solución el problema? No hay mal que dure tanto, al menos a nivel familiar, por lo que la chica hizo cuanto estuvo a su alcance para lograr eso que se llama libertad. ¿Cómo lo logró? Se los dejo para que así puedan ver la película, producción noruega-germano-sueca-franco-danesa, de la directora y guionista Iram Haq, noruega de nacimiento y familia de origen paquistaní. En realidad, la trama fue algo que ella sufrió en su vida al ser secuestrada y llevada al Paquistán.  

La actuación de Maria Mozhdah en el papel de Nisha fue realmente buena al poder expresar su obstinación hasta con su mirada. No menos notable fue la interpretación del papel de padre de Nisha por el actor hindú Adil Hussain.

Esta película, no muy conocida en occidente, ha obtenido premios en varios certámenes nacionales e internacionales de cine en los países nórdicos, Israel, India y Canadá. Les invito nuevamente a ver algo distinto, pero muy real, algo a lo que no debemos estar de espalda si es que deseamos la verdadera emancipación de la mujer en cualquier rincón del planeta.   

Esteban Hernández 20 diciembre de 2022     

“Adam (2019)”, violación de las normas y sus consecuencias

El progreso hacia la igualdad de género es
fundamental para el desarrollo sostenible.”
Fondo de las Naciones Unidas para la Población

Cada sociedad tiene sus formas y reglamentos. En muchos países estos responden al dogma impuesto por la religión predominante. Esos preceptos, de no modificarse con el tiempo, provocan problemas a nivel familiar e incluso de comunidad o barrio.

Las mujeres deben obedecer al pie de la letra lo que se les impone. Ahí no hay libertad alguna, todo está sentado acorde a cómo lo dice la religión, la que dicta las normas de carácter moral.

Pero siempre hay alguien que se puede saltar el reglamento y caer en una situación penosa. Una mujer no casada no debe tener sexo y sí lo tiene deberá asumir los castigos caso de ser descubierta. Esto puede ser muy evidente cuando la osada mujer termina encinta y su barriga no hay forma de esconder.

Acudir a los padres es peligroso, el castigo podrá ser extremadamente severo, a lo que hay que sumar el desprecio de la sociedad circundante. Hay que escapar y dejar atrás a todo lo que uno quiere, a no ser que el hombre que la disfrutó se haga cargo debidamente del asunto, pero no es así. Lo ridículo de todo eso es que los preceptos morales castigan a la mujer, pero no intentan buscar al hombre que gozó del sexo con la fémina e igualmente castigarlo.   

Toda esa trama es la que se desarrolla en el filme, coproducción marroquí-franco-belga-catarí, con dirección y guion de la marroquí Maryam Touzani, y filmación completa en una barriada bastante pobre de la ciudad de Casablanca.  

El título responde al nombre que le da a su criatura su madre Samyah, papel interpretado por Nisrin Erradi. Al inicio un bebé odiado, pero que a pocos días de nacido gana el afecto de su madre. Las circunstancias de cómo Samyah se abrió paso para parir y sobrevivir a las normas punitivas vale la pena ver en el presente filme.

Lubna Azabal interpreta muy bien el papel de la comprensiva Ablah, la que recuerda junto a Samyah parte de su desdichada vida y lucha para hacer que su hija pudiera educarse en escuela.

La directora del filme, Maryam Touzami obtuvo premios en Cannes y Chicago, así como Lubna Azabal y Nisrin Erradi en otros certámenes por sus excelentes actuaciones. Así que un filme en un mundo no muy conocido en occidente y que hace entender la magnitud de los problemas que enfrentan las mujeres en esa sociedad.

Esteban Hernández
30 noviembre de 2022

Bronca entre dos directores de equipo en la pelota profesional cubana

Con competidores apasionados y despiadados que
luchan constantemente por esa pulgada adicional, solo se
pueden esperar combates cuerpo a cuerpo llenos de adrenalina.”
Zack Pumerantz (cronista deportivo Bleacher report)

Por Esteban Romero

En béisbol es muy usual ver broncas entre peloteros de ambos equipos. A veces se crean rivalidades absurdas, una de las más recientes ha sido la que tuvieron al lanzador Madison Bumgarner y el cubano Yasiel Puig. Cuando los Gigantes de Bumgarner jugaban contra los Dodgers de Puig, es seguro que muchos asistían para ver alguna bronquita entre ambos, peloteros peleones por naturaleza.

Cucchiara (2013) reportó las 10 broncas más sonadas en la historia de la MLB, pero creo que hay muchas más, las que el periodista no vio, sobre todo aquellas protagonizadas por el camarero Billy Martin e incluso el lanzador cubano Raúl “Salivita” Sánchez.

También se han sobrado broncas entre peloteros y árbitros. Ya he mencionado algunas, donde Raúl “Chino” Atán doblegaba a algún que otro pelotero o director que se haya querido enredar con él. De siempre se ha hablado de la trompada que le dio Roberto Ortiz al árbitro Bernardino Rodríguez. En la actualidad el torpedero de los Medias Blancas Tim Anderson no sale de una bronca en otra con árbitros. Las suspensiones no se han hecho esperar. En la MLB se prohíbe que el pelotero toque con agresividad a un árbitro, pues a Anderson eso no parece interesarle. La última vez se le encimó al ampaya de mala manera, hecho desagradable e irresponsable. ¿Qué ganó con eso? Una suspensión que afectó a su equipo directamente.   

No obstante, no encontré nada de bronca de dos directores de equipos como protagonistas, excepto una que recuerdo en mi niñez. Sucedió en la temporada de 1955-56, fue una tarde dominical. Como había dicho en otros artículos, los juegos de la liga profesional los domingos eran casi siempre Cienfuegos vs Marianao a primera hora y los eternos rivales, Habana vs Almendares en el segundo turno. Ese orden variaba cuando uno de los equipos iba en primer lugar, o sea si los elefantes iban delante, podía haber juego de ellos contra el Almendares a segunda hora, mientras Habana y Marianao jugaban en el partido inicial. Nunca vi al Almendares, así estuviera en el sótano más frío del mundo, jugando en un partido dominical de apertura. El resto si podían alternar.

Lo que les relato ocurrió en juego inicial dominical entre Cienfuegos y Marianao. En aquella temporada el dúo Camilo Pascual y el novato Pedro Ramos estaban encendidos, conduciendo a la nave verde por el camino de la victoria ante la resistencia de los leones del Habana, encabezados por el pitcheo del zurdo Wilmer “Vinagre” Mizell y el bateo de Edmundo Amorós; y también de los Tigres de Marianao, los que poseían a un Miñoso en forma y apogeo, además de otros muy útiles como el novato Tony Taylor, los jardineros Asdrúbal Baró, Juan Delís, y el inicialista Julio Bécquer.

En esa temporada debutaban tres directores a tiempo completo, eran ellos Conrado Marrero con el Almendares, Oscar Rodríguez con el Cienfuegos y Napoleón Reyes con el Marianao. El Habana era dirigido por el muy experimentado Adolfo Luque, cosas de la vida, en su última temporada en esas funciones.

Aclaro lo de tiempo completo. Napoleón había dirigido al Marianao por un tiempo a este equipo en sustitución de Fermín Guerra en la temporada anterior (1954-55). También venía con experiencia de dirección del Pastora de la Liga Invernal Venezuela en la temporada de 1953-54, mientras que al Cienfuegos lo dirigió el siempre auxiliar del equipo Oscar Rodríguez, quien ya había estado dirigiendo a este conjunto en la temporada de 1952-53 en sustitución de Billy Herman. Para el Premier fue su primera experiencia, lamentablemente desastrosa.

A partir de las dos primeras semanas de enero 1956 el Cienfuegos comenzó a dar tropiezos, las cosas no salían como antes, la ofensiva de Ultus Álvarez, Archie Wilson, Bob Boyd entre otros, había mermado algo. Cuando un equipo entra en slump, el animo decae y solo la ruta de la victoria puede ayudarle a recuperar el entusiasmo algo perdido. Eladio Secades afirmaba que la moral del equipo no había caído, solo un poco de pánico al ver que aventajaban al Habana por sólo 3,5 juegos cuando semanas antes la diferencia fue de 9 juegos.

El domingo 15 de enero de 1956 jugaron Marianao y Cienfuegos. Oscarito Rodríguez no era amigo de poner a Camilo Pascual a lanzar en jornadas diurnas, tendría sus razones.  Lo habitual era poner a Sandalio Consuegra o uno de los lanzadores norteamericanos, sea Gene Bearden o el italo Marino Pieretti. A la memoria, el abridor del Marianao fue el derecho Bob Harrison, el que se había ganado el apodo de domador de elefantes. El juego fue peleado, Cienfuegos no quería perder, pero Marianao no era fácil de vencer. El partido estuvo empatado hasta llegado el último tercio del juego. El antesalista Milton Smith llegó a tercera con la carrera de la ventaja e intentó anotar con un fly nada largo a los jardines. Era un out de calle, pero el moreno se lanzó como si fuera el Chiclayano alzando sus spikes sobre el pecho del receptor Mario Díaz, el que lo esperó como si no fuera a suceder nada. El otrora cátcher del Casino Español recibió una seria lesión, salió de juego en camilla y más nunca fue el pelotero de antes. Out la jugada y hubo una ligera bronca por la actitud agresiva de Smith.

Mario Díaz no suelta la pelota y Milton Smith es out en home

A eso hay que añadir que Humberto Fernández, el torpedero del Cienfuegos había protestado una decisión del árbitro de primera Bernardino Rodríguez, lo que le valió una expulsión. La decisión de ese reñido partido llegó cuando Orestes Miñoso conectó y envió la bola por encima de las cercas, con eso terminaban las hostilidades, bueno, las del juego, pero no la que faltaba. Napoleón había sacado a su mejor abridor, a Miguel Fornieles, en funciones de relevista, lo que la nave de los elefantes debe haber entendido como ensañamiento.

Napoleón estaba en la caja de coach de tercera. Antes no existía siempre esa comodidad de los directores de estar en la cueva. La mayoría rendían faenas en la caja de tercera. Bien, por ahí pasaba Oscar Rodríguez. Vaya Ud. a saber que le dijo a Napoleón, el que reaccionó de inmediato dándole un fuerte empujón a Oscarito, el que cayó de espalda sobre el césped. De inmediato vino el show, Oscarito a levantarse para ripostar y Napoleón, como de costumbre, a ponerle más emoción a la bronca. Ni uno, ni otro se pudieron acercar, sus peloteros evitaron males mayores sujetándoles fuertemente.

Oscar Rodríguez después del empujón

Napoleón fue suspendido, no recuerdo si fue por uno o más juegos. Ninguno de esos directores se vio más en juego discutiendo las reglas del partido a iniciar. Sin embargo, pasada la tormenta, ambos asistieron a un programa radial en el que declaraban haber hecho las paces y que lo ocurrido era parte de la historia. Claro que lo es, pero alguien tenía que contarlo 66 años después.

Napoleón Reyes después del empujón, dispuesto a «comerse hasta un elefante».

Ah, antes que se me olvide, Cienfuegos ganó finalmente el campeonato, su tercero entonces, para ir a la Serie del Caribe en Panamá, vencer e iniciar la seguidilla de victorias cubanas en estos torneos hasta 1960.

Fuente

Cucchiara D.A. 2013. The 10 Most Vicious Brawls in Major League Baseball History. Bleacher Report, 19 mayo. https://bleacherreport.com/articles/1644916-the-10-most-vicious-brawls-in-major-league-baseball-history.

Secades Eladio. 1956. Tres verdades- el berrinche de Oscar Rodríguez. Bohemia, 22 enero, pp. 67 y 77.

14 diciembre de 2022

La novela “Martín Eden” de Jack London llevada al cine

Todo hombre debe decidir si caminará a la luz del altruismo
creativo o en la oscuridad del egoísmo destructivo.”
Martín Luther King Jr.

Por Esteban Hernández

De la obra literaria de Jack London se ha hablado con anterioridad en este blog (Labrada 2016), donde se reconoce que la obra maestra de este autor, una especie de autobiografía con final anticipado fue Martín Eden, publicada en 1909 por Pacific Monthly.

Es la vida de un hombre pobre, criado en un mundo de gente de pocos recursos, los que solo saben buscarse el sustento de cada día como mejor se pueda, incluso robando llegado el caso. Martín pudo hacerse marino mercante en la costa del Pacífico de los EE. UU. y así sobrellevar su supervivencia, hasta que un buen día por un accidente de esta vida conoce una joven de clase alta, opulenta, la que incentiva a Martín a estudiar para escribir poemas y luego prosas. Ella percibía que el joven podía llegar a algo.

Cuando uno escribe, suele relatar parte de sus vivencias, por lo que en un momento de su carrera autodidacta se da cuenta que su amada no comparte sus ideas y mucho menos sus padres y familia. Escaló alto con sus escritos, los que comenzaron a ser aceptados pasado un tiempo, pero después se tropezó con muchas contradicciones para él inesperadas.

La obra ha sido siempre bien recibida por los que la han leído. Impactante es lo único que se puede decir de la misma, ya que en el orden político se abordan cuestiones polémicas actuales sobre el socialismo como sistema dentro de la democracia.

El cine no podía quedar de espalda a este best seller y había que llevarlo a la gran pantalla. La primera película con trama de esta novela fue la silente y homónima de 1914, dirigida por Hobart Bosworth con guion compartido con London, donde Lawrence Peyton interpreta a Martín y Viola Barry a Ruth Morse. La peli dura escasamente 50 minutos. La peli debe haber tenido la colaboración directa de London, quien murió en 1916.

Pasaron pocos años para que el director Sidney Salkow realizó una especie de peli de aventura con protagonismo de Glenn Ford como Martin Eden y Claire Trevor como Connie Dawson, nombre inventado, ya que la enamorada o prometida de Martín Eden se llamaba Ruth. El filme de 1942 se tituló en inglés “The Adventures of Martin Eden” y en español “El barco de la muerte”. La calificación dada a esta peli en IMDB.com es de sólo 5,8 puntos de 10.

Un serial televisivo, con duración de casi 6 horas, de producción italo-germánico, se estrenó en 1979, en el que el estadounidense Christopher Conolly interpretara el papel de Martín, mientras que Ruth fue encarnado por la genovese Delia Boccardo. La puntuación en IMDB.com ha sido de 6.8 de 10, algo ya mejor valorado.

Realmente, el que suscribe no ha visto ninguna de estas versiones, pero sí la última, de producción italiana, del 2019, dirigida por Pietro Marcello, donde la trama fue adaptada al mundo napolitano en Italia, hábitat de pobreza, incluso en partes de Nápoles en la actualidad. Martín Eden fue interpretado por Luca Marinelli y Elena Orsini (la Ruth italiana) por la francesa Jessica Cressy.

Esta versión es bastante parecida a la obra original de London, donde Marinelli, a mi entender, brilla en la primera mitad de la cinta. Cressy se comporta modesta en su actuación. El Martín del tercio final del filme es demasiado desilusionado, no muestra nada de su furor inicial como marinero y luego escritor. Es cierto que él se sintió defraudado en su vida, pero no al extremo de querer esquivar a la gente en general.

Lo positivo es cuando le muestra a su amada un mundo que ella no conocía, el de la miseria, el de la gente harapienta, carente de educación, las calles sucias, un ambiente tétrico, el que Ruth no fue capaz de asimilar, como si esa gente fuera la peste, como si hubieran nacido para eso por destino. Dos mundos, en uno sobra todo, en el otro nada, pero para Ruth eso es lo que le toca a cada uno y ella no tiene nada que ver con esa otra desgracia.

Más impactante es la baja moral y el oportunismo de esa aristocracia. Ruth deseaba volver con su amado Martín, el ya famoso escritor, del que todo el mundo hablaba. Martín supo burlarse de sus intenciones.

Discutible, ya dije polémico, es el tema sobre el socialismo que tuvo Martín con los trabajadores y sindicatos que se pronunciaban a favor de un nuevo orden. Era el momento en que se avecinaba la primera guerra mundial, la pobreza se elevaba, las carencias económicas empujaban a las grandes potencias a la confrontación bélica.  El diálogo presentado era real y los argumentos de ambas partes dignas de ser oídos, cada cual tenía su razón, Martín tenía desconfianza, basaba mucho sus razonamientos en la teoría evolutiva de Herbert Spencer, donde proponía que la sociedad resulta ser un producto a partir de cambio de formas inferiores a superiores. Todo lo llevaba al plano biológico, como si el hombre careciera de sentido y se comportara como cualquier otro animal.

Así que, si desea ver filme con sustancia, “Martin Eden (2019)”, es una buena sugerencia. Aún no he votado en IMDB.com, creo que un 8 es bien merecido.  

