Orestes Miñoso, pelotero cubano y miembro de lujo del Salón del Olvido

El ser humano busca el reconocimiento de lo que hace allí donde está.
Es algo innato. Y es verdad que es como una cerilla que enciende una
chispa de felicidad cuando eso llega.”
Anon.

Lamentable pero cierto, da realmente pena ver cómo se olvidan a los peloteros que jugaron el béisbol en condiciones adversas, entiéndase de racismo, con enorme dificultades para llegar a jugar y triunfar en las Grandes Ligas.

Es por eso que habría necesidad de crear un Salón, el llamado del Olvido, donde caben muchas de esas figuras que brillaron en la pelota de las Ligas Negro, con algunos sobrevivientes que llegaron a las Mayores, los que aun brillando en el circuito prohibido, se les ha negado el derecho de poder integrar el Salón de los Inmortales.

Me vienen a la mente varios nombres, entre ellos los cubanos Alejandro Oms, Eustaquio Pedroso, Miguel Cuellar y Luis Tiant Vega, así como varios estadounidenses, entre ellos Sam Bankhead, Herbert “Rap” Dixon, Frank Lee Duncan, Bill Perkins entre otros.

Sin embargo, hay uno que fue una verdadera estrella en los años 50, llegó tarde realmente, se le retuvo injustamente en AAA por obra y gracia, cosas de la vida, de un casi paisano que lo dirigió en sus primeros años en los Indios de Cleveland. Ese pelotero fue Orestes Miñoso, al que llamaban Minnie “cariñosamente” en EE.UU.,  hombre que brilló en cuanto se le dio juego regular en las Mayores. Su velocidad, su brazo, sus movimientos, su bateo, su facilidad para recibir pelotazos de cualquier tipo y no lesionarse, muy distinto a los frágiles de hoy en día, lo hicieron aparecer como alguien muy original y único. Rara fue la temporada en la que no bateaba sobre los .300 y no robaba 20 bases o disparaba 5 triples. No en vano se le llamó de por vida Mr. Sox, y a él se le erigió un monumento antes de morir.

Monumento a Mr Sox, que no es otro que OrestesMiñoso

Monumento a Mr Sox, que no es otro que Orestes Miñoso

Así las cosas, Miñoso ha visto pasar años tras años las elecciones de nuevos exaltados al Salón de Cooperstown, murió y, para su suerte, el mismo presidente Barack Obama le rindió honores. Algunos con su racismo habitual, dirán que sucedió por ser ambos negros.

Cuando visité el Salón de Cooperstown, me di cuenta de que la presencia de Miñoso era algo notable, fotos del gran pelotero cubano, el primer latino negro en llegar al circuito mayor. Todo eso a pesar de no ser miembro del Salón, entonces me daba cuenta que había algo, hablando en cubano, que “no cuadraba la caja.” Lo peor de todo es que la caja sigue sin cuadrar y a nadie no parece preocuparle, incluido los cubanos en este giro. En esto juega mucho la ignorancia de lo sucedido en otros momentos y de los que brillaron en épocas pasadas.

Orestes Miñoso en HOF 2

Miñoso en Cooperstown. Foto del autor

Resulta paradójica esta ausencia y que se manejen nombres de peloteros, como nuevos miembros del salón, manchados por el uso de sustancias prohibidas, pero esto es tema para otro artículo.

Honrar a Miñoso y a otros tantos ilustres peloteros del pasado es una obligación con la historia de este deporte. Su olvido es otra forma de negación de su existencia y logros. Por eso propongo fundar eso que llamo el Salón del Olvido para integrar a todos los que han quedado fuera y no han sido considerados para llegar a Cooperstown, donde Miñoso sería un excelente miembro.