Fuentes

IMDB.com. https://www.imdb.com/title/tt4516162/reference/

IMDB.com https://www.imdb.com/find?q=martin+eden&ref_=nv_sr_sm

Labrada R. 2016. La mejor lectura para jóvenes y adolescentes, las obras de Jack London. Deportescineyotros.com, https://deportescineyotros.com/2016/02/28/la-mejor-lectura-para-jovenes-y-adolescentes-las-obras-de-jack-london/

20 noviembre de 2022

Juegos selectos de la post temporada de 2022 y la belleza del béisbol

«El béisbol es un juego diseñado para ser saboreado.”
Bill Veeck (promotor del béisbol)

Por Esteban Romero

Si hay deporte interesante, no lo dude, ese es el béisbol. Cuando la eminencia de Albert Einstein conoció de este deporte y sus complicadas reglas, enseguida manifestó. “Dios no juega a los dados con el mundo… pero sí juega béisbol”.

El béisbol ha evolucionado con el tiempo, sobre todo sus reglas, algo que se ha abordado en otro artículo en este blog (2). Una evolución lógica por ser necesaria. Sin embargo, en los últimos tiempos han aparecido algunas nuevas reglas dudosas, las que nada tienen que ver con el béisbol. Se han diseñado para satisfacer las demandas de los canales televisivos y así acortar los juegos. La tendencia fue iniciada por la Federación Internacional, antes amateur, ahora cualquier cosa, de manera de encajar los partidos en los juegos olímpicos.

Fue así como apareció la Schiller para aniquilar los extrainnings, cuyo contagio llegó a la MLB. Así tenemos que en vez de poner dos hombres en primera y segunda, se acordó poner un hombre en segunda iniciando cualquier entrada a partir del décimo inning.

Realmente no hay porque ver con buenos ojos esa medida, pero es lo que hay. Resulta difícil entender la lógica de aplicar esta regla en vez de establecer el KO cuando uno de los adversarios logra ventaja de 10 o más carreras terminado el séptimo inning. Ilógico llegar a un octavo o un noveno inning con jugadores de cuadro o jardineros en funciones de lanzador. Esta temporada de 2022 vio lanzar a decenas de peloteros no lanzadores. Por los montículos desfilaron figuras como Josh Harrison, el dominicano Hansel Alberto, el inicialista Anthony Rizzo, el jardinero Brett Phillips, al que Anthony Rendón choteó al pararse a la zurda y dispararle jonrón, y otros más. ¿Es acaso calidad de béisbol ver lanzar a improvisados y más tratándose de las Grandes Ligas?

Hay que pensar en estas cosas y en favor de la belleza del béisbol. El deporte no debe salir perjudicado en modo alguno. Por suerte, la semi Schiller no se aplicó en la post temporada. No saben que alegría me invadió, pero aún más viendo juegos de elevada calidad en extrainnings.  

El primero de ellos fue el que escenificaron los Guardianes de Cleveland contra los del Tampa Bay, que tuvo lugar el 8 de octubre de 2022 en el parque del Progressive Field en Cleveland. Quince entradas, los dos conjuntos fajados a cero, en los que los vencidos conectaron 6 imparables por 5 de los vencedores. No hubo error, una defensa impecable.

Por los de Cleveland, desfilaron por la lomita un total de 8 lanzadores. El abridor Triston McKenzie cubrió los primeros seis innings y luego llegaron los relevistas. Después que Emmanuel Clasé, el eficiente cerrador del conjunto, fue sustituido, cualquiera habría pensado que la debacle para el Cleveland se avecinaba, lo cual no fue así. El manager Terry Francona movió sus fichas con sabiduría hasta que no le quedó más remedio que decirle a Sam Hentges que hiciera todo lo posible para no permitir libertades al adversario.

El derecho Tyler Glasnow fue el abridor del Tampa, una apuesta temeraria del manager Kevin Cash, ya que el lanzador en cuestión había recién salido de su proceso de rehabilitación, pero respondió, lanzó 5 entradas, ponchó a 5 y permitió 2 imparables. Le siguieron otros siete lanzadores, algunas de escasa o ninguna experiencia como relevista, como fue el caso del último lanzador, el estelar abridor Corey Kluber. Cash le había entregado la bola pensando que el juego podía durar mucho más aún, por lo que era como lanzar juego nuevo.

Como dice un viejo y sabio adagio en el béisbol, los juegos prolongados de extrainning y con dominio del pitcheo se deciden por un error o por un jonrón. Eso mismo fue lo que sucedió casi llegando a las 5 horas de juego, un jonrón y conectado por el novato dominicano Oscar González, conexión que se fue largo por el left-center. Un batazo que alzó en peso a toda la fanaticada de Cleveland y dejó a los de Tampa con el mal sabor de la derrota y la eliminación.  

Oscar González sentenció al Tampa

¿Fue bello o no? bellísimo, me importa poco que tales juegos no encajen en olimpiadas, pues donde deben encajar es en el béisbol. Los movimientos de los peloteros y lanzadores, la hermética defensa y el dominio de los lanzadores es como una obra de arte.

Esta post temporada nos guardó otro juegazo, incluso más prolongado que el de Cleveland y Tampa. El regalo vino de parte de los equipos de los Astros de Houston y los Marineros de Seattle.

Igual que le sucedió al Tampa, contra la pared en el segundo juego por uno de los comodines de la Liga Americana, Seattle había caído dos veces frente a los Astros, en ambas ocasiones hubo un villano de nombre Yordan Álvarez, el que produjo batazos decisivos en esos dos partidos en Houston.

La fiesta se fue a Seattle, lugar donde hacía rato los aficionados al béisbol no disfrutaban de un juego de post temporada. Ellos muy optimistas, como era de esperar, estimularon a sus Marineros, mientras que Houston, con mucha lógica, quería terminar con pollona esta serie.

El desafío tuvo lugar el 15 de octubre en el terreno de T-Mobile Park, con una asistencia superior a los 47 mil aficionados. Hubo que esperar 18 entradas para ver entrar a la primera y decisiva carrera del juego.

Por los Astros abrió el derecho Lance McCullers, otra apuesta temeraria, esta vez del piloto de los Astros, Dusty Baker. McCullers había salido de rehabilitación unas semanas antes, pero el serpentinero respondió a la confianza en él depositada, lanzó 6 entradas, permitió dos imparables y dos bases por bolas, a la vez que repartió 7 ponches. A partir de ahí comenzó el desfile de relevistas hasta la décimo cuarta entrada, en la que entró el abridor venezolano Luis García. Lo único que Seattle pudo hacer fue la conexión de un doble del novato dominicano Julio Rodríguez sobre los lanzamientos de su paisano Rafael Montero en la octava entrada. De ahí en lo adelante, fuerte cerrojo a la ofensiva de los Marineros.

El Seattle abrió con George Kirby, el que lanzó bastante bien en siete entradas, en las que permitió 6 imparables y recetó 5 chocolates a sus rivales, sin base por bolas. El manager Scott Servais comenzó a mover su bull pen a partir de la octava entrada y llegó a utilizar nueve relevistas. Él comprendía que no podía darse el lujo de permitir la más mínima libertad ofensiva a los Astros, pues por ahí se le iba todo y quedaba su equipo eliminado. Así que el esfuerzo estaba justificado.

Nuevamente el adagio ya mencionado se hizo valer. El derecho Penn Murfee del Seattle lanzaba desde el décimo sexto inning, sacó el primer out de la décima octava entrada y se enfrentó a otro novato, por coincidencia, dominicano, el torpedero Jeremy Peña, hijo del también pelotero Gerónimo Peña. Murfee le lanzó una slider, la que quedó justamente donde a Jeremy le gustaba para largar jonrón por el jardín izquierdo, el que fue como un balde de agua fría sobre toda la afición en Seattle. Scott Servais no perdió tiempo en aplicarle la grúa a Murfee para traer al experimentado zurdo Robbie Ray a fin de evitar males mayores de parte de Yordan Álvarez y Alex Bregman. Ray cumplió su rol como relevista, pero la carrera decisiva estaba ahí. El venezolano Luis García dominó en la parte de baja del décimo octavo inning, de hecho, lanzó una pelota de altos quilates, dos hits y 6 ponches en 5 entradas completas.

Jeremy Peña decidió con su tablazo

El juego transcurrió con defensa inmaculada por ambas partes. Los Astros conectaron 11 imparables por 7 de los derrotados. La duración del partido fue de 6 horas y 22 minutos, los que valieron la pena. Fue otra verdadera joya de juego de béisbol.

El deporte de las bolas, bates y guantes tiene su encanto, en el que se combinan rapidez de las extremidades, reflejos para batear y fildear, fuerza de manos y brazos, además de la necesaria inteligencia de los peloteros al campo y de su mentor. Cuando se entiende a este deporte es cuando se le llega a querer y se desean ver juegos una y otra vez más.

Fuentes

1.      Baseball-reference.com.

2.      Romero E. 2021. Alexander Cartwright, las primeras reglas del béisbol y su evolución. https://deportescineyotros.com/2021/04/24/alexander-cartwright-las-primeras-reglas-del-beisbol-y-su-evolucion/

1 diciembre de 2022

“Promesa al amanecer (2017)” un retrato de una madre obsesionada

El padre (o la madre) debe ser el amigo (o amiga),
el confidente, no el tirano de sus hijos.”
Vincenzo Gioberti (1801-1852, filósofo y estadista italiano)

Por Esteban Hernández

Muchos padres cometen el error de querer obligar a sus hijos a ser algo, para lo cual no sienten vocación. Admitamos que lo hacen con buenas intenciones y sin saber el daño que pueden causar en la personalidad de ese infante en crecimiento.

El fenómeno suele agudizarse cuando es hija o hijo único, más aún cuando se es huérfano de uno de sus progenitores, ya que el padre o madre que queda conserva una idea fija sobre lo que debe ser ese hijo, a quien al final afecta y enferma. Se origina una relación psicopática, donde el menor recibe el inoculo de ideas, muchas veces disparatadas, del progenitor o la progenitora. Los éxitos del hijo son bien recibidos y hasta exagerados en su entorno, todo el mundo tiene que enterarse que el infante es “un genio, llegará a ser un alto funcionario del estado y hasta presidente de la república”, una pura obcecación.

El filme de referencia (La promesse de l’aube) trata sobre la vida del escritor francés Romain Gary, su niñez en Vilna, actual capital de Lituania, entonces gobernado por Polonia, junto a una madre, cuyos esfuerzos se volcaron sobre el niño y luego adolescente Romain a fin de que progresara continuamente en su superación. Era una mujer muy esforzada, la que a veces se inventaba sus historias para hacer parecer lo que nunca fue o para engañar a otros, sobre todo aquellos pudientes en la sociedad. A eso hay que sumar el secreto guardado de su naturaleza judía, aunque no practicantes, era todo un pecado en el ambiente en que se desenvolvían, por lo que sin remedios ella y el niño iban a la iglesia católica así no creyeran en nada.

Con el curso del tiempo, Romain absorbió todas las exigencias de su madre y trató por todos los medios de no decepcionarla, así también tuviera que mentirle ocasionalmente. Llegó alto por su entrega en la II Guerra Mundial, donde asimiló muchas enseñanzas, las que le sirvieron para convertirse en un famoso escritor, pero la psicopatía adquirida producto de la crianza tuvo su impacto en su personalidad.

La película de producción franco-belga fue dirigida por Eric Barbier y contó con el protagonismo de Charlotte Gainsbourg como la madre de Romain, mientras que el personaje principal fue interpretado por tres actores, el niño Pawel Puchalski, el adolescente Némo Schiffman y en lo sucesivo, Pierre Niney. El filme es muy original en sus relatos, el que aborda historia, guerra y el amor ciego de madre e hijo.  

4 noviembre de 2022

Sperlonga, la perla del Lazio con vistas al Mar Tirreno

Las olas llegan del mar hasta mí, luego me hablan por sí mismas.
Fabrizio Caramagna (1969, poeta italiano)

Muchas veces habíamos ido a disfrutar a la playa de Gaeta, ubicada dentro de la región de Lazio en Italia y siempre le pasábamos de largo a otro lugar llamado Sperlonga, la que contemplábamos solo al parar en un mirador. Como era verano, siempre estaba repleta de turistas y por muy bella que fuera no invitaba a bajar para visitarla, por lo que lo sabio era ir allá en época otoñal y disfrutar de los paisajes de este pequeño pueblo caminando con serenidad.

La distancia de Roma a Sperlonga es de 150 km, trayecto que se puede realizar tomando la autovía Pontina hasta la indicación de desvío hacia Sabaudia-Terracina, carretera ancha, pero secundaria.  Es por esa razón que llegar al destino final se toma un par de horas tranquilamente. Lo mejor es que por esas rutas uno puede disfrutar de las elevaciones en torno a la Ciociara con sus verdes montañas. El mar no se ve hasta que uno llega a Sperlonga.  

El borgo o pueblo tiene un poco más de 3 mil habitantes. Era por estos lares que Tiberio emperador tenía una cueva toda adornada y lista para sus orgías, además de los aposentos que poseía en la no lejana isla de Capri. El monarca es reconocido como uno de los más perversos en la historia de la humanidad, capaz de practicar la pederastia con varios niños a la vez. Tiberio tenía una cueva llamada Sperlunca y se supone que el nombre del pueblo venga de ahí.

La playa se caracteriza por su longitud y su arena blanca, la que invita al baño. A lo largo de la misma uno encuentra restaurantes, cafeterías y bares, aunque en la época que la visitamos recientemente, muchos de estos locales estaban cerrados.  En una punta cercana al embarcadero de pescadores, hay una torre no muy alta, llamada Truglia, de la cual se puede ver una elevación. Pensé que era alguna de las islas de la zona, pero un italiano, igualmente en visita como nosotros, me aclaró que era tierra firme, un promontorio. Supongo que sea el Promontorio Villa di Tiberio y Costa Torre Capovento.   

Sperlonga fue lugar habitual de saqueo por los sarracenos y piratas. Su economía dependía netamente de la pesca, pero que en las últimas décadas ha derivado al turismo, el que deja ganancias sustanciales en la época estival.  Nos regocijamos con los paisajes allí vistos y también con el almuerzo muy italiano que saboreamos. Italia tiene muchos lugares para ver, pero si se le ocurre a Ud. visitar algún balneario cercano a Roma, creo que Sperlonga sería una buena opción.  

Ricardo Labrada, 22 noviembre 2022 

“15:17 Tren a París (2018)”, un hecho llevado a la pantalla con el protagonismo de sus héroes reales

El terrorismo nace del odio, se basa en el desprecio de la
vida del hombre y es un auténtico crimen contra la humanidad.”
Juan Pablo II

Por Esteban Hernández

Este filme, dirigido y producido por Clint Eastwood, relata la vida de tres jóvenes, cuya niñez fue, por decirlo de alguna manera, algo indisciplinada e incomprendida en el ambiente escolar. La rebeldía de ellos era tal que, a menudo se veían en la oficina del director, el que les hacía una especie de amonestación y, en otras, llamaba a sus madres para informarle de la mala conducta.

Cuando no hay pedagogía, la incomprensión prevalece, cuya responsabilidad recae sobre el cuadro docente y también los padres. No se trataba de niños malsanos, al contrario, eran de buenos sentimientos y sufrían de todas esas cosas que abundan en las sociedades modernas, como la separación de los padres.

Un aspecto negativo que llama la atención en la peli es el juego con armas de los niños blancos, los que poseían todo un arsenal de guerra, juguetes, pero ¡qué juguetes!  Cuando uno ve eso no le resulta difícil imaginar que surja gentecapaz de matar por matar en una sociedad, donde las armas están al alcance de todos. Basta con tener dinero y comprarlas. Los niños jugaban con armas y, por suerte, su inclinación fue, ya crecidos, la de integrarse en las fuerzas armadas, en este caso Alek y Spencer, los niños blancos. Anthony, el afro del trío, no pareció interesarle el asunto militar. Así y todo, se mantuvo una amistad muy sólida a lo largo de sus vidas, lo que los vuelve a unir en momento vacacional de ellos tres. Esos personajes son los reales de la historia que cuenta el filme.

Una gira por Europa es algo muy saludable para aquellos que desean conocer mundo y cultura. Por lo que en el filme se ven vistas de Roma, Venecia, Berlín y Ámsterdam. En esa gira no podía faltar París, por lo que lo más lógico y económico es tomar el tren que cubre la ruta desde Ámsterdam hasta París, el llamado Thalys, y es ahí donde los sorprende, a partir del tramo Bruselas a París, ya en territorio francés, un asaltante marroquí, el que venía con armas y deseos de exterminar gente del mundo occidental, todo un fanático. No diré más para que los interesados en ver la peli no sufran de spoilers.

La realidad es que la solidaridad humana siempre surge de forma espontánea y es la que hace que las personas se crezcan ante tamaña dificultad. Salvar vidas humanas debe ser el objetivo principal, el que se cumple cuando hay conciencia sobre el problema. No es que los seres humanos pretendamos hacer el papel de héroes, es el de hacer lo que el humanismo nos exige. Ese es el valor del filme, salvar 534 vidas a bordo de ese tren, lo cual es un acto lleno de bello de generosidad, máxime cuando las personas involucradas están poniendo sus vidas en grave peligro.

El actor Ray Corasani, quien no dice ni media palabra en la película, interpretó bien el papel del terrorista Ayoub El Khazzani. Su mirada de odio encajaba perfectamente en el perfil de un hombre capaz de exterminar a todo aquel que se le atravesase en su camino. Excelente la interpretación del ex-presidente de Francia, François Hollande, por el actor Patrick Braoudé. Realmente uno lo ve y piensa que era el mismo Hollande en persona. El guion del filme fue preparado por los tres protagonistas reales de conjunto con Jeffrey E. Stern, con montaje de Dorothy Blyskal.

El filme tiene partes light, sobre todo aquellas que transcurren en los lugares turísticos europeos, pero también muestra realidades de la vida de las familias en EE. UU. como de la realidad del terrorismo en el mundo actual.

Fuentes consultadas- https://www.imdb.com/title/tt6802308/reference  y Wikipedia en línea.

27 octubre de 2022

Una visita al País Vasco francés: Biarritz y Bayona

“Quien ha estado en el País euskaro, desea volver a él, es una tierra bendita”.
Víctor Hugo

Por Ricardo Labrada

Estar en San Sebastián es como una tentación para también visitar Biarritz, una ciudad balnearia en territorio francés, muy famosa por sus paisajes y atracciones. Para los surfistas, Biarritz es un gancho. Basta llegar a la playa principal, la grand plage, para uno ver surfistas disfrutando de la mar. Dicen que el deporte del surf precisamente surgió en Biarritz en 1957.

Cerca de esa playa hay restaurantes, bares-cafeterías, donde uno puede merendar, almorzar o cenar según el interés de cada cual. Vale la pena aclarar que son 6 km de playas, las llamadas la del viejo puerto, la playa grande y la playa Miramar, algo alejada de la ciudad. Hay otras playas más, pero para quien viene por un rato, no puede visitarlas todas.

Llegar a Biarritz desde Donostia lleva unos 50 minutos. Creo que es más el tiempo que uno pierde en cola para cruzar la frontera, que el que lleva ir de un lado al otro. En época estival es un problema conseguir aparcar en Biarritz. Allí no queda otra alternativa que ir a los grandes garajes de los hoteles. Logramos aparcar en un garaje de hotel aledaño a la iglesia Santa Eugenia, donde una plaza nos conduce al paseo marítimo. La emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleon III, al ver Biarritz se enamoró del lugar, y lo convirtió de puerto ballenero en balneario.  

De frente a la grand plage, encontramos el Casino, muy famoso, aunque no creo que supere la fama del existente en Montecarlo. A lo largo del Paseo Marítimo uno puede ver a lo lejos la Roca de la Virgen (Rocher de la Vierge), al cual se llega a través de un puente de madera; el Faro de 74 m de altura. En fin, hay muchas qué ver, pero luego de la playa, decidimos caminar por las calles de la ciudad. Nos faltaron cosas qué ver, como es el Hotel Du Palais.

No lejos de Biarritz está una ciudad algo más pequeña, Bayona, capital de la provincia de Labort en Aquitania, donde hay un atractivo taurino en julio y otro en setiembre. Precisamente llegamos a la ciudad cuando todo el mundo estaba volcado en el montaje de tarimas y otros lugares para poder desarrollar corridas de toros con y sin caballo, algo que a el que suscribe no le interesa realmente.

Bayona es el aumentativo en gascón de la palabra Baia, que significa gran extensión de agua. En esta ciudad está la confluencia de los ríos Adour y el Nive, hay una bella catedral, la llamada Santa María erigida en 1258, patrimonio de la humanidad desde 1998, y que al momento de nuestra visita estaba en mantenimiento. Habíamos aparcado muy cerca del antiguo cuartel de la Nive, ahora Universidad de Bayona. Luego recorrimos a lo largo de uno de los ríos para llegar a la Gran Bayona, zona muy comercial de la ciudad. La plaza Pasteur nos lució muy chula.

En fin, el País Vasco, sea en España o Francia, es algo atractivo y de elegancia. Víctor Hugo no se equivocaba al hablar de esta tierra. 

1 noviembre de 2022

“Los Dioses rotos (2008)”, versión moderna de la historia de un famoso proxeneta

Un hombre de carácter podrá ser derrotado, pero jamás destruido.”
Ernest Hemingway

Por Esteban Hernández

Hace algunos años atrás había visto esta película cubana, “Los Dioses rotos”, la que nos lleva a ver algo de la vida de Alberto Yarini. Al estar leyendo el libro “Personas decentes” del escritor cubano Leonardo Padura, donde nuevamente se aborda la figura de este personaje, pero de forma distinta, probablemente más cabal con la historia real de Alberto Manuel Yarini y Ponce de León, volví a ver la peli de referencia, la que pueden encontrar fácilmente en youtube.com.

Se puede decir que el filme muestra a un joven Yarini, moderno, vestido con jeans y camisetas de color de entero, apuesto, aseado y carente de necesidades económicas, muy distinto en su aspecto al chulo que se hizo famoso al principio de siglo en el barrio de San Isidro, el que conozco bastante bien por haber crecido allí.

El Yarini del pasado era de vestir de cuello y corbata, siempre elegante, de hablar pausado, educado también en EE. UU., con dominio del español e inglés, también apuesto. Un dandi a la vista de las señoras de la sociedad y, probablemente por hobby, muy dado a acostarse con la prostituta de su gusto. Era bondadoso con los pobres, los que le adoraban.

El Yarini “moderno”, el de la peli, era igual de bondadoso, muy querido en el barrio. Se presenta encajado en una época imaginaria, nada qué ver con la Cuba post 1959, así aparezca un panataxi en la peli. Ninguna mención de revolución o algo por el estilo. Es como si el director/guionista del filme, Ernesto Daramas Serrano, ubicara a Yarini en una época moderna, pero en un ambiente sosegado, y repleto de miserias y necesidades.

La población del barrio de San Isidro representada no tenía nada de bienestar, pobreza, la que siempre allí existió, sobre todo de la calle Paula hasta el muelle. No se ven los burdeles, bayuses así llamado por los cubanos, ni tampoco a las prostitutas. Las mujeres son temperamentales y seducidas por Yarini, el que, al no haber burdel en la peli, se presenta como un gigolo alegre con las mujeres y seductor por excelencia, causante de envidia de otros tan pudientes como él.

La peli rueda por varios ángulos de la Habana Vieja, los que se repiten una y otra vez. San Isidro, además de barrio, es el nombre de un callejón que concluye en la calle Compostela, justamente de frente al archivo nacional. Los solares habaneros, con su típica promiscuidad, son mostrados, así como algunas casas con cierto nivel de comodidad. Así mismo, se pueden ver escenas de una especie de bembé, aunque no son muy reales, ya que su música ahí no es el típico guaguancó.

En la trama no hubo amor con la prostituta la petit Bertha, ni se vio a un mafioso Louis Letot, pero sí un rival igualmente apuesto, Rosendo, el que aparece, muy atraído por la mulata Sandra, la que fuera el amor de Yarini desde su supuesta infancia.

Esa rivalidad crece a lo largo del filme, aunque Sandra prefiere y desea a su hombre predilecto, obviamente Yarini. Las escenas eróticas entre ambos son lo más parecido a la realidad. Igual sucede entre Yarini y la profesora investigadora de la vida y muerte del gigolo, cuya tesis es excesivamente surrealista. Todas vacilaban a Yarini, todas lo deseaban, muy parecido a lo que uno ve en la comedia-drama protagonizada por Burt Reynolds “Mis problemas con las mujeres (1983)” remake de la película “L’homme qui aimait les femmes (1977)” del director François Truffaut.

La actuación de Carlos Ever Fonseca como Yarini fue aceptable. No obstante, a criterio del que suscribe, Rosendo interpretado por Héctor Noas estuvo impresionante en el papel de esos individuos merecedores de lo que deseen por la opulencia que poseen. Silvia Águila encarnó a la profesora-investigadora, cuyo papel estuvo oscilante, por momentos brillante, en otros algo menos. Annia Bu Mare fue la Sandra de la peli, muy desbordante en las escenas de sexo con Yarini. El carácter elevadamente temperamental de una cubana ella lo supo evidenciar con su actuación. Igualmente, se le puede dar un 9 en una escala del 1 al 10 por la actuación de Amarilys Núñez Barrios en el papel de Rosa, la negociante, que igualmente cayó bajo las piernas de Yarini. Pequeños y buenos papeles tuvieron los veteranos Isabel Santos, Mario Limonta y Patricio Wood.

Fuentes

Borroto López Cecilia. 2021. Alberto Yarini el Rey de San Isidro. Fotos de la Habana, 5 febrero. https://www.fotosdlahabana.com/alberto-yarini-el-rey-de-san-isidro/

IMDB.com. https://www.imdb.com/title/tt1373122/reference/

25 octubre de 2022

Recuerdos de la labor del director de equipos de béisbol, José Miguel Pineda

Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición.”
Napoleón Bonaparte

J.M. Pineda en 1961

Por Esteban Romero

Hace unas semanas leía una entrevista muy amena con un pelotero estelar habanero, en la cual se mencionaron varios nombres de peloteros y directores de equipos. Como siempre, trato de verificar sí lo dicho era exacto, la memoria a veces falla. Pues, fue bastante exacta, solo que Tomás Creo, lanzador avileño jamás integró equipos Cuba a eventos oficiales. Es posible que el entrevistado lo haya confundido con el cienfueguero Octavio Gálvez.

El otro nombre que se movió en la entrevista fue el de José Miguel Pineda Álvarez, a quien va dedicado este artículo, donde se reflejará lo visto por el que suscribe en la carrera del excelente manager de béisbol.

Pineda nació el 10 de setiembre de 1941. Supongo que se haya criado en el actual Municipio de Arroyo Naranjo, suposición basada en el hecho que la familia Pineda tenía una parcela grande, ubicada en la esquina de avenida Porvenir y calle San Leonardo, Reparto Apolo, llamada la finca de los Pineda de siempre. Una amistad de la localidad me informó que los dueños eran padre y hermanos Pineda, entre ellos José Miguel. Allí aquella parcela enorme se convirtió en huerto urbano y realmente ignoro en qué situación ahora está.  

La primera referencia beisbolera encontrada de Pineda es de 1959 cuando jugaba con el Bancario de la Liga Nacional Amateur. Lanzador zurdo, el que dos años después integró el equipo Cuba al campeonato mundial de Costa Rica (1961), donde resultó líder en PCL (.50) y obtuvo dos victorias. Al terminar esa justa con triunfo para el equipo cubano, cuatro peloteros firmaron como profesional, entre ellos Pineda, quien regresó a Cuba y nunca llegó a jugar como profesional. Las razones no las conozco, supongo que pudo haber sentimientos de no abandonar a la familia o de que su brazo no haya respondido como él esperaba. El caso fue que se incorporó a trabajar como entrenador e hizo su debut en series nacionales, en la VII serie (1967-68) al frente de los Industriales, en cuya selección tuvo peloteros como sus ex–compañeros de equipo en el Cuba de 1961, como Urbano y Mario González, Jorge Trigoura, Ricardo Lazo y Alfredo Street. En esa temporada los azules quedaron en la segunda posición a 5 juegos de diferencia del campeón Habana dirigido por Juan “Coco” Gómez.

Un año después volvieron los azules a quedar en segundo lugar compartido con el Habana y a un juego de diferencia del campeón Azucareros. Precisamente fueron los Industriales responsables de que el Habana no haya podido ganar, ya que en juego decisivo el entonces novato, oriundo de Güira de Melena, Oscar Martínez Cabrera, se encargaba de ganarle al Habana, lo que resultaba en una carambola, Industriales aseguraba el empate en segundo lugar y Azucareros de Servio Tulio Borges se llevaba el triunfo.

Si analizamos, esas dos incursiones de los Industriales fueron satisfactorias, pero en la Habana pasa lo mismo que en Nueva York con los Yankees. Si no hay victoria de campeonato, eso no es un buen resultado al final, por lo que decidieron cambiar de manager en el equipo de los azules y reforzarlo debidamente. Industriales debía venir, de entonces y en lo adelante, más fuerte que el campeón de provincia. El nuevo agraciado fue Eugenio Wilson con un señor trabuco ofensivo, defensivo y con pitcheo. El tiro le salió por la culata, los azules cayeron al cuarto lugar superado por el campeón Henequeneros, Mineros y Azucareros en segunda y tercera posición, respectivamente. Los Industriales quedaron a 6.5 del primero, mientras que el campeón Habana quedó en quinto lugar con 15 de diferencia. La movida le salió malísima a la comisión provincial, por lo que algo había qué hacer, lo primero traer a Pineda nuevamente y reforzar aún más a Industriales, amen.

El equipo al campo era del gusto de Pineda, sobre todo por la presencia de Leonardo Fariñas, a todas luces de lo mejor alrededor de segunda, sea como camarero o torpedero, en Cuba. Fariñas era un excelente defensor en cualquiera de las dos posiciones, su ofensiva radicaba mucho en su tacto al bate y velocidad, capaz de llegar a primera con una rolata al cuadro, luego volver loco a lanzadores y receptores con sus robos. El otro del gusto de Pineda era Julián Villar, al que situó como antesalista y tercer bate en un equipo donde jugaban Agustín Marquetti, Armando Capiró, Eulogio Osorio y Raúl Reyes entre otros. En la inicial alternó con Marquetti y Héctor Despaigne, pero el hombre de Alquizar jugó más en los inicios como jardinero derecho, mientras que Osorio patrullaba el izquierdo. Lanzadores de alto nivel tuvo ese equipo, como Santiago Mederos, Antonio “Boricua” Jiménez, Ramón Villabrille, Rigoberto “Bulto” Sánchez, Julio Rojo, Maximiliano Reyes, Andrés Liaño y Oscar Martínez. Su lado flaco fue la receptoría ofensivamente. Ese conjunto era tan fuerte que el recordado Bobby Salamanca lo dio como su favorito para triunfar en esa serie, pero una cosa es en los papeles y otra en el terreno. No se equivocaba Salamanca, aquellos azules comenzaron devorando a cuanto adversario se enfrentaban. Pineda en situaciones de inminentes rallies, sustituía al receptor del día, sea Gerardo Egües o Jesús Juffré, por un emergente de fuerza. Fariñas hizo de las suyas y fue tanto su juego, que Pineda lo pasó al campo corto y a Rodolfo Puente a la segunda. De buenas a primera y a la hora buena, los Industriales comenzaron a resbalar. Al acecho estaban Azucareros, Granjeros y el Habana dirigido por Pedro Chávez. Algo no estaba funcionando como al inicio, y Fariñas y Héctor Despaigne desaparecidos en la última semana, la decisiva. No era lo mismo Ubaldo Álvarez o Roberto Cruz que Fariñas al campo, aunque Ubaldo luego se reveló como un gran infielder. Al final Azucareros se llevó el banderín, con 1,5 de ventaja sobre el Habana y 2,5 sobre Granjeros e Industriales. La era Pineda en la capital terminó aquí en esa X Serie Nacional. Al final se informó que Fariñas y Despaigne habían sido suspendidos de por vida al haber hecho apuestas con los juegos de su equipo. De Fariñas muchos no se acuerdan, una lástima, era una ardilla en el terreno, muy eficiente como pelotero. Supongo que a Pineda no le debe haber gustado nada ese final.  

Hay un detalle, como Pineda había firmado como profesional, a él no se le permitía salir al terreno de juego. Era una regla estricta establecida por la Federación Internacional para todos los que hayan firmado o jugado como profesionales. Eso nos privó de ver a Pineda salir al montículo para hablar con su lanzador de turno. Tampoco podíamos verlo protestando con algún árbitro. En fin, no conocíamos el carácter de José Miguel en esos momentos.

El regreso de este timonel tuvo lugar en tierras camagüeyanas, cuando dirigió a Granjeros por tres temporadas entre 1972-75. En la de 1972-73 su equipo ocupó el octavo lugar. Su mejoría fue sustancial al ocupar Granjeros el cuarto lugar en la XIII Serie Nacional, lugar que repitió en la XIV Serie y con una pequeña diferencia de 2 juegos con el campeón Agricultores.

Por ese buen desempeño, Pineda fue el primer manager del equipo Camagüey a la I Serie Selectiva (1975), justa en la que terminó a un juego del campeón Orientales. El conjunto camagüeyano trajo un staff de lanzadores impresionante: Omar Carrero, Juan Pérez Pérez, Oscar Romero, Lázaro Santana, Gaspar Legón y José Sánchez, además de una mezcla de jóvenes y peloteros experimentados, entre ellos Felipe Sarduy, Sandalio Hernández, Eusebio Cruz, los hermanos Cuesta, Pedro Cruz entre otros. Pineda supo armonizar el juego de todos ellos y quedaron a muy poco para hacerse de la victoria. Fue lo último que hizo Pineda en la tierra de los tinajones.