 

Escrito por Esteban Romero, 25 diciembre de 2019

 

“Gracias a Dios”, una evidencia del abuso eclesiástico

“Gracias a Dios” es el fruto de un minucioso trabajo
periodístico del director Ozon, que convierte estos
hechos reales en un poderoso drama coral sobre
traumas infantiles, fragilidad masculina y perdón.
Sinopsis de 20minutos.es

Gracias a Dios

El mundo entero exige justicia ante los miles de casos de pedofilia que han cometido muchos sacerdotes de la iglesia católica, apostólica y romana. Las altas autoridades del Vaticano se limitan a condenar los hechos, los que ellos conocen y ocultan para  beneficio de la iglesia. Desde el Papa hasta otros jerarcas de esta institución llegan palabras que tratan de decir pero no dicen nada, pues no van al fondo del problema ni desean erradicar las causas que lo originan, entre ellos el celibato, medida egoísta implantada hace más de 1000 años por el llamado Concilio de Letrán.

La película “Gracias a Dios (2018)”, co-producción franco-belga del director François Ozon, es un excelente documento de los crímenes cometidos por curas en la ciudad Lyon, Francia. La cinta tiene su parte de ficción y su trama está basada en hechos reales de los abusos de un cura local con tres niños boyscouts, que con el tiempo, ya adultos, sus vidas se cruzan para finalmente acusar al criminal aún vestido de sotana y oficiando como cualquier otro sacerdote.

De más está decir que las víctimas no se sentían muy feliz de tener que presentar testimonio público al respecto y dar detalles a las autoridades del manoseo asqueroso del cura. Lo odioso de todo esto es ver las defensas que hacen de sus actos los curas, sobre todo el implicado principal.

Lo importante de esta película es que resalta las consecuencias negativas en la vida de los afectados y sus familiares. Se trata de un daño moral que afecta la psiquis de esas personas e incluso de los seres queridos que le rodean.

La iglesia sataniza al sexo y termina con curas agrediendo la inocencia de miles de niños, esa es la clara evidencia del film de Ozon. Al parecer, por las críticas leídas, hay quienes prefieren el silencio de estas inmoralidades.

Tres detalles de esta película, el primero fue que la cinta fue rodada en secreto bajo el título de “Alexander” y se usaron interiores de iglesias en Bélgica y Luxemburgo. El segundo detalle, fue que al final la iglesia tuvo conocimiento de la producción, por lo que el director Ozon fue demandado por Régine Maire, colaboradora  de la Diócesis de Lyon, y Bernard Preynat, el sacerdote implicado. Ambas personas reclamaban derecho a la intimidad y la presunción de inocencia.  Finalmente, la idea inicial de Ozon fue realizar un documental sobre este problema, pero al final se decidió por un largometraje de ficción.

La película no es antirreligiosa, deja a cada cual pensar como le dicte su conciencia, pero sí es implacable con el cura culpable de los hechos, que como sabemos no es el único, ya que la pedofilia es un mal que aqueja a la iglesia católica universalmente. No basta con llamar a este problema monstruosidad, es menester ir a las causas del mismo para su prevención.

Fuentes

Anon. Gracias a Dios. 20 Minutos.es. https://www.20minutos.es/cine/cartelera/pelicula/36777/gracias-a-dios/

Anon. Gracias a Dios. IMDB.com. https://www.imdb.com/title/tt8095860/reference

Anon. Gracias a Dios. ABC.es. https://www.abc.es/play/pelicula/gracias-a-dios-52897/

Anon. 2017. El celibato en las diferentes religiones. La Hora, 25 sept. https://lahora.com.ec/noticia/1102102377/el-celibato-en-las-diferentes-religiones-

 

Escrito por Esteban Hernández, 22 diciembre de 2019

Las ideas de Claude-Frédéric Bastiat a favor del mercado libre

El mercado libre no opera inherentemente contra
los intereses de ningún estrato de la población.”
Claude-Frédéric Bastiat

Bastiat

Cuando estudiábamos las teorías de Marx se enfatizaba mucho en los aportes de Adam Smith a la economía. Sin embargo, casi nada se hablaba de un economista francés que escribió y abogaba por el libre comercio en sus escritos. No se puede decir que ese teórico haya tenido 100% de razón en lo que escribía, pero muchas de sus afirmaciones la vida se ha encargado de demostrarlas de cierta manera.