Pineda se integró al béisbol pinareño en la Serie Nacional en 1976-77. Los Vegueros, dirigidos por Ismael “Gallego” Salgado habían mejorado a partir de la X Serie Nacional (1970-71), al ocupar el séptimo lugar. A partir de 1971-72 los dirigió Francisco Martínez Osaba, temporada en la que Vegueros repitió en séptimo lugar, luego fue noveno en las dos series siguientes (1972-73 y 1973-74), subió a un segundo lugar en 1974-75 y a un tercero en 1975-76. Pineda condujo a Vegueros nuevamente al segundo lugar en la XVI Serie Nacional (1976-77) y quedaron a 1,5 de diferencia del campeón Citricultores.  

En los Vegueros de Pineda jugaban regular hombres jóvenes como Juan Castro en la receptoría, Alfonso Urquiola en la segunda, Luis Giraldo Casanova, Giraldo Iglesias, Tomás Valido y Bienvenido Castanedo en los jardines, mientras que los lanzadores eran Julio Romero, Jesús Guerra, Rogelio García, Adalberto Herrera y Félix Pino entre otros.

En la Serie XVII, la segunda de Pineda como manager de los Vegueros, el equipo se llevó su primer banderín aventajando a Industriales por 1,5 juego. El zurdo Maximiliano Gutiérrez estuvo inmenso, Rogelio García ponchó a 120 bateadores, Adalberto Herrera no perdió juego alguno y al grupo de jardineros se integró el eficiente Fernando Hernández. Ya se sabía que con Vegueros había que contar desde antes, pero ahora era realidad. Pineda dirigió al Pinar del Río de la IV Serie Selectiva, donde este equipo terminó abrazadito en el lugar de honor con Las Villas. No pudo ser por culpa de un jonronazo de película de Pedro José Rodríguez frente a un envío de Rogelio García, pero la escena quedaba preparada para la siguiente selectiva, en la que Pinar del Río logró vencer y aventajar a los Orientales por 6,5 juegos.

En la Series XIX (1979-80), Vegueros quedó en tercer lugar compartido con Forestales, a 2 juegos del campeón Santiago de Cuba mientras que en la XX Serie (1980-81) se llevó nuevamente el banderín con 3 juegos de ventaja sobre Villa Clara y Citricultores. En la selectiva de 1981 Pinar del Río quedó en cuarto lugar, algo decepcionante si tomamos en cuenta su performance en las dos últimas series. Ese fue el final de Pineda en Pinar, su puesto fue ocupado por su pupilo Jorge Fuentes, el que siempre ha afirmado que mucho de lo que sabe, se lo debe a Pineda.

Hubo una pausa hasta que Pineda fue designado director del equipo Ciego de Ávila, al que dirigió de 1981 a 1984, o sea tres series. Las dos primeras fueron mejor para olvidar, mientras que la de 1983-84 Ciego quedó en penúltimo lugar. Se puede considerar que su trabajo no logró los éxitos que, seguramente Pineda esperaba. En ese período jamás fue invitado a dirigir el equipo de los Camagüeyanos en Series Selectivas. Consideraron meior darle las riendas del equipo, primero a Miguel Cuevas y luego al entonces joven Miguel Borroto.

Pineda regresó a sus lares y se hizo cargo del equipo Habana en la serie de 1984-85, en el que jugaban los peloteros de la nueva provincia Habana, ya que la capital era también provincia y tenía dos equipos aparte. En esa XXIV Serie, el Habana quedó en tercer lugar compartido con Citricultores, a 11 juegos del campeón Vegueros y por debajo de Camagüey, y logró aventajar a equipos como Santiago de Cuba e Industriales. En la XI Selectiva tuvo que dirigir al Habana, esta vez integrado por los peloteros de la capital, los de la Isla y los de Habana interior, tareíta nada fácil cuando hay peloteros de distintos lugares. Para su suerte, él conocía ya a los de su equipo y también parte de los capitalinos. Hubo batalla y quedó en un segundo lugar a 1 juego del campeón de Las Villas.

Para la siguiente selectiva en 1986 se creó una nueva estructura con ocho equipos. Los capitalinos tendrían equipo aparte, los orientales vendrían en dos conjuntos, Mineros y Serranos, mientras que los de Habana y la Isla formaban el llamado Agropecuarios. Los equipos de Pineda no lograron título alguno, pero sí dieron batalla en casi todas las series. En su equipo estaban figuras como el receptor Pedro Luis Rodríguez, el inicialista Juan Carlos Millán, los infielders Oscar Macías, Juan Carlos Calvo, Manuel Morales, luego Alexander Ramos, y los jardineros Romelio Martínez, Gerardo Miranda, Luis Cuesta. Dentro de los lanzadores estuvieron Rafael Collazo, José Ibar, José Manuel Pedroso, Carlos Yanes y Ariel Prieto entre otros. El equipo Agropecuarios no ganó campeonato, pero se convirtió en uno de los más temidos ofensivamente bajo el mandato de Pineda. Tener una alineación con Pedro Luis, Romelio, Millán, Luis Ignacio González, Gerardo Miranda, uno detrás de otro, era poner en dificultad al mejor de los lanzadores en Series Selectivas.

Pineda se mantuvo al frente de estos equipos hasta 1992, luego dirigió el conjunto Habana en las series XIX y XX, en la que logró un segundo lugar en la XIX, a 1 juego del conjunto Orientales. En la XX el Habana cayó al tercer lugar, a 8 juegos del campeón Occidentales. Esta fue la última vez que dirigió en Series Nacionales y Selectivas. Sus totales fueron G-P 796-522 (.604) en Series Nacionales, y de 463-457 (.503) en Selectivas.

Ya en la década de los 80 Pineda se dejaba ver en el terreno, la regla de ausencia de los managers y auxiliares profesionales al campo había sido suprimida por la Federación Internacional. Eso dio pie a que los aficionados se metieran con Pineda alguna que otra vez cuando iba rumbo al montículo. Eso lo pude ver en juegos en la Habana y Ciego de Ávila. Decían que era un adicto para beber, algo que no puedo corroborar, pero bastaba ese rumor para que le gritaran frases despectivas al respecto, siempre en tono de broma. Pineda miraba con no buena cara a parte de esa afición, cualquier otro habría hecho lo mismo. No obstante, a pesar de la burla. la afición siempre estuvo de acuerdo en que Pineda era uno de los mejores managers en Series Nacionales y Selectivas.

Es obvio que dirigiera a selecciones de Cuba a eventos internacionales. Su primera incursión fue a la Copa Intercontinental en Bélgica (1983), donde el Cuba se alzó con el triunfo con 6 ganados y 1 perdido (.857). Ese conjunto iba muy completo, pero poco después tenía que asistir a los Juegos Panamericanos en Caracas, y el panorama de la selección se puso feo, ya que dos pilares ofensivos como Luis Giraldo Casanova y Pedro José Rodríguez no pudieron hacer el equipo por razones de salud.  Así y todo, se armó una selección competitiva, Ramón Otamendi ocupó el puesto de Pedro José en la tercera, Fernando Hernández jugó en lugar de su coterráneo L.G. Casanova. Pedro Medina y Amado Zamora fungieron como designados según el pitcher, los lanzadores de puntería fueron Braudilio Vinent, Julio Romero y Rogelio García. Al final el Cuba ganó invicto y dejó atrás al equipo estadounidense. Como anécdota, poco gustó el hecho que Pineda fumara durante una entrevista en el mismo terreno en espera de la ceremonia de premiación en Caracas. Realmente no es el único que lo hacía o lo hace, una práctica reñida totalmente con el deporte, pero delante de las cámaras de la TV no debió presentarse así.

Su otra incursión como manager en evento internacional fue en la copa intercontinental en Edmonton (1985). La selección cubana fue tempranamente a Estados Unidos para su dual meet con su similar norteamericano, y luego a esa ciudad de Canadá para entrenar bajo la guía del mismo Pineda. Un pelotero de sus simpatías fue siempre Pedro Luis Rodríguez, quien no estaba en la pre-selección. Unos días antes se supo que Víctor Mesa se había lesionado y no podría hacer el equipo, ya se manejaba que el matancero Lázaro Contreras sería el sustituto, como así fue. Pineda mandó de vuelta a Pedro Medina, decisión que no gustó nada a la afición. Le faltaba un cátcher, ya se sabía quién era el sustituto, no contó que Pedro Luis fuera sancionado en aquellos momentos. La prensa habló de indisciplina y nada más. Sin más remedio, Kindelán fue llamado como segundo receptor del equipo. Faltaba un lanzador y se escogió a José Luis Alemán, otra decisión que no fue muy popular. Recordemos que antes del evento Albertico Martínez y Pedro José Rodríguez habían sido sancionados por tenencia de divisa extranjera. Igual que el título de la polémica película de Sergio Leone, “Por un puñado de dólares”.

Dicho lo anterior, en esa Intercontinental en Edmonton el equipo Cuba estrenó a Omar Linares en la tercera base, Contreras en el central, y aunque el pitcheo era a base de verdaderos estelares, no todos estuvieron a la debida altura, sobre todo contra equipos asiáticos. El Cuba terminó la primera fase con registro de 6 victorias y 1 derrota, y pasó a la semifinal acompañado de Japón, Taipei y Corea del Sur. El primer juego fue contra Taipei, un equipo dificilísimo para los cubanos. En ese conjunto estaba una verdadera llovizna de bateador, Ch. Tai Chuang, líder en la justa en hits (17), anotadas (12) y promedio ofensivo (.517). Los chinos se la pusieron dura al Cuba y se fueron delante en el marcador. La ofensiva fue aplacada a partir de la entrada del santiaguero Luis Tissert, pero en cuanto flaqueó, lo relevó otro santiaguero, José Luis Alemán, el pitcher que no querían en el conjunto, no así Pineda. Alemán limitó de lleno la ofensiva sudcoreana y dejó todo listo para que hombres como Juan Castro y Lourdes Gurriel produjeran batazos claves para el empate y la carrera de la victoria. El resultado de 8-7 más elocuente no puede ser, pero quedaba el juego del siguiente día contra Corea del Sur, equipo que había vencido a Japón 4-3. No se asombren, Alemán le pidió la pelota a Pineda para lanzar, en el juego anterior había trabajado en las dos últimas entradas. Pineda confió en él. Los coreanos comenzaron agresivos y marcaron 2, pero el grifo se cerró por buen rato, lo suficiente para que Cuba fabricara 4 carreras y se llevara el triunfo. El equipo cubano bajo las riendas de Pineda siempre jugó buena pelota y hubo buena sintonía entre los jugadores del equipo y su mentor. No había nada perdido, así Taipei o Corea del Sur hubieran arrancado en punta, es como decía Berra, esto no se acaba hasta que no acaba. Hasta al out 27 no había nada decidido contra la tropa de Pineda.

Considero que Pineda está entre los mejores cinco managers en Series Nacionales y Selectivas. Siempre ayudó con su experiencia a los jóvenes valores, sobre todo en el pitcheo, e igualmente desarrolló a otros más en áreas del cuadro y los jardines. Su mentalidad era la de ganar y no siempre lo logró. En la X Serie Nacional no se alzó con el triunfo por razones impredecibles. Se fue de la Habana, pasó por Camagüey y triunfó en Pinar, luego ayudó en parte al desarrollo de la pelota en Ciego de Ávila. Su regreso a la provincia Habana, excluida la capital, fue exitoso. Habana y Agropecuarios se convirtieron en rivales de cuidado en Serie Nacional y Selectiva, respectivamente.

Después de 1994 hubo rumores de esto y aquello otro, que sí estaba loco, que si bebía. Eran bolas, las que uno no tenía forma de corroborar. Falleció el 27 de abril de 2008 a la temprana edad de 57 años. Mis respetos para Pineda y mis mejores recuerdos de lo que aportó en vida a la pelota cubana.

18 octubre de 2022   

Fuentes: Todos los datos utilizados aquí son parte de los archivos personales del autor.

“Blonde (2022)”, un intento biográfico sobre Marilyn Monroe

Trato de ser una artista, de ser verdadera y a veces
me siento al borde la locura. Siempre trato de enseñar
lo mejor de mí misma, pero me resulta difícil.”
Marilyn Monroe

Por Esteban Hernández

Se trata de una peli de estreno, disponible en la plataforma de Netflix, no sin antes decir que, esta no es la única que aborda la vida de Norma Jeane o Marilyn Monroe. Con anterioridad se filmó “Norma Jeane y Marilyn (1996), dirigido por Tim Fywell con guion de Anthony Summers y Jill Isaacs, y protagonizada por Ashley Judd y Mira Sorvino. Como no la he visto aún, no puedo comentar sobre ella, solo que esta versión trató de hacer una secuencia de sus andanzas amorosas, logra fama, pero no felicidad. Hay otras más, casi todos con tramas y enfoque distinto sobre la vida de esta famosa actriz.

En el caso de “Blonde (2022)”, la peli es dirigida por Andrew Dominik y guion del mismo Dominik y la escritora Joyce Carol Oates, mientras que el papel de Norma Jeane o Marilyn lo interpreta la actriz camagüeyana (cubana) Ana de Armas. Significó lo de su origen, pues Camagüey, concretamente Santa Cruz del Sur, no está en España ni en Hollywood.  

La peli va desde la horrible niñez de la actriz hasta que llega a hacerse de un nombre artístico, Marylin Monroe, después de haber servido de modelo y fotos al desnudo, y las vicisitudes que afronta en su carrera cuando se inició como actriz. Ella era un manjar para muchos en la industria cinematográfica, pero tampoco escapaba de la mirilla de un gobernante.  

Todo eso es cierto, pero la peli a ratos se torna aburrida con tanto llanto por una u otra razón. La actriz tuvo sus amores y no pocos, algunos probablemente obligados por las circunstancias, pero otros por deleite propio.

Igualmente se saltan pasajes de su vida. Uno entiende que no era la intención del director y la guionista, pero si se quiere ilustrar una vida con sus altibajos, no se puede pasar por alto sus matrimonios y amores más conocidos. Por ejemplo, no se ve nada de su primer matrimonio con James Dougherty, el hombre que evitó que ella continuara en orfanato. Tampoco nada sobre Robert Slatzer, un director de cine no muy conocido. Se afirma que Marilyn y Slatzer estuvieron casados por una semana, aunque eso es tema aún a confirmar. De sus amores con Marlon Brando en el inicio de la carrera de ambos no aparece nada, lo mismo con el director Elia Kazan o de sus fuertes relaciones con actores como Tony Curtis e Yves Montand durante los rodajes de “Con faldas y a lo loco (1959)” y “El multimillonario (1960)”, respectivamente.

De su vida íntima se muestra una relación que, algunos conocedores de su vida niegan rotundamente, pero que en la peli se muestra con mucho énfasis. Un triángulo amoroso entre “Cass” Chaplin, el hijo del famoso comediante Charles Chaplin, y con Edward G. Robinson Jr. Uno se lleva la impresión que el amor de su vida fue precisamente Cass Chaplin, pero la realidad es otra, ya que el mismo Cass niega esa relación en su libro “My father”. Con Robinson Jr. la relación fue fugaz y años después.   

Pasando a su matrimonio con el famoso pelotero de los NY Yankees, Joe DiMaggio, se fue más veraz. El italo-americano era bueno en el béisbol, machista, fumador y muy dado a beber sus tragos. Él deseaba convertir a Marilyn en una esposa de su casa, nada de actuaciones en cine y mucho menos de enseñar algo de lo bello que poseía. En 1954 se casaron y aquello fue tormentoso. DiMaggio, muy celoso, no se cansó de pegarle, era lo más parecido al vendedor de armas alemán, Friedrich ‘Fritz’ Mandl, el que se casó con la actriz Hedy Lamarr y la encerró para que no actuara más. Durante el rodaje de “La tentación vive arriba (1955)” del director Billy Wilder, hay una famosa escena en que la saya de la actriz se vuela en plena calle y deja al descubierto sus extremidades inferiores. DiMaggio presenció la escena y cómo miles de admiradores aclamaban a la actriz, lo que le valió una zurra a la gran actriz en casa. El matrimonio de ambos duró escasamente nueve meses. Esa parte de su vida es fielmente mostrada en esta peli, aunque no los cuidados que tuvo DiMaggio con ella después de separados y hasta el final de su vida. Se ilustra también la relación con el escritor Arthur Miller, la que no se sabe si se casaron por amor o conveniencias.

La vida artística de Marilyn no es que se describa mucho en la peli. Se le pasa por encima en la mayoría de los casos. El filme se centró más en el carácter de la actriz y sus desgracias. Marilyn era una persona llena de temores producto de la crianza que recibió a temprana edad por una madre totalmente desquiciada. Eso trajo por consecuencia que la futura actriz se volviera un ser neurótico. En su carrera se dejó llevar por los deseos de los poderosos, sea en el cine o fuera. No obstante, me pareció grotesco cómo se mostró su relación con el presidente John F. Kennedy. Resulta difícil de creer, era como si Kennedy manejara un grupo mafioso a su disposición.

Esa parte final de la actriz se ignora en la peli, la que no aborda nada de su relación con Frank Sinatra, quien en realidad fue el que la puso en contacto con los hermanos Kennedy. Fue en ese período que sucedió su suicidio.

Si fuéramos a evaluar la peli por su contenido, al parecer del que suscribe, habría que darle un 6 sobre una puntuación 10. No obstante, sí hay que significar la excelente actuación de Ana de Armas, por lo que hay un valor añadido y el filme puede calificarse con un 7. Ana fue merecidamente ovacionada y durante buen rato en su presentación en el Festival de Venecia de setiembre de 2022.

El enorme aporte a la ciencia médica del Dr. Domingo Gómez Gimeranez

Los caminos nuevos en la ciencia siempre encuentran una resistencia
pasiva considerable por parte de otros especialistas, los cuales, en este caso,
tendrán dificultad para informarse acerca de las teorías y métodos experimentales
que el doctor Gómez ha desarrollado ficazmente.”
Carta de Albert Einstein al presidente de Cuba en 1942

Otra figura grande de las ciencias médicas fue el Dr. Domingo Mauricio Gómez Gimeranez, hombre nacido en Cuba el 22 de setiembre de 1903 en Guaracabuya, un poblado cercano a Placetas en la antigua provincia de Las Villas, hijo de familia campesina. Domingo fue el tercer hijo de una prole de 13 hermanos y en cuanto creció algo, su padre lo obligó a trabajar en el campo, ya que entendía que sus hijos estaban para trabajar y nada de ir a escuela. Fue así como Domingo llegó a su adolescencia analfabeto, pero con deseos de aprender, por lo que escapó una vez de su casa y luego devuelto por la guardia rural. Persistió en sus empeños y volvió a escapar, pero esta vez la guardia rural de Santa Clara lo retuvo en sus filas, donde, al menos, pudo aprender a leer y escribir. Se pasaba la vida leyendo, lo cual era objeto de burla de los ignorantes que le rodeaban. Es probable que la lectura lo distrajera y eso le valió alguna que otra zurra de sus superiores en el ejército. No obstante, Domingo pudo ascender al grado de cabo y desarrolló el aprendizaje de los números, los que se le daban muy bien.

No está claro cómo el joven Domingo pudo llegar a realizar estudios universitarios en la Habana, ni idea si estudió bachillerato en la Habana para luego ingresar en la Universidad. Sea como sea, el joven Domingo logró graduarse, a la edad de 23 años, como médico en la Habana, y un año después en matemáticas en igual institución. Realmente era un genio y en Francia no tardaron en descubrirlo para darle una beca para continuar sus estudios médicos bajo la guía del cardiólogo Henri Vaquez del hospital la Pitie en París. Por su empeño y logros, Vaquez le dio el puesto de asistente.

El Dr. Vaquez introdujo en Clínica la importante noción de presión media dinámica. Él y Gómez descubrieron un síndrome que designaron bajo la denominación de hipertensión media solitaria, el que otros galenos llamaron el síndrome de Vaquez·Gómez.

El Dr. Gómez era toda una inteligencia en las matemáticas, al extremo de ser reconocido en ese campo por el gran Albert Einstein. Esos conocimientos le permitieron comenzar una investigación en 1934 en el Hosptital QuinzeVingt de París, cuyo resultado final fue la escritura de su obra “Hemodynamique et Angiocinetique,” en la que utilizó las matemáticas para explicar la conducta del sistema cardiovascular.

Su colaboración con científicos de la medicina como Vaquez, Langevin, Gley y otros le permitió abordar distintos trabajos en el campo de la cardiología, como fueron:

–          La creación de nuevos métodos de exploración del aparato cardiovascular, tanto en el orden clínico como en el campo experimental.

–          Dilucidación del origen de ciertas entidades mórbidas, lo que permite desarrollar un tratamiento racional y adecuado. Estas entidades eran desconocidas y solían ser confundidas con otras enfermedades.

–          El descubrimiento de nuevas entidades mórbidas desconocidas o confundidas con otras enfermedades.

–       Nuevos tratamientos de ciertas afecciones cardíacas mediante procedimientos originales que ha ideado’ y entre los cuales se pueden citar el descubrimiento en la región cortical del riñón, de una sustancia hipotensiva y ureolítica, a la que llamó nefretina.

–          La dilucidación de las leyes que rigen los fenómenos de la circulación de la sangre.

El Dr. Gómez fue un asiduo investigador de los trastornos del ritmo cardiaco en el curso de ciertas alteraciones del corazón, estudios muy originales, los que fueron posteriormente publicados en revistas científicas de la época. Con el Prof. Vaque, hizo uso de los diferentes tonicardíacos, especialmente de la cuabaina Arnaua. Por sus logros y méritos, el gobierno francés le concedió el premio de la Legión de Honor.

Llegó la segunda guerra mundial y el Dr. Gómez se vio obligado a interrumpir sus investigaciones en Francia, país que estaba por ser ocupado por las tropas nazis. Adolfo Hitler conocía de los logros del científico cubano y no tardó en invitarlo a unirse a su grupo de investigaciones médicas, lo cual fue rechazado por el Dr. Gómez.

Viajó a Nueva York, EE. UU., donde fungió como profesor e investigador de la Universidad de Nueva York de 1941 a 1952. En ese período continuó estudios sobre la terapéutica cardiaca y vascular, ideó múltiples métodos originales, sea utilizando sustancias nuevas o bien haciendo un uso racional de otras ya existentes. En colaboración con Kisthinios, empleó con resultados brillantes la medicación azúcar-insulina en ciertas formas de insuficiencia cardiaca irreductible.

En el curso de sus investigaciones llegó a inventar diferentes aparatos y técnicas, unos destinados a la experimentación solamente, y otros de utilización inmediata en la práctica clínica. Entre esos inventos estaba uno utilizado para la medición de la presión media, además del uso de la piezoelectricidad en muchas de sus investigaciones.

El científico regresó a Cuba en 1952 por invitación del Carlos Prío Socarrás, entonces presidente de la república. En la Habana fundó el primer instituto cardiológico del país, donde se mantuvo trabajando hasta 1959. Cuando supo que el gobierno francés le había concedido la Legión de Honor al presidente Fulgencio Batista, acto seguido renunció al mismo premio que él poseía. Sin embargo, llegado el año 1959 y Fidel Castro al poder, por extrañas razones, el Dr. Gómez fue detenido y luego liberado. Ni Hitler, ni Batista, ni nadie en los países y gobiernos que había vivido jamás habían tocado al gran científico, el que de siempre se había dedicado a sus investigaciones, todas de renombre internacional.

El Dr. Gómez poco después se trasladó definitivamente a los EE. UU., donde nadie le detendría y podría tranquilamente continuar su labor profesional. En ese mismo año de 1959 el Dr. Gómez podría haber recibido el Nobel de la medicina, el cual fue a parar a manos del científico asturiano Severo Ochoa, igualmente radicado en EE. UU. Al respecto, Ochoa reconoció el mérito del cubano, quien merecía bien este premio.

El Dr. Domingo Gómez continuó su trabajo como investigador en el campo cardiovascular en el Instituto de Medicina de Rehabilitación en la Universidad de Nueva York. De hecho, fue el primer ingeniero biomédico cubano. Su experiencia le permitió formular leyes generales regidoras de los fenómenos cardiovasculares, los que siempre pudo verificar con éxito en el examen de hombre sano y enfermo.  

Debido a un fallo cardiaco, falleció el 10 de diciembre de 1978 a la edad de 75 años en su casa de Manhattan, Nueva York.

Fuentes

Anon. 1978. Dr. Domingo Gomez‐Girneranez, Cardiovascular Researcher, Dead. NY Times, 13 diciembre, sección A, p. 25

Anon. s/a. Celebrating the Life and Work of Dr. Domingo Gomez de Gimeranez. Florida International University Department of Biomedical Engineering. https://bme.fiu.edu/celebrating-the-life-and-work-of-dr-domingo-gomez-de-gimeranez/

Chelala José. 1941. Domingo G. Gómez, creador de una nueva ciencia. Bohemia, 31 agosto, pp. 32-33, 53-54

Chelala José. 1941. Ambiciones infantiles, adolescencia y emigración. Bohemia, 7 septiembre, pp. 34-35.

De Armas Armando. 2013. El científico cubano que enfrentó a Hitler, Batista y Castro. Arte y Cultura, 11 mayo. https://www.radiotelevisionmarti.com/a/hitler-batista-castro-cuba-cientifico-/22440.html

3 octubre de 2022

“El hombre del corazón de hierro (2017)”, relato de un importante atentado y sus consecuencias

El verdadero heroísmo está en transformar los
deseos en realidades y las ideas en hechos.”
Alfonso Rodríguez Castelao (Escritor español)

Por Esteban Hernández

Dentro de los criminales del nazismo hay varios nombres que siempre surgen en el recuerdo de esa cruel segunda guerra mundial. Uno de ellos es el de Reinhard Heydrich, uno de los principales arquitectos del holocausto, quien minuciosamente elaboró un plan de exterminio de judíos; trabajó con las SS y la SD, y finalmente Hitler lo nombró Protector de Bohemia y Moravia, o sea lo que se conoce como República Checa.

Vale la pena señalar que el territorio checo ya incluía el área de los Sudetes en la frontera compartida por Alemania y la parte checa, que estaba dentro del desaparecido imperio austro-húngaro durante la primera guerra mundial. Al firmarse la paz, el territorio de los Sudetes pasó a integrarse en la República de Checoslovaquia, algo que no gustó a la población germánica, la que se rebeló y tuvo que ser combatida militarmente por el ejército de la nueva nación.

La herida estaba ahí y los alemanes en cuanto comenzaron sus planes bélicos se propusieron recuperar ese territorio inicialmente.  En 1938 los nazis ocuparon la región  de los Sudetes con el beneplácito de Francia y Reino Unido, naciones que querían la paz así fuera cediendo lo que no fuera suyo. De hecho, el presidente de Checoslovaquia no fue invitado a la reunión donde se concertó la entrega del área de los Sudetes. No hubo tampoco reacción militar por parte de Checoslovaquia. Poco tiempo después, el 15 de marzo de 1939 la cúpula nazi amenazó con bombardear Praga si las tropas militares checas no hacían oposición a la entrada de los soldados nazis. Nuevamente se aceptó la amenaza y los nazis ocuparon el país, lo cual no quiere decir que no hubiera rebelión interna y conspiraciones para resistir la presencia de los nazis en el país.

Al llegar un carnicero de marca mayor como Heydrich a Praga para encabezar al protectorado, las fuerzas internas de oposición se organizaron de forma clandestina. Hubo un grupo de rebeldes encabezados por lo que se llamó los tres reyes, los que hicieron mella, con muchas acciones, en las filas de los nazis. Por su parte, Inglaterra ayudó a organizar un grupo de militares checos, los que se encargarían de eliminar físicamente a Heydrich, tarea nada fácil, que requería buena coordinación entre las fuerzas clandestinas y un hermetismo enorme.

La peli del director francés Cédric Jiménez aborda el asunto del atentado, donde trata de describir cómo sucedieron los hechos, pero en una primera parte ilustra como Heydrich llegó a la posición que ostentaba. Ese nombre de hombre de corazón de hierro fue dado por el mismo Adolfo Hitler a Heydrich, ya que confiaba bastante en ese joven oficial, arribista, de pocos valores éticos, capaz de matar a multitud de personas con tal de lograr sus objetivos y congraciarse aún más con el Führer.

Aclaro que hay dos o tres películas, además de algunos documentales, que describen los hechos de la vida de Heydrich y del atentado contra su vida. Hay uno que no he podido encontrar, de producción checa, cinta en blanco y negro, durante los 60, que describe bastante bien como se fraguó el atentado.

Los rebeldes checos entonces pusieron en duda la necesidad de llevar a cabo una acción como tal. Ellos exponían que se eliminaba a una vida, pero no a los ocupantes en el país, aparte que la represión posterior al atentado sería implacable, razonamientos muy lógicos. No obstante, el hecho de que Heydrich tuviera esa fama negativa de aniquilador de judíos, asesino de todo aquello que no le oliera a la imaginaria raza aria, era más que suficiente para ajusticiarlo y hacer saber al mundo que en la parte Checa había un movimiento antinazi muy activo y capaz de realizar acciones de este tipo.

Lo demás en el resto de la peli queda en la heroicidad de todos aquellos que participaron en esta acción, aunque no se debe omitir la presencia de un Judas delator, el que llevó a la muerte a muchos compañeros de lucha. Las consecuencias previstas por algunos de los rebeldes se cumplieron en realidad. La represión después del atentado fue bestial en todos los sentidos.  

En esta peli de producción francesa, el papel de Heydrich corrió a cargo del australiano Jason Clarke. Su actuación puede catalogarse de aceptable nada más. Mejor desempeño tuvo la actriz Rosamund Pike en el papel de esposa de Heydrich. El inglés Stephen Graham, muy maquillado, no es que se pareciera a Himler físicamente. Graham lució grueso y su rostro no era Himler realmente. El resto del reparto hizo un buen trabajo, aunque creo que el sobresaliente se lo llevaría la actriz australiana, hija de madre polaca, Mia Wasikowska en el papel de la colaboracionista antinazi Anna Novak.  

Así que si Ud. desea ver un filme de carácter histórico, con buena fotografía y actuación de casi todo el reparto, esta cinta no le defraudará.

29 setiembre de 2022

Recuerdos sobre Gerardo Simón Limonta Duvergel

Yo amo al béisbol, pero no regreso”.
Simón a su retiro como entrenador en 2013

Por Esteban Romero

Triste saber cuándo se va de este mundo una figura que en algún momento se destacó y también ofreció alegría a su afición con su juego, defensiva y ofensiva. Ese es el caso del guantanamero Gerardo Simón, quien falleciera el 12 de setiembre de 2022 en su ciudad natal, donde había nacido en 1954, en el barrio San Justo. Su madre, al él nacer, falleció, lo cual nos informa Lianet Escobar (2013).

Simón desde temprana edad sintió deseos, como le ha sucedido a muchos cubanos, de jugar el béisbol, deporte que practicó y lo llevó a debutar en la XIII Serie Nacional (1972-73) con el también equipo debutante Serranos dirigido por el gran Roberto Ledo. Era la primera serie con 14 equipos, en la que cada provincia vino con dos equipos, excepto Habana y Oriente, los que se presentaron con tres conjuntos cada una. Por Oriente fueron, en este caso, Mineros, Oriente y Serranos. En este último equipo debutaron algunos peloteros guantanameros, los que se destacaron en sucesivas Series Nacionales como fueron Agustín Lescaille y Wilfredo Hernández, donde Gerardo Simón se incluyó en las postrimerías de la temporada, en la que tuvo cinco veces al bate, conectó dos imparables y anotó una carrera.

Simón no llegó a jugar en la XIV Serie, pero sí lo hizo en la XV Serie (1974-75) con el debutante Cafetaleros dirigidos por Pepín Carrillo, que no era más que el Oriente de las XIII y XIV Series Nacionales. El cambio de nombre de ese equipo y otros más se produjo debido a que en 1975 se jugaría la I Serie Selectiva, por lo que Oriente u Orientales sería el nombre de la representación de la provincia. Simón no jugó regular ni remotamente, los jardineros regulares del conjunto fueron Carlos González, Fermín Laffita, Oscar Rodríguez Silva, además del también lanzador Asterio Zaldívar.  

Por lo tanto, al menos el que suscribe, vino a conocer de Simón como pelotero cuando jugó como jardinero central regular del debutante Guantánamo en la XVII Serie Nacional (1977-78), equipo que fuera dirigido por Celso Suárez y que ocupara el octavo lugar de la justa. Entonces Simón se presentó como un slugger en potencia, comenzó a batear extra-bases incluido algunos cuadrangulares a la vez que se desempeñaba aceptablemente en los jardines, era de los primeros que comenzaron a fildear solo con la mano enguantada. No obstante, su lado flaco fue reconocido, batear los rompimientos, por lo que además de slugger se volvió en un hombre muy dado a poncharse. En las filas del equipo de su provincia dentro de las Series Nacionales se mantuvo hasta su retiro en 1990. En las últimas temporadas jugaba más el jardín izquierdo o fungía como designado.

Se puede decir que en la medida que más jugaba en los torneos nacionales Simón dejó de conectar jonrones y redujo su nivel de ponches. Por su utilidad defensiva y ofensiva también integró los equipos orientales en Series Selectivas. Su debut en estas lides fue en la VI Serie Selectiva (1980) con Orientales dirigidos por Manuel Miyar, una de las peores ediciones de este equipo en estos torneos, el que quedó en último lugar. Simón alternó con el granmense Juan Navarro en el jardín central y también con el ya decadente Fermín Laffita. Con Orientales Simón se mantuvo jugando hasta 1985. En ese período, los Orientales de Carlos Martí se alzaron con el banderín en la VII Serie Selectiva (1981). En ese equipo campeón Martí situó a su coterráneo Juan Navarro en el jardín central, el que inició con buena ofensiva, pero en la medida que esta decayó, fue sustituido por Simón, el que no soltó más el guante en el jardín central. En aquella alineación Simón fue usualmente el octavo bate. Por delante de él estaban Oscar Rodríguez, Wilfredo Hernández, Agustín Lescaille, Ramón Otamendi, Agustín Arias, Modesto Larduet y Jorge Francis.