Su nombre responde a Claude-Frédéric Bastiat, hombre que naciera en Mugron cerca de la ciudad portuaria Bayona, Francia, el 29 de junio de 1801, en el seno de una familia de padre terrateniente y mercader en el comercio con España. Bastiat quedó huérfano de padre a los nueve años y a temprana edad, 17 años, trabajó en los negocios de su tío. En 1925 heredó las tierras de su abuelo, que le obligó a convertirse en hacendado agrícola, ocupación que algo después abandonaría para estudiar economía política.

La idea principal de Bastiat fue que el libre comercio era la llave del éxito, por lo que se opuso firmemente a las ideas del proteccionismo, a los aranceles y los controles estatales. Esas ideas aparecen plasmadas en su obra “Sofismas Económicos (1845)” y “Cobden y la Liga (1845)”. Bastiat exigía que los gobiernos se dedicaran a la defensa de las personas, su libertad y propiedad ante la violencia. La libertad y la prosperidad era menester protegerlas, lo cual quedó bien reflejado en su obra “La ley (1850)”.

Los expertos reconocen que Bastiat sacó a la economía del empirismo para convertirla en ciencia. En el prólogo de su obra más famosa, “Armonías Económicas”, escribía: “Amor al estudio, necesidad de creencias, alma exenta de prevenciones inveteradas, corazón sin odio, espíritu de propaganda, simpatías ardientes, desinterés, abnegación, buena fe, entusiasmo por todo lo bueno, bello, sencillo, grande, honesto, religioso, tales son los preciosos atributos de la juventud”. Precisamente a la juventud dedicaba este libro, con la esperanza que sus ideas lograran germinar en suelo generoso.

En la obra en cuestión, Bastiat refleja su idea que la fuerza de las leyes naturales propician el bienestar de la humanidad. A este respecto afirmó: “Todos los esfuerzos concurren hacia un gran resultado final que la humanidad no alcanzará nunca, pero al que se acercará más cada vez, y este resultado es la incesante aproximación de todas las clases hacia un nivel cada vez más elevado; en otras palabras, la igualdad de los individuos en el mejoramiento general”. Fue aquí donde expresó su teoría de valor-servicio, reflejando el valor del trabajo. Según él, la utilidad de un objeto es gracias a la naturaleza, lo que llamó utilidad gratuita, pero otra parte se debe a la acción del hombre, la utilidad onerosa, que se deriva del trabajo del hombre. El valor de ese objeto es una relación de ambas utilidades.

Dicho lo anterior, la riqueza es suma de la utilidad gratuita. La propiedad individual considera sólo el valor, ya que lo que la naturaleza da es gratuito y no puede ser objeto de propiedad. A su entender, el hombre crea nuevas necesidades que requieren nuevos esfuerzos, de lo cual se generan nuevas utilidades onerosas, pero que crea las condiciones para la transformación continua, a beneficio de la humanidad, de la utilidad onerosa en utilidad gratuita.

Era su visión, pero no así la de los gobiernos, mucho menos de las economías centralizadas, por lo que la utilidad onerosa no termina en utilidad gratuita como Bastiat afirmara.

Su última obra fue “Ensayos Selectos sobre Economía Política”, sobre el cual el filósofo, jurista y economista austriaco Friedrich August von Hayek dijo: “Nadie ha enunciado jamás con mayor claridad, la dificultad de una política económica racional y —me gustaría añadir— el argumento decisivo a favor de la libertad económica. Es, en efecto, un texto alrededor del cual podríamos exponer todo un sistema de política económica libertaria.”

Las ideas de Bastiat surgen en pleno apogeo de las ideas marxistas sobre la economía centralizada, los controles estatales y otras ideas más que la vida ha demostrado errónea. Basta con mirar el curso de economías de países como China y Vietnam para uno darse cuenta que Bastiat tenía toda la razón. Esos países estuvieron sumidos en la pobreza mientras que se mantenía el férreo control estatal sobre toda producción. Una vez revertida la misma, las economías se han desarrollado enormemente. China es una de las primeras economías en el mundo y Vietnam logró vencer el hambre que le azotaba en los años finales de la década de los 80. El mercado libre les abrió las puertas a una prosperidad antes no imaginada.