También su temporada más destacada en Selectivas fue en la IX Serie Selectiva (1983) cuando se llevó el liderato de bateo con promedio de .350. Aquel equipo quedó en segundo lugar y había iniciado la temporada en la cima con una feroz ofensiva encabezada por Pablo Bejerano, Lescaille, Otamendi, Antonio Pacheco y el mismo Simón, pero esta aflojó y solo Simón mantuvo su buen paso. Las Villas de Eduardo Martín Saura jugaron un béisbol muy completo, con un bateo encabezado por el uno-dos Antonio Muñoz- Pedro José Rodríguez, además de buen pitcheo de abridores y el relevo oportuno de Isidro Pérez, por lo que merecieron el triunfo.

Llegó una nueva estructura de las Series Selectivas en su edición XII (1986). Los Orientales desaparecían por un rato, y daban paso a Mineros y Serranos como debutantes en estas lides. Los Serranos, dirigidos por Frangel Reynaldo, eran integrados por peloteros de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo, y Simón fue incluido en esta selección, pero no como regular. Los tres guardabosques de Serranos en esa temporada fueron tres bateadores zurdos, Fidel García y Fausto Álvarez en las esquinas, y Jorge García Carrión en el central. La labor de Simón fue como pelotero de cambio cada vez que el conjunto se enfrentaba a lanzador zurdo. En este caso Simón sustituía a Fidel García en el jardín izquierdo y era situado como quinto o sexto en la alineación. Realmente ese cambio casi siempre resultó, Simón tuvo muy buen desempeño defensivo y ofensivo. Serranos contra todos los pronósticos se coronó campeón.

En la XIII Serie Selectiva (1987) Serranos vino dirigido por Higinio Vélez, equipo en el que también jugó Simón, y fue utilizado de igual manera como en la temporada anterior. Serranos repitió su victoria, esta vez un poco más apretado, al solo aventajar al equipo de Ciudad Habana por un juego. En las siguientes dos selectivas (1988 y 1989) Simón volvió a ser parte de los Serranos, aunque jugó menos que en las de 1986 y 1987.

En su carrera, además de resultar campeón de bateo en la selectiva de 1983, logró otros lideratos como fue co-liderar el departamento de fly de sacrificios en la XVIII Serie Nacional (1978-79) con 5, y luego en la XXI Serie Nacional (1981-82), con 4.

Como se sabe, después de su retiro Simón se dedicó a entrenar a peloteros de su provincia, trabajo que desarrolló con interés y con no pocas dificultades subjetivas y objetivas, que al final le alejaron de esa labor.   

Fuentes

Anon. 1975. Guía de Béisbol 1973. Ediciones deportivas, Instituto Cubano del Libro, La Habana. P 310.

Escobar Hernández Lianet. 2013. Gerardo Simón: A pesar de los pesares. Diana, 26 septiembre. https://liaehernandez10.wordpress.com/2013/09/26/gerardo-simon-a-pesar-de-los-pesares/

Romero Esteban. 2022. Las Series Selectivas del Béisbol en Cuba (1975-95). Deportiva RELR- I, Valencia, España. P. 173.

28 septiembre de 2022

 

Una visita a las Cuevas de San José y al río homónimo y subterráneo más largo de Europa

Esta cavidad es un afloramiento de aguas
profundas, originado hace dos millones de años.”

Vista del Valle de Uxó y al fondo el Mar Mediterráneo

Por Ricardo Labrada

A una distancia cercana a la ciudad de Valencia se encuentra el paraje natural de San José ubicado dentro del Municipiode Vall de Uxó en la comunidad valenciana. En tres cuartos de hora uno puede llegar en coche de Valencia a San José. Las entradas están disponibles online y si Ud. reservó para horas tempranas, casi al abrir el sitio, y llega temprano al lugar, pues puede que les suceda lo que, a nosotros, pudimos entrar en la misma primera tanda.

La entrada para acceder a las Cuevas de San José, que en valenciano se les conoce como Coves de Sant Josep. No son cuevas sencillas, ya que las mismas son atravesadas por las aguas de un río subterráneo, por el cual se puede navegar y su longitud llega a los 2750 metros. El más grande de este tipo en el mundo es el Hamza, el cual se halla en Brasil y tiene una longitud de 6000 km. Hay otros más largos, como es el Río Secreto en Yucatán (153 km de largo) y el Cabayugán (8.2 km de largo) en el Parque Nacional de Puerto Princesa en Filipinas.

Las cuevas muestran formaciones típicas del lugar, formaciones calizas, estalactitas y estalagmitas. El primer lugar visitado en el recorrido en bote fue la Sala de los Murciélagos, lugar poblado de estos animales en el pasado, pero que ya no existen, solo su nombre. Se pasa por Galería de los Sifones y la Cascada de la Flor. A un punto del recorrido de 800 metros en bote, uno llega al lugar donde puede escuchar un breve concierto musical combinado con luces coloridas. Una parte de la trayectoria, 250 metros, se deben recorrer a pie, donde tanto ahí como en la barca es importante bajar la cabeza bien, ya que uno puede tropezar con la parte baja y superior de la cueva, algo no recomendable. El guía orienta bastante para no lesionarse.

Fuera de las cuevas todo está bien ordenado con cafeterías, restoranes y tienda de suvenires. También existe una escalera algo empinadita, la que permite llegar a la Ermita de San José, cuya construcción fue iniciada en 1698. Desde el lugar hay una especie de mirador que da una vista esplendida del Valle de Uxó e incluso del Mar Mediterráneo.

Otra cosa que nos llamó la atención fue un área de aparcamiento gratis con cinco filas, cada una de unos 200 metros y techada con paneles solares. Fue algo ingenioso y que seguramente ayuda en el suministro de electricidad a la comunidad del entorno.  Se vio río en la parte superior de las cuevas, que asumimos que se llame también San José, pero completamente seco, donde crecen plantas como Ricinus communis L., Xanthium strumarium L. y Bidens tripartita L. En las partes altas del lugar había cactus (Opuntia máxima MILL), indicador que la sequía es algo que golpea el entorno.

Aparcamiento techado con paneles solares
El río en la parte de la entrada a las cuevas completamente seco

27 setiembre de 2022

“Clara y Claire (2019)” y el amor virtual

El amor virtual es uno de los más admirables
y valientes, aprendes que tienes que tocar el
alma y no el cuerpo para amar.”
Anon

Por Esteban Hernández

El drama “Clara y Claire” es de producción francesa bajo la dirección de Safy Nebbou. El título en español es algo sencillo, prefiero el original “Celle que vous croyez” (Aquella que Ud. creyó) o en inglés “Who you think I am” (Quién crees que yo sea)

La cinta aborda, a su manera, un tema que suele ser recurrente en la actualidad con el auge de las redes sociales. Preferiría llamarle amor con personajes invisibles, algo que ha existido desde que se inventó el teléfono. Muchas personas por pura casualidad se conocieron por esta vía y entablaron una relación preliminar con llamadas, donde se decían palabras amorosas. Otras interesadas en esa relación buscaban el número de teléfono de la persona amada o de su gusto y enamoraban sin identificarse inicialmente.

Por lo tanto, esa forma de enamoramiento no es nueva, pero al surgir Facebook con su Messenger, WhatsApp y otras formas de comunicación este tipo de acercamiento se ha fomentado extraordinariamente. Muchas veces una persona muy mayor de edad aparentando ser otra más joven, que es el caso en esta peli, busca la forma de llegar a otra mucho más joven, al que desea como si fuera una adolescente.  

La trama no parece muy verosímil, ya que uno puede advertir que en ella se omite o se olvida el hecho que hoy ya las relaciones son más directas con la aparición de la videollamada. La fémina muy mayor teme que su enamorado la vea y resulte desencantado. Él, por su parte, insiste en un encuentro. Ella lo consuela con una foto de su sobrina. Me lució muy infantil, ya que repito, lo más fácil del mundo hoy día es la videollamada por diversas vías, y él nunca se la sugirió o se la exigió.

Esta relación tiene un desenlace, el que no voy a revelar para evitar el spoiler, solo diré que lo que se piensa como final de la relación era falso como luego se demostró. Ella no dejó de soñarlo e idealizar la relación de manera ficticia en una novela que escribió al efecto, lo cual sirve en buena medida como segunda parte de la peli.

Uno de los atractivos de esta peli es el protagonismo de Juliette Binoche, la vieja que quería ser joven, la que hace su papel muy convincentemente. No falta la psicóloga Nicole García, con más edad que la Binoche, muy flemática todo el tiempo en este filme, con expresiones de su rostro que denotaban el asombro o simpatía a lo que le contara su paciente. Finalmente, el apuesto François Civil, el que se ha destacado en películas de aventuras en el papel de D´Artagnan, mientras que aquí es el joven apasionado y deseado.

La forma de hilvanar las historias dentro del filme es lo más original que uno puede encontrar. Hay escenas dentro de la peli que pueden ser muy reales en la vida de seres enamorados y con deseos de sexo.

26 septiembre de 2022

Joaquín María Albarrán y Domínguez, un ilustre médico y científico cubano

Si los azares de la vida me han hecho adoptar por patria a la grande
nación francesa, nunca olvido que soy cubano y siempre tenderán mis
esfuerzos a hacerme digno de la tierra en que nací.”
Palabras de Joaquín Albarrán en 1890 y grabadas
en el pedestal de su monumento en Sagua la Grande

Por Ricardo Labrada

Ha sido costumbre de este blog desde sus inicios rememorar, aunque sea brevemente, a las figuras cubanas más relevantes en el mundo de las ciencias, por lo que el Dr. Joaquín Albarrán no puede ser omitido de ninguna manera.

Cuba ha tenido destacados científicos en la medicina. El más renombrado es Carlos J. Finlay. Sin embargo, no es el único que ha sobresalido internacionalmente. Hay otros como es el caso de Joaquín Albarrán Domínguez, el que naciera el 9 de mayo de 1860 en Sagua la Grande, entonces provincia de Las Villas.

Albarrán cuando sólo tenía nueve años quedó huérfano y su padrino, el Dr Joaquín Fábregas, se convirtió en su tutor, el que decidió enviar al niño Joaquín a estudiar en el colegio Belén en la Habana. Allí estuvo poco tiempo. Su tutor decidió enviarlo a estudiar a Barcelona, donde terminó el bachillerato y luego inició sus estudios de medicina, donde se graduó a temprana edad, y más tarde se doctoró en Madrid. Finalizados sus estudios decidió marchar a Alemania, pero por razones diversas se fue a París, donde inició una carrera fructífera en el campo de las investigaciones médicas, particularmente en la urología.

Sus investigaciones inicialmente transitaron por la histología bajo la guía de los experimentados Dres. Louis Antoine Ranvier y Louis Charles Malassez. Albarrán igualmente colaboró con Louis Pasteur, el sabio de la microbiología. Se afirma que la bacteria gran positiva y pleomórfica, Bacillus pyogenes, sucesivamente llamada Bacterium coli y Escherichia coli, la que afecta seriamente al colon, fue descrita por primera vez por Albarrán cuando trabajaba de interno en hospital de París. Allí se contagió también con la bacteria Corynebacterium diphtheria y contrajo la difteria.

El tutor principal de Albarrán fue el Dr. Jean-Casimir Félix Guyon, director del Hospital Necker, institución muy experimentada en el campo de la urología. Allí Albarrán se desenvolvió como profesor agregado desde 1892.  Su experiencia anterior en el campo de la histología le ayudaron enormemente para convertirse en el científico de más conocimiento en urología. una figura Fue nombrado profesor agregado del Hospital Necker en 1892.

Albarrán condujo estudios sobre sobre adenomas y epiteliomas de riñón y de las nefritis del riñón canceroso. Los expertos en estas especialidades afirman que Albarrán fue las el primero en estudiar la naturaleza adenomatosa de la hipertrofia prostática.

En el campo de la nefrología Albarrán desarrolló un método para examinar las funciones renales, cuyos resultados publicó en 1905. La uña de Albarrán fue un invento que permitió introducir los catéteres ureterales, a través del orificio uretral de la vejiga y así separar la orina de cada riñón, lo que aportó muchos datos sobre afecciones patológicas en los riñones.

Algo que afecta bastante a los humanos es la presencia de piedra en los riñones. Albarrán se las ingenió para utilizar la radiología en el diagnóstico de esta afección llamada litiasis renal. De igual forma Albarrán pudo incorporar la técnica radiológica al diagnóstico de la litiasis renal.

El científico cubano-español-francés era muy dado a estudiar los síntomas de la enfermedad y los cambios que provocan en el organismo humano como forma para luego predecirla.

En la docencia Albarrán hizo importantes contribuciones al impartir clases y conferencias sobre las enfermedades de las vías urinarias en la Facultad de Medicina de París, trabajo que desarrolló desde 1877 hasta 1904.  

Una obra importante publicada por este científico fue “Medicina operatoria”, que resultó ser un aporte importante en el campo de la urología, base para el desarrollo de futuras investigaciones. También presidió el primer congreso internacional de urología en 1908.

La web de las biografías indica que el Dr. Albarrán fue miembro de la Asociación Francesa de Urología, la Sociedad de Cirugía y de la Sociedad Anatómica. Como reconocimiento a sus logros y aportes obtuvo el Premio Barbier de la Universidad de París; tres veces el Premio Tremblay de la Academia de Medicina y Premio a la mejor tesis de 1889 por El riñón de los urinarios.

Su nombre ha sido usado en muchos epónimos como son el síndrome Albarrán-Ormond, que es la fibrosis inflamatoria retroperitoneal, nombre dado a esta afección por el urólogo estadounidense John Kelso Ormond. A los túbulos sub-trigonales localizados en la próstata se les llaman glándulas de Albarrán. Al signo de cáncer en la pelvis del riñón se le llama signo de Albarrán. A la presencia de colibacilo en la orina o colibaciluria se le llama enfermedad de Albarrán. Existen otras pruebas o exámenes que igualmente se llaman Albarrán.  

Murió siendo todavía joven, a la edad de 52 años, el 17 de enero 1912 en Paris. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de Neuilly-Sur-Seine.

Existe un monumento a Joaquín Albarrán en Sagua la Grande, Villa Clara, el cual fue realizado en Italia y traído a Cuba en 1910 e inaugurado en enero de 1911. El monumento está a un costado de la iglesia parroquial en el parque que igualmente lleva su nombre en esta ciudad. El hospital clínico quirúrgico en Nuevo Vedado, la Habana, lleva el nombre de este ilustre científico de la medicina.

Fuentes

Anon. 2015. Joaquín Albarrán y Domínguez (1860-1912). Historia de la medicina. https://www.historiadelamedicina.org/albarran.html

Anon. s/a. Joaquín María Albarrán Domínguez. Whonamedit. http://www.whonamedit.com/doctor.cfm/172.html

Anon. s/a. Monumento a Joaquín Albarrán- Monumentos de Cuba. Historia de Cuba. https://historiacuba.wordpress.com/2017/11/16/monumento-a-joaquin-albarran-monumentos-de-cuba/

Chelala José. 1941. Domingo G. Gómez, creador de una nueva ciencia. Bohemia, 31 agosto, pp. 32-33, 53-54

Hernanz Miguel Ángel. s/a. Albarrán, Joaquín (1860-1912). La web de las biografías. https://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=albarran-joaquin

24 setiembre de 2022

El recuerdo de Cinerama, sistema de pantalla ancha en el cine

Desde el principio de la era sonora el formato del filme fue de 4:3,
igual que la TV. Incluso en los cines más grandes la pantalla era
relativamente pequeña hasta la llegada de Cinerama.
John Sittig, director de proyección y sonido de Arclight en LA.

Por Esteban Hernández

Un grato recuerdo, el que deseo aquí compartir. Se trata de un novedoso sistema de exhibición de cine en pantalla ancha y gigante, invento de Fred Waller de la Paramount en 1939 y luego promovido por Hazard E. Reeves, sistema que se le llamó vitarama en aquel momento. Sin embargo, el invento había quedado durmiente por años hasta que en setiembre de 1952 se proyectó la primera película en teatro de Broadway, la que se titula “Esto es cinerama”, documental de 1:55 de duración, realizado por un grupo de directores y la narración de Lowell Thomas.

El filme en formato de Cinerama usaba cámaras de 35 mm que filmaba tres aspectos de una imagen simultáneamente, mientras que para su proyección se requería una pantalla curveada con un ángulo de 165 grados y tres proyectores que liberaban 26 cuadros por segundo de forma sincronizada. El sonido, por su parte, era unidireccional y con siete pistas.

La realidad es que cuando uno estaba en la sala viendo la proyección, parecía como si estuviera dentro de la escena debido a la sensación que provocaba la inmensa pantalla y la banda sonora que acompañaba la proyección.

En muchos países desarrollados del mundo se fue introduciendo el sistema, para lo cual se requerían salas especiales para el montaje de la pantalla, así como áreas para la proyección de las tres cámaras. Al inicio de 1958 existían salas para la proyección de cinerama en EE. UU., Canadá, España, Francia, Inglaterra, Italia y Japón entre otras naciones.

Cuba fue el primer país del Caribe que logró tener sala de Cinerama, la que estaba en el antiguo cine Radiocentro. Uno de los técnicos norteamericanos encargado de la obra de remodelación y adaptación de la sala de Radiocentro fue Everett Callow. Este proceso incluyó darle forma a la sala en forma de estadio, con el balcony a continuación de la platea. Un proyecto muy similar tuvo lugar en Osaka, Japón, y en el Auditorio de la Feria Mundial de Bruselas.

El estreno del documental “Esto es cinerama” sucedió el 24 de febrero de 1958 en Radiocentro. La entrada costaba dos pesos (igual a dos dólares EE. UU.). El día de la víspera hubo una Premiere de Gala, cuyos fondos recaudados se entregaron al Hospital San Lorenzo.

Este sistema de cine se mantuvo en Cuba hasta inicios de 1961. Ya en 1960 la entrada costaba un peso. Personalmente pude disfrutar de cinerama en dos ocasiones, siempre en excursión escolar. Primeramente, vimos “Esto es cinerama (1952)” y luego “Las Siete Maravillas del mundo (1956)”, documental de Tay Garnett y otros directores, además de varios narradores, entre ellos Lowell Thomas. Este filme fue una clase de geografía para jamás olvidar. De aquella eran también “Fiesta en cinerama“, “En busca del paraíso “ y más tarde “Cinerama en los mares del Sur “, pero como no los vi, me abstengo de hacer comentario. Supongo que hayan tenido, pero no tanto como los dos primeros mencionados.

Siete Maravillas del Mundo en cinerama

En la antigua URSS el sistema llegó algo después que en Cuba. A la memoria del que suscribe, el primer filme visto allí fue el norteamericano “El mundo está loco, loco, loco (1963)” de Stanley Kramer y protagonizada por Spencer Tracy y Mickey Rooney. Vi esta peli en cine de Minsk, Bielorrusia, en 1963, o sea la peli se proyectó allí en el mismo año de su estreno. Luego otra vista, esta vez en cine de Kiev, fue “Grand Prix (1966)” de John Frankenheimer protagonizada por James Garner, Yves Montand y Toshiro Mifune.

Me hacía idea que el filme “Guerra y paz (1965)” dirigido y protagonizado por Sergey Bondarchuk había sido filmado en este formato, pero no fue así. El filme en sus tres partes fue filmado en sistema de 70 mm.

El sistema de cinerama era caro y presentaba dificultades caso que las cintas resultaran dañadas y fue por esa razón que el formato fue dando paso al uso de una sola cámara e impresiones de 70 mm. Cinerama para su realización no utilizaba lentes anamórficos, pero el nuevo sistema de 70 mm si los incluía, por lo que la imagen proyectada no coincidía realmente con la toma de la escena, ya que había una compresión de la imagen de uno de los ejes, usualmente el horizontal.   

Fuentes

Anon. s/a. Cinerama incorporated. Collection, https://collection.sciencemuseumgroup.org.uk/people/ap27785/cinerama-incorporated

Jordán René. 1958. ¡Aquí está cinerama! Bohemia, 16 febrero. pp 37-38, 115

21 setiembre de 2022

Cronología del reinado en Inglaterra, Gran Bretaña y el Reino Unido

«Es vital para la monarquía estar en contacto con
el pueblo. Eso es lo que trato de hacer y hago

Princesa Diana

A propósito del fallecimiento de la Reina Isabel II se ha realizado la recopilación de los monarcas que ha habido en territorio de lo que es hoy el Reino Unido. A manera de aclaración, aquí no se describen los reinados en Escocia antes de su unión con Inglaterra. La monarquía comenzó en Britania a partir de los reinados en Wessex, luego vino la formación de Inglaterra para posteriormente crearse Gran Bretaña-Reino Unido. De hecho, se puede decir que la monarquía inglesa/británica es una de las más antiguas en Europa.

Hubo siete monarcas en Wessex, donde ya se iban dando las bases para la unión de Inglaterra. Después fueron cuarenta y dos reyes/reinas pertenecientes a siete casas reales hasta 1649, cuando el país se vio envuelto en una revolución conducida por Oliver Cromwell, la que surprimió la monarquía durante casi una década. Desde 1653 hasta el presente el trono ha sido ocupado por diecisiete monarcas. De ese total de monarcas sólo seis fueron mujeres

A continuación la cronología, donde primero aparece el nombre del monarca, luego la Casa Real a la que perteneció y finalmente el período de años en el poder.

Reyes de Wessex (Sajones Occidentales)

Egbert -Sajón 802–839. En muchos textos la dinastía sajona aparece como anglosajona.
Aethelwulf o Ethelwulf- Sajona 839–856/858
Aethelbald o Ethelbald- Sajona 855/856–860
Aethelberht o Ethelbert- Sajona 860–865/866
Aethelred I o Ethelred- Sajona 865/866–871
Alfredo El Grande- Sajona 871–899, monarca que inició la unión de toda Inglaterra
Eduardo El Viejo- Sajona 899–924, continuó la unión iniciada por su padre Alfredo

Soberanos de Inglaterra

Athelstan – Sajona 925–939, rey de Wessex y el primero de Inglaterra, monarca que logró consolidar lo iniciado por su abuelo Alfredo y continuado por su padre Eduardo.
Edmundo I – Sajona 939–946
Eadred o Edred- Sajona 946–955
Eadwig o Edwy- Sajona 955–959
Edgar- Sajona 959–975
Eduardo El Mártir – Sajona 975–978
Ethelred II El Indeciso o Aethelred- Sajona 978–1013
Sweyn Forkbeard- Danesa 1013–14, monarca danés que conquistó Inglaterra
Ethelred II El Indeciso (restaurado)- Sajona 1014–16
Edmundo II Ironside- Sajona 1016
Canuto- Danesa 1016–35
Haroldo I Harefoot- Danesa 1035–40
Hardecanute o Canuto Hardeknut- Danesa 1040–42
Eduardo El Confesor- Sajona 1042–66
Haroldo II- Sajona 1066
Guiilermo I El Conquistador- Normando 1066–87. En 1066 los normandos conquistaron Inglaterra.
Guillermo II – Normando 1087–1100
Enrique I – Normando 1100–1135
Esteban- Blois 1135–54, originado en Blois, Valle del Loira, Francia.
Enrique II- Plantagenet 1154–89, dinastía originaria del condado de Anjou, Francia
Ricardo I o Corazón de León- Plantagenet 1189–99
Juan- Plantagenet 1199–1216
Enrique III – Plantagenet 1216–1272
Eduardo I- Plantagenet 1272–1307
Eduardo II- Plantagenet 1307–27
Eduardo III- Plantagenet 1327–77
Ricardo II- Plantagenet 1377–99
Enrique IV- Plantagenet: Lancaster 1399–1413
Enrique V- Plantagenet: Lancaster 1413–22
Enrique VI- Plantagenet: Lancaster 1422–61
Eduardo IV- Plantagenet: York 1461–70
Enrique VI (restaurado)- Plantagenet: Lancaster 1470–71
Eduardo IV (restaurado)- Plantagenet: York 1471–83
Eduardo V- Plantagenet: York 1483
Ricardo III- Plantagenet: York 1483–85
Enrique VII- Tudor 1483–1509, dinastía originada por el final de la guerra de las Rosas entre las dinastías York y Tudor, lo que dio lugar a la unión de las Casas York y Lancaster
Enrique VIII- Tudor 1509–47. Durante este reinado, en 1534, Inglaterra se apartó de la iglesia católica y mandato del Vaticano, para crear su propia iglesia protestante, la anglicana, cuyo líder espiritual es el arzpobispo de Canterbury, siempre designado por el monarca en funciones.
Eduardo VI- Tudor 1547–53
María I – Tudor 1553–58
Isabel I – Tudor 1558–1603
Jaime I (Sexto de Escocia) – Estuardo 1603–25. Dinastía reinante en Escocia. Jaime VI de Escocia se convirtió en Jaime I de Inglaterra en 1603. Cuando llegó al trono inglés él se hacía llamar Rey de Gran Bretaña. Legalmente él y sus sucesores tenían los reinos de Inglaterra y Escocia por separado hasta el Acta de la Unión en 1707.
Carlos I – Estuardo 1625–49

Commonwealth o Mancomunidad (1653–59)

Oliver Cromwell, Señor Protector 1653–58, líder del partido Whig y mandatario que estableció la Mancomunidad de Inglaterra y un régimen autoritario en el país.
Richard Cromwell, Señor Protector 1658–59. El hijo de Oliver Cromwell sustituyó a su padre una vez fallecido, pero no pudo sostener el régimen, por lo que en 1659 dimitió.

Oliver y Richard Cromwell sirvieron como señores protectores de Inglaterra, Escocia e Irlanda durante el período republicano de la Mancomunidad.

Restauración de la monarquía

Carlos II- Estuardo 1660–85, el que llegó después que el poder fuera entregado por George Monck, jefe del ejército, al Parlamento.
Jaime II – Estuardo 1685–88
Guillermo III y María II – Orange/Estuardo 1689–1702. Guillermo y María, como marido y esposa, reinaron juntos hasta la muerte de María en 1694. Guillermo entonces reinó solo hasta su muerte en 1702.
Ana- Estuardo 1702–14
Jorge I- Hanóver 1714–27, dinastía reinante alemana. Su origen está en que Jorge I heredó los principados de Calenberg y Göttingen y decidió irse a residir en Hannover.
Jorge II- Hanóver 1727–60
Jorge III- Hanóver 1760–1820

Soberanos de Gran Bretaña y el Reino Unido

El Reino Unido se formó el 1 de enero de 1801, con la unión de Gran Bretaña con Irlanda. Después de 1801 Jorge III se comenzó a llamar Rey del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda.

Jorge IV- Hanóver 1820–30. Fue regente-príncipe desde el 5 febrero de 1811 cuando se declaró a su padre, Jorge III, como inepto para gobernar.
Guillermo IV- Hanóver 1830–37. En este período, en 1832, se aprueba el Acta de la Gran Reforma, la que modificó la representación parlamentaria y eliminó municipios, expandió el sufragio universal y la consagración de la Casa de los Comunes como el sector
principal del Parlamento. En este período es que la Monarquía pasa de ser absoluta a constitucional.
Victoria – Hanóver 1837–1901
Eduardo VII- Sajonia-Coburgo-Gotha 1901–10.
Jorge V- Windsor 1910–36, quién cambió la casa anterior (Sajonia-Coburgo-Gotha) por la de Windsor en la I Guerra Mundial
Eduardo VIII -Windsor 1936. Sucedió a su padre, Jorge V, el 20 de enero de 1936, pero abdicó voluntariamente el 11 de diciembre de 1936 un poco antes de su coronación. Eduardo no quiso renunciar a su amor por una mujer divorciada dos veces, Wallis Simpson, algo inadmisible según las leyes eclesiásticas.
Jorge VI- Windsor 1936–52
Isabel II- Windsor 1952, monarca durante siete décadas, la que más ha reinado en la historia de su país.
Carlos III- Windsor 2022

Fuente consultada Sovereigns of Britain. Encyclopaeadia Britannica De Luxe, Chicago 2015.

Recopilación de Ricardo Labrada, 19 setiembre de 2022

Visita al País Vasco. II. San Sebastián (Donostia) 

«San Sebastián es un imán para la tercera edad.» 
Vieja cita sobre San Sebastián

Por Ricardo Labrada

Si la belleza merece nombre, me parece que San Sebastián (en euskera Donostia) es casi su sinónimo. Desde que uno llega a la capital de la provincia de Guipúzcoa en el País Vasco comienza a ver elegancia y belleza por doquier. Con tan buena suerte que encontramos un aparcamiento en el mismo Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal, el que fuera inaugurado en 1921, pero luego renovado en 1975. El Palacio está de frente a la playa Gros y a la desembocadura del río Urumea.  

Palacio Kursaal
Puente Kursaal sobre río Urumea
En la Playa Zurriola

Salimos de ese lugar y a caminar bordeando las playas. La primera que nos encontramos en la trayectoria fue la Zurriola, donde hay un puente muy bonito que une al Kursaal con la ciudad. El puente se llama de la Zurriola, pero es más conocido como puente Kursaal. 

Aclaro que en Donostia hay ciudad vieja y ciudad antigua. Lo primero que visitamos fue la ciudad vieja, para lo cual caminamos por amplio paseo que nos iba llevando en sus laterales a plazas e iglesias, además de calles angostas muy típicas en España y otras partes de Europa. El clima era óptimo, calientico como le gustan a los caribeños, algo no muy frecuente en este lugar.  

Plaza de la Constitución y de frente antiguo ayuntamientto ahora Biblioteca nacional

 ¿Qué vimos en esa primera parte del recorrido? La plaza de la Constitución inolvidable, donde me dicen que festejan la tamborrada de San Sebastián coincidente con el día de Santo Tomás. Allí se encuentra el viejo ayuntamiento de la ciudad, Luego visitamos dos iglesias, la Basílica de Santa María del Coro, con fachada barroca; y la parroquia o iglesia de San Vicente Martir, construida hace más de cinco siglos. A diferencia de la primera mencionada, la de San Vicente tiene estilo gótico. No se puede omitir en el paseo la vista del puente María Cristina de San Sebastián.  

Basílica de Nuestra Señora del Coro
Altar en Basílica de Santa María del Coro
Iglesia San Vicente
Puente María Cristina

Llegamos hasta las Portaletas o entrada al puerto de San Sebastián viniendo por la Calle Arrandegi. En Portaletas o Puerta del Mar hay un balcón con tres entradas, el que marca el límite entre la ciudad vieja y el muelle. 

Calle Arrandegi
Portaletas

Caminando hacia la izquierda nos tropezamos con la playa La Concha, que estaba llena de gente para bañarse. No probé la temperatura del agua, ya que no llevé traje de baño, pero considero que esos ciudadanos europeos tienen una buena resistencia al agua fría. El ayuntamiento no podía faltar, antiguo casino, donde la alta sociedad se reunía para sus bailes, conciertos y juegos al azar, entonces prohibidos.  

Playa la Concha
Ayuntamiento

La Catedral de la ciudad o del Buen Pastor se puede ver desde distintos ángulos, por lo que llegado a la playa de la Concha no quedaba más remedio que ir a visitar ese templo, construido en el siglo XIX. La catedral, nos dice wikipedia, es sede de la diócesis de San Sebastián, perteneciente a la archidiócesis de Pamplona. La torre principal mide 75 metros y la iglesia tiene un ancho de 36 metros. Llama la atención que por dentro no tiene tanto lujo como las otras iglesias visitadas, pero su parte exterior es imponente, con su estilo neogótico. Alrededor de la catedral hay lugares para refrescar y tomarse un café.  

Catedral del Buen Pastor
Altar Catedral del Buen Pastor

Desde el muelle y playa la Concha también vimos el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, el cual se halla sobre el monte Urgull. Preguntamos si se podía ir en coche o había otra opción, y nos dijeron que sólo a pie. Así que nos conformamos con verlo desde abajo.  

Sagrado Corazón de Jesús

Habíamos pasado también por la Plaza Cervantes, donde se encuentra un monumento a Don Quijote y a Sancho Panza, además del famoso Teatro Victoria Eugenia, donde tienen lugar los famosos festivales de cine.  

Teatro Victoria Eugenia (foto de Victoriaeugenia.eus)
Quijote y Sancho Panza en Plaza Cervantes

Vino el necesario receso para almorzar y a su vez regresar a tomar el auto para llegar primero a la playa Ondarreta y luego ir hasta el Monte Igueldo, el cual tiene acceso para coches. Las vistas de San Sebastián desde esta altura son impresionantes y nos da la posibilidad de identificar algún que otro lugar por donde no hubiéramos pasado. La belleza de San Sebastián o Donostia se hace evidente desde este lugar. El Monte Igueldo tiene muchas diversiones aptas para niños y jóvenes. Daba envidia ver como ellos disfrutaban del lugar. Nosotros estábamos felices de poder ver la ciudad en toda su amplitud.  

Torre en Monte Igueldo

Al siguiente día volvimos a la playa Ondarreta con el objetivo de ver un poco de esta barriada residencial, pero también para visitar la escultura Peine del Viento, obra de Eduardo Chillida. Son tres esculturas de acero ancladas en los arrecifes al pie del Monte Igueldo.  

Escultura Peine del Viento

Como había hablado de ciudad antigua, por lo que pude averiguar ese lugar va desde Ondarreta hasta el Monte Urgull. San Sebastián tuvo asentamientos romanos de los siglos I y II d.C. Se entiende que en ese lugar había una extensa área comercial, por lo que se le llama antigua y no debe confundirse con la ciudad vieja.  

La barriada residencial en Ondarreta y sus alrededores nos pareció estupenda para vivir, solo que enseguida nos acordamos del invierno en estos lares y el entusiasmo decae inmediatamente. En verano visitar a San Sebastián es una idea maravillosa y se la recomiendo a todo el que visite España. Una de mis hijas estuvo aquí en período entre otoño e invierno y me dice que el viento es fuerte, por lo que uno no disfruta de todo lo bello de esta ciudad.   