Lamentablemente el problema no es solo la centralización, sino el proteccionismo de algunas grandes economías, las que originan más problemas que bienestar a los países que lo practiquen. Bastiat reconocía las limitaciones de empresas eléctricas, las que pedían que el Sol se eliminase de su competencia, algo que ahora sucede, la lucha de compañías en contra de la energía renovable, ni que hablar de los grandes países productores de petróleo que se burlan de las celdas fotosolares y hablan que esos adelantos no están al alcance de los países pobres, algo que no es cierto. Esas naciones petroleras quieren mantener la dependencia de los países en el consumo de combustibles fósiles y se oponen a la competencia que les puedan ofrecer empresas productoras de celdas fotosolares u otros para el uso de la energía solar u otras fuentes renovables.

Es cierto que Bastiat se opuso firmemente a las ideas de carácter económico promovidas por los socialistas a mediados del siglo XIX, entonces identificaba socialismo con proteccionismo, algo que la vida demuestra que no es tan solo socialismo, sino que puede ser igualmente egoísmo por parte de las grandes economías a nivel mundial. Su lucha por un mercado libre le valió un asiento en la Asamblea Constituyente de su país en 1849, puesto que logró retener al año siguiente.

El célebre economista murió el 24 de diciembre de 1850 en los estados pontificios, Roma, Italia.

El destacado economista austro-estadounidense, Joseph Alois Schumpeter, hombre que reconoció la esencia del capitalismo, donde el fruto de la innovación y la destrucción creativa reemplaza lo viejo y obsoleto por lo nuevo y eficiente, un proceso en el que juega un papel destacado la figura del empresario y que a largo plazo beneficia al conjunto de la sociedad, pero que al final de su vida, alejado de todo dogma, vio la viabilidad del socialismo democrático, calificó a Bastiat como “el más brillante periodista económico que existió jamás”.

Fuentes

Anon. 2015. Bastiat, Frédéric. Encyclopædia Britannica. Chicago.

Anon. Frédéric Bastiat. Biografías y vidas. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bastiat.htm

Bastiat Frédéric. Armonías económicas. PDF, Madrid, 512 pp.

Husillos Vidic Mario. Friedrich August Hayek. Economipedia. https://economipedia.com/definiciones/friedrich-august-hayek.html

Westreicher Guillermo. Joseph Schumpeter. Economipedia. https://economipedia.com/definiciones/joseph-schumpeter.html

 

Escrito por Ricardo Labrada, 19 diciembre de 2019

Equipos de béisbol con nueve hermanos en Cuba

 El béisbol se trata de talento, trabajo duro y estrategia.
Pero en el nivel más profundo, se trata de amor, integridad y respeto.”
Pat Gillick (1937, gerente de equipos en la MLB)

Pelota de béisbol

Muchas veces se habla de los hermanos participantes como peloteros en un mismo equipo. La referencia en las series nacionales de Cuba ha sido el quinteto integrado por los hermanos Sánchez, Armando, Arturo, Felipe, Fernando y Wilfredo, todos de Jovellanos, Matanzas, los que realmente se destacaron en esas lides nacionales. Wilfredo y Fernando fueron peloteros extra-clase nacional e internacionalmente.

En las Grandes Ligas los hermanos dominicanos Alou, Jesús, Matty y Felipe, llegaron a jugar juntos en los Gigantes de San Francisco en 1963.

Sin embargo, a la caza de hermanos en un mismo conjunto, sucede que en Cuba ha habido dos casos con novenas completamente integradas por nueve hermanos.

El difunto historiador del béisbol cubano, Ángel Torres, reportó en sus escritos la existencia de una primera novena de hermanos, los que jugaron en el equipo del Central Santa Teresa, Sitiecito, Municipio Sagua la Grande. Eran los hermanos Torres, nada que ver con el historiador, los que nacieron en Cuba, de padres Melquiades Torres y Gerónima Domínguez, ambos venezolanos, instalados en el lugar indicado, donde tuvieron una descendencia de 14 hijos.

Los Torres desde pequeño se inclinaron por la práctica del béisbol y debutaron como novena el sábado 25 de diciembre de 1943 en el estadio local del central para enfrentarse al equipo Juventud. Los jugadores al campo fueron Rolando Torres C, Melquiades Torres Jr. 1B, Eulalio Torres 2B, Santiago Torres 3B, Rufino Torres SS, Delfín Torres LF, Crescencio Torres CF, José Torres RF, Delio Torres P. En la reserva del equipo estaba un primo de los Torres, Cheo. Ese conjunto fue entrenado y guiado por el conocido lanzador Conrado Marrero. La virtud de esa novena era que cuatro de los Torres podían lanzar y otros cuatro podían recibir los bultos detrás del home. La mayoría de estos hermanos emigraron con el tiempo.

El escritor Miguel León Hernández escribió sobre otra novena de hermanos en Cuba. El citado autor de la noticia, al parecer, no sabía de la existencia de los Torres. Nos habló de los hermanos Aguiar de Cumanayagua, actual provincia de Cienfuegos, lugar de donde han surgido algunos peloteros estelares cubanos como Ultus Álvarez, Aquino Abreu y Carlos Yanes.

La característica principal de los Aguiar fue que todos los nombres de los hermanos comenzaban con C. Ellos jugaron por primera vez en 1952.

La alineación era: Cristo C, Carlos 1B, Cecilio 2B, Celestino SS, Claudio 3B, Candito LF, Camilo CF, Carmelo RF, Casimiro P. La hermana de los Aguiar no jugaba pero advertía a sus hermanos desde las gradas, sobre todo cuando había bola escondida, la que ella llamaba perra. Usualmente jugaban contra una selección de peloteros de Cumanayagua y Manicaragua. El equipo se mantuvo activo hasta que Carlos, el inicialista, murió en un accidente.

Con el inicio de las Series Nacionales se abrieron posibilidades de juego para los Aguiar, pero de todos ellos, el único que llegó a jugar fue Casimiro en la III Serie Nacional (1963-64) y no en la primera como él había afirmado en entrevista con León Hernández. Según dice, se lesionó por un pelotazo surgido de un foul bateado por el santiaguero Elpidio Mancebo, lo cual corrobora que Casimiro no jugó en la I Serie Nacional, ya que Mancebo debutó en la II Serie (1962-63).

Resulta sumamente interesante que Cuba haya tenido dos novenas de béisbol integradas completamente por hermanos. No conozco de otras ligas fuera de Cuba que tengan esta dicha.

Fuentes

León Hernández Miguel. Un equipo de béisbol integrado por 9 hermanos. Calle B, Revista Cultural de Cumanayagua. http://www.calleb.cult.cu/index.php/e/381-obra-literaria-de-miguel-leon-hernandez-/1669-un-equipo-de-beisbol-integrado-por-9-hermanos-

Torres Ángel. 1996. La leyenda del béisbol cubano 1878-1997. Review printers, Miami p. 122

 

Escrito por Esteban Romero, 16 diciembre de 2019

Recuerdos sobre los triunfos del gran boxeador cubano Jorge Hernández Padrón

El ritmo lo es todo en el boxeo. Cada
movimiento que haces comienza con el corazón.”
Ray “Sugar” Robinson (estelar boxeador profesional)

Jorge Hernández 2.jpg

La noticia del fallecimiento del boxeador cubano Jorge Hernández Padrón el 12 de diciembre de 2019 me llamó la atención, ya que se trataba de un hombre de solo 65 años de edad, pero al mismo tiempo me hizo una vez más recordar su extraordinario desempeño durante el Campeonato Mundial de Boxeo efectuado en la Habana en 1974. Su pelea contra el húngaro Gyorgy Gedö es sin dudas una de las joyas del boxeo amateur de todos los tiempos.

Jorgito nació el 17 de noviembre de 1954 en Párraga, Municipio Arroyo Naranjo de  ciudad de La Habana. Inició su desarrollo en el mundo del boxeo algo distante de su barrio natal. A la edad de 14 años asistía al Gimnasio Roberto Poland situado en Pogolotti, Marianao. Su entrenador era Julio Yu, de quien no tengo referencias, pero me hago idea sea de origen chino. El habanero era el clásico minimosca, pesaba 48 kilogramos y medía 160 cm, desde niño padeció de asma.

En la división minimosca reinaba el santiaguero Rafael Carbonell, hombre que pudo llegar a octavo de finales en las olimpiadas de Munich (1972). En esa época era que Jorgito incursionaba el circuito de mayores en el boxeo. En 1968 había logrado el campeonato nacional en la categoría de menores y lograba quitarse de arriba el asma que sufría, mientras que en 1972 perdía el campeonato nacional en pelea contra el villaclareño Julio Rivera. Era su comienzo en los planos estelares.

En 1973 se enfrentó a Carbonell, al que venció en el torneo Playa Girón y así adjudicarse la faja de campeón nacional de su división. Le recuerdo rápido de piernas y de manos. En ese mismo año se llevó el oro en el torneo Giraldo Córdova Cardín, lo que le valió ser incluido en la pre-selección nacional para el venidero campeonato mundial en la Habana (1974). Previamente, en 1974, volvió a ganar el oro en el Córdova Cardín al derrotar al rumano Remus Cosma, y logró la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de República Dominicana (1974), donde logró vencer convincentemente a púgiles como Virgilio Palomo de Colombia y a Fausto García de México, por lo que definitivamente hizo el equipo nacional a la cita mundial en la Habana.

Ese primer campeonato mundial tuvo lugar en las fechas del 17 al 30 de agosto. Una de las primeras peleas fue la de Jorgito contra el estadounidense Albert Sandoval, la que con mucho coraje y precisión el habanero supo llevársela, por veredicto de 4-1, con lo cual los pronósticos iban alejándose de la realidad, ya que a Jorgito nadie le vio como ganador de nada. No hablo de los especialistas extranjeros sino de los mismos cubanos.

El 22 de agosto Jorgito le propinó KO a Enmanuel Mlundiva de Tanzania, lo que dejó el escenario listo para el enfrentamiento del habanero contra el campeón olímpico, el húngaro Gyorgy Gedö, el gran favorito de todos los expertos y quien ya había presentado credenciales al ganarle por KO al guyanés Bee y por RSC al búlgaro Bedjhan Fuchedzhiyev. Gedö era de los boxeadores que mantenía al rival en la distancia con su jab de derecha y en cuanto tenía oportunidad descargaba su poderosa izquierda, la que casi siempre derribaba. En Munich venció aventajando a otros boxeadores como el norcoreano U Gil Kim en la final. Los aficionados cubanos reconocían que Gedö no era un hueso fácil de roer.

Pero Jorgito se preparó y realmente se hizo un estudio de las debilidades de Gedö. Le peleó en la distancia, la misma del gusto del húngaro, se movió inteligentemente en el ring, a lo cual agregó su jab de izquierda, el que combinaba con sus derechazos. Era tanta la rapidez de piernas y de manos que el húngaro no le pudo coger el ritmo. Jorgito marcaba y Gedö se quedaba sin nada en su haber. Los dos primeros asaltos eran claramente para el cubano, por lo que el campeón olímpico salió a comerse al cubano en el round final. Jorgito no cambió en nada su forma de pelea y lo mantuvo alejadito y desesperado, la zurda de Gedö quedó ese día anulada, y su derrota debió haber sido 5-0 y no 4-1.

Pelea Jorge Hdez y Gedö

Intercambio sobre el ring entre Jorge Hernández y Gyorgy Gedö.

Jorgito tenía bronce asegurado, pero las dificultades no paraban, le tocaba enfrentarse al medalla de bronce en Munich (1972), el español Enrique Rodríguez Cal, que si recuerdo bien, fue quien eliminó a Rafael Carbonell en la cita olímpica indicada. La pelea se desarrolló el 28 de agosto y Jorgito ganó en buena lid, había asegurado la plata y ahora iba por el oro contra el keniano Steve Muchoki, el que había derrotado a otro favorito, sobre todo de la prensa cubana, el soviético Evgeni Yudín. La prensa local ya hablaba de la final entre Jorgito y Yudín, pero el keniano se encargó de demostrar lo contrario.

La pelea Jorgito