18 setiembre de 2022 

El equipo Cubaneleco en la Liga Nacional Amateur

Ha ganado el campeonato el mejor equipo, el de mayor
cohesión, y ataque sistemático y balanceado.”
Nelson Varela del Diario La Marina en
ocasión de la victoria de los eléctricos en 1954

Por Esteban Romero

Este artículo es sobre el equipo representativo de la Compañía de Electricidad en el béisbol amateur cubano, el Cubaneleco, aunque es bueno aclarar que hubo otros equipos de béisbol patrocinados por esta empresa como fue el caso de Havana Electric en el período de 1932 a 1936 en la Liga Social.

El Cubaneleco también debutó en 1932 y fue dirigido por el ex-jardinero y bigleaguer Jacinto Calvo. El receptor del equipo fue el legendario árbitro Amado Maestri, el mejor de todos los tiempos en la pelota cubana y muy destacado en otras ligas. Al reglano lo acompañó Miguel López como segundo cátcher. El cuadro del equipo era defendido por Francisco Rodríguez y Gonzalo de Quesada (llegado después del retiro del Víbora Tennis de la justa) en la inicial, Ramón Carcas en la intermedia, el muy eficiente y experimentado Gustavo Alfonso en la antesala, mientras que Alfonso Rodríguez cubría el campo corto. En los jardines estaban Manuel de la Fuente LF, Porfirio “Bambino” Espinosa CF, además de L. Ruiz, E. Andreu, F. Albert RF y el utility J.E. Moré. El lanzador principal del conjunto fue Víctor “Benitín” Gómez Crespo, nombre completo que dio su nieto en Facebook. También estaban Ed Guedes y A. Miranda. Casi finalizando este torneo, el inicialista Francisco Rodríguez fue suspendido en la Liga Nacional Amateur. El hecho que la Universidad no haya participado en este campeonato le favoreció para poder disponer del Bambino Espinosa en el jardín central.

Para ser su primer año de juego, su comportamiento fue muy aceptable al quedar en cuarto lugar (13-8-1), aventajado por el campeón Hershey, el Regla y el Teléfonos.

En 1933 hubo cambio de dirección, el experimentado Horacio Alfonso inició la temporada y el inicialista Gonzalo Quesada la finalizó. Fue una justa muy reñida, en la que cinco equipos estuvieron metidos en la disputa del banderín, entre ellos el Cubaneleco, ocupante del quinto lugar. Este equipo tuvo muy poca variación en su nómina. De la Fuente alternó en la intermedia y los jardines, mientras que Pastor Montero defendió la antesala. Ausente la Universidad, Bambino Espinosa patrulló el central, mientras que Gustavo Alfonso bateó a sus anchas y jugó los jardines y algo en la antesala. El torpedero Alfonso Rodríguez estuvo muy cercano a Alfonso en su promedio ofensivo. Juan Domínguez se incorporó al cuerpo de lanzadores de este equipo.

En 1934 Maestri ya era historia como receptor, su puesto lo ocupó Miguel López. Al equipo se incorporó otro utility, Ernesto Estévez, capaz de jugar el cuadro y los jardines. El pitcheo dependió de la labor de Miranda y Domínguez. Al final hubo descalabro (6-12-2) al quedar en penúltimo lugar en un campeonato con seis equipos. Su consuelo fue haber podido aventajar al Vedado Tennis, ocupante del sótano. Al año siguiente las cosas no fue que cambiaran mucho. Su nuevo manager fue otro experto, León Rojas. Miguel López y Ernesto Estévez alternaron en la receptoría, Jorge “El Profesor” Consuegra jugó el campo corto algo, ya que Alfonso Rodríguez continuó como titular de la posición. Más bien el Cubaneleco trajó a Consuegra como pelotero e instructor en este conjunto. En los jardines jugaron Alejandro Rodríguez, Manuel de la Fuente y J.E. Moré, mientras que los lanzadores fueron José M. “Warneke” Quevedo, “Benitín” Gómez y Juan Domínguez. Nada mejoró en este conjunto y para colmo Juan Mercadefe del campeón Teléfonos les lanzó juego de no-no el 2 de junio.

El Cubaneleco fue otro equipo en 1936 bajo la guía de José “Lopito” López trajo casi igual nómina con algunas incorporaciones como la de “Jorocón” García y Juan “Cocoliso” Torres en los jardines. Los lanzadores de puntería fueron Juan Domínguez y “Benitín” Gómez. José M. “Warneke” Quevedo lanzó hasta el mes de junio y de ahí saltó al béisbol venezolano. Finalmente fue solo superado por el campeón Fortuna, pero pudo aventajar a los siempre triunfadores Hershey y Teléfonos. Ese paso no pudo ser mantenido en 1937 y el equipo cayó muy por debajo de los ocupantes de los cuatro primeros lugares de la justa ganada por el Fortuna.

Muy parecido fue el comportamiento del Cubaneleco en 1938, esta vez con Alfonso Rodríguez como manager en sustitución de Lopito. La antesala fue defendida por Lino Marrero, además de F. Ojeda en la tercera y el campo corto, pelotero que se destacó mucho al bate (.344). Pastor Montero había pasado a jugar con los Caribes de la Universidad. Se mantenían los habituales de Quesada, Carcas, Espinosa, Torres, de la Fuente, Alejandro Rodríguez. L. Cabrer fue el receptor, y los lanzadores fueron José Rodríguez, José Betancourt y Antonio “Mingolo” del Monte. El Cubaneleco (11-12-1) compartió el sétimo lugar de la justa con el Círculo Naval. Las cosas continuaron casi igual en 1939, Alfonsito dirigió y jugó la intermedia y el campo corto siempre que fue necesario. Antonio Marsal y Joaquín Bernal se integraron al grupo de jardineros, otro tanto hacía Manuel Quintela alternando en segunda y tercera. El camagüeyano Eliécer Álvarez fue uno de los pilares del pitcheo del equipo. Estévez quedó en el Todos Estrellas como mejor camarero. No obstante, el conjunto quedó en noveno lugar entre los doce equipos participantes en la justa.

Se puede decir que a partir de 1940 el Cubaneleco se mantuvo en los torneos de la Liga Nacional Amateur, pero sin muchas glorias al efecto. El equipo siempre estaba entre los coleros de la Liga. No obstante, el equipo presentaba buenos peloteros al campo como fueron los receptores Manuel Soberá y Miguel López, Francisco Hernández en la inicial, Estévez en segunda y campo corto, Efrén García como camarero, en los jardines Armando López, Antonio Ferrer, Alejandro Gómez, Manuel Quintela, David Fernández y Bernardo Aragó. El staff de lanzadores era a base de Eliécer Álvarez, Carlos Rodríguez, Waldimiro Arcos y Antonio “Mingolo” del Monte. En 1945 este conjunto fue eliminado en la primera vuelta.

Agustín Cordeiro se hizo cargo de la dirección del equipo en 1948 y fue como si cogiera un nuevo aire al quedar en quinto lugar de la justa (13-7-2). Su receptor fue el ya experimentado Celestino “Jimagua” Durán, la inicial era defendida por Manuel Quintela, Benicio Estévez (no confundir con Ernesto) en la segunda base, M.A. Baibel en la antesala, y A. Plasencia y José Manuel Acosta alternando en el campo corto. Los jardineros fueron Nelly Martínez, R. Fernández, Eddy Marcos y Armando López. Los bultos postales fueron lanzados por Mingolo del Monte, J. “Gallego” Pérez, Lorenzo “Perendengue” Fernández y Guillermo Monrabal. El juego de 1948 se mantuvo en 1949 con algunos cambios. Octavio Eiriz y Justo Jácome Mosquera, hermano de Derubin, alternaron en la intermedia, José Manuel Acosta defendió el campo corto y los jardineros fueron M. Baibel, Eddy Marcos y Armando López. Los lanzadores “Perendengue” Fernández y Erasmo “Coco” del Monte. El Cubaneleco ocupó el último lugar de la primera división en este campeonato.

En 1950 el Cubaneleco quedó en cuarto lugar (14-7-2) y contó con Celestino “Jimaguas” Durán y Carlos Balvidares como receptores, Alfredo “Fatty” Domínguez inicialista, Derubín Jácome en la segunda, Octavio Eiriz y R. Suárez en la antesala, José Manuel Acosta y Luis Olivares en el SS. Los jardineros fueron Armando López, Eddy Marcos y E. Baibel. Los lanzadores fueron Erasmo “Coco” del Monte, “Perendengue” Fernández y Fernando Sanfeliz. Me asombra ver el nombre de este último lanzador, el que jugara con el campeón Occidentales en la I Serie Nacional (1962). Parecía que el despegue del equipo estaba a la mano, pero en 1951 no fue así. El equipo quedó en primer lugar, pero de la segunda división. Ya en ese entonces el manager era Manuel de la Fuente. En el equipo debutó un hombre que se destacaría mucho con estaca en mano, hablo del jardinero Mario González. Los otros jardineros fueron los habituales Armando López y Eddy Marcos, además de Rolando Peralta Bacardí-Tabares Igualmente debutaron dos lanzadores jóvenes, uno muy destacado en 1950 con el equipo de los Maristas en el campeonato escolar, se trata del derecho Alfredo “Chino” Pedraga, quien durante esa década fue uno los lanzadores más destacados de la Liga Nacional Amateur. El otro duró poco como amateur, un personaje al que siempre estimé en mi niñez por su sencillez y lo bien que siempre me trato. Hablo del derecho Gonzalo Naranjo[1], quien llegó a lanzar con los Piratas de Pittsburgh, y le vi jugar con la franela del Almendares hasta 1960, ya que en 1960-61 rindió servicios para el Habana.

Y llegó 1952 y el primer título del Cubaneleco. Tuvo que esperar 20 años para coronarse campeón (18-4-2) gracias al desempeño del “Chino” Pedraga, de del Monte, “Perendengue” Fernández y Bacardí Tabares, quien ganó 13 juegos y luego se descubrió que había firmado para la profesional. No sé cómo se resolvió el problema. Es de suponer que lo haya hecho casi finalizando la temporada, lo que no llegó a afectar al equipo. La nómina fue casi idéntica al de la temporada anterior con la adición de Antonio Espejo en la antesala y de Alfonso Morales jugando sea segunda como SS. Montados en la cima, costó bajarlos, ya que con un pitcheo de altura se llevaron el banderín en 1953 (24-5-0). Pedraga y Espejo (convertido en lanzador) se llevaron 6 triunfos per cápita sin derrotas, Perendengue tuvo record de 4-1, mientras que a la ofensiva Mario González lideraba en su equipo con promedio de .333. En este equipo las nuevas figuras fueron Enrique Tamayo en la inicial, Carlos Córdova en los jardines y, Luis Fiuza y Hermenegildo Abril en el cuerpo de lanzadores.

El 10 de octubre de 1954 Cubaneleco vencía al Hershey 5-2 y con esa victoria se coronaba campeón por tercera temporada consecutiva (24-7-1). Este titular no tuvo problemas en la receptoría, de lujo por llamarlo de alguna manera: Carlos Balbidares, el futuro contador Feliciano Foyo y Celestino Durán. Lo demás tuvo pocos cambios. El pitcheo contó con los servicios de Luis Fiuza, Alfredo “Chino” Pedraga, Hermenegildo Abril y el importado de Bayamo, Víctor Martínez. Destacado juego de José Manuel “Fino” Acosta jugando la intermedia y el campo corto, así como Enrique “Guajiro” Crespo en la inicial.

Increíblemente el Cubaneleco cayó de la cima algo abajo en 1955, y eso que el equipo era casi el mismo de la temporada anterior. Papo Carvajal, el que había jugado en 1954 para la Sociedad de Marianao, pasó a jugar la segunda base del conjunto, y el cuerpo de lanzadores dependió de los envíos de Fiuza, Pedraga y el oriental Víctor Martínez. Lo interesante fue que el campeón Regla logró el banderín al vencer al mismo flamante campeón de 1954 en juego del 14 de agosto de 1955. Así y todo, el Cubaneleco continuó dando batalla al quedar en la segunda posición en 1956 aventajado por el campeón Santiago de las Vegas, el que venció al mismo Cubaneleco 9-8 en partido decisivo el 18 de setiembre. Chino Pedraga fue líder en % de ganados y perdidos (.983). Gerardo Pérez, otrora pitcher destacado del Teléfonos, lanzó en esta temporada para los eléctricos.

Su alto nivel de juego se mantuvo en 1957. Aunque quedaron en la cuarta-quinta posición compartida con el Regla BBC, el equipo tuvo un buen desempeño e hizo oposición cada vez que se enfrentó al campeón Artemisa. Los lanzadores del Cubaneleco en este campeonato, además de “Chino” Pedraga, fueron Raúl “Americano” Suárez, R. “Cuajo” Pérez y el reglano Antonio “Lindo” Suárez. Esa cuarta posición fue conseguida nuevamente en 1958. El Cubaneleco se mantuvo en la pelea hasta inicios de octubre de ese año. Si bien fue aventajado por el campeón Regla BBC, el Hershey Club y el Círculo de Artesanos, supo pelear ese cuarto puesto para irse por delante de los telefónicos y el mismo campeón de la pasada justa, el Artemisa. El cambio principal del equipo fue en la receptoría. Carlos Balvidares pasó a jugar la inicial mientras que los cátchers fueron dos jóvenes de apellido Pelayo y Jordán. En el cuadro continuaron jugando Pedro “Papo” Carvajal en la intermedia, José Manuel Acosta en la antesala y Antonio Crespo como campo corto. En los jardines estuvieron E. Concepción, R. Suárez, Pepe Fernández, Mario González y Gabriel Ventura Sr. Los lanzadores fueron “Cuajo” Pérez, Alfredo Pedraga, “Americano” Suárez y Miguel Sánchez. El manager fue el victorioso Manuel de la Fuente.

Ese espíritu batallador se mantuvo en la justa de 1959 cuando el Cubaneleco fue solo superado por el Artemisa de Francisco Quicutis. El receptor del equipo fue esta vez E. Guillén, Sergio Pons jugó más en la antesala, mientras que Manolo García alternó en la inicial con Juan de Dios Seija. Balvidares pasó a jugar los jardines. Al cuerpo de lanzadores se incorporó el novato zurdo Orlando Albelo.

Ni idea tengo si el Cubaneleco llegó a jugar en 1960, última temporada de la Liga Amateur, pero sí está claro que este fue el equipo más ganador de la década de los 50 en esta pelota. Sus tres títulos consecutivos más tres cuartos lugares y dos segundos puestos son una clara evidencia de su nivel de juego en este período. Les costó 20 años para llegar a su primer banderín, pero luego fue un equipo victorioso y de cuidado para cualquier rival.

El Cubaneleco aportó peloteros de sus nóminas para integrar victoriosas selecciones cubanas en varios eventos oficiales de este deporte. El primero del Cubaneleco en hacer un equipo nacional fue el receptor Miguel López a los Centroamericanos de 1935 en San Salvador. Juan “Cocoliso Torres integró la selección a los Centroamericanos de 1938 en Panamá. Ernesto Estévez, “Cocoliso” Torres (MVP del torneo), el lanzador Eliécer Álvarez y Alfonso Rodríguez como auxiliar de dirección fueron parte de la nómina del equipo al Mundial en la Habana (1939). Eliécer Álvarez repitió en el equipo al Mundial en la Habana (1940), mientras que Alfonso Rodríguez volvió como auxiliar de dirección del conjunto al Mundial en la Habana (1942). Ernesto Estévez integró la selección nacional en el Mundial en la Habana (1943). Para los Centroamericanos y del Caribe en Guatemala (1950) Carlos Balvidares fue uno de los receptores de la selección, la que también integró el lanzador Erasmo del Monte, el que repitió en la selección al Mundial en Nicaragua (1950). En los Juegos Panamericanos en Argentina (1951) el camarero Derubín Jácome fue el representante del Cubaneleco en la selección nacional, mientras que para el Mundial en México (1951) una amplia tropa del Cubaneleco fue parte del equipo nacional: Derubín Jácome, Enrique Tamayo, Eddy Marcos, y los lanzadores Gonzalo Naranjo y Erasmo del Monte. Al Mundial de la Habana (1952) el torpedero Luis Olivares y el jardinero Eddy Marcos fueron escogidos, y para el siguiente año en Venezuela hubo repetición de Luis Olivares, además de haber sido seleccionados el infielder Manuel García y el jardinero Mario González. En la selección cubana a los Panamericanos en Chicago (1959) estuvieron Mario González, Pedro “Papo” Carvajal, Antonio Crespo y el lanzador Orlando Albelo. La dirección de este equipo fue compartida por Manuel de la Fuente con Alejandro Gómez. El jardinero Mario González integró posteriormente las selecciones al Mundial de Costa Rica (1961) y a los juegos Centroamericanos y del Caribe en Kingston, Jamaica (1962).  

14 setiembre de 2022


[1] Sentí alegría el día que vi a Naranjo en una entrevista que le hiciera Swingcompleto.com hace unos años antes de su fallecimiento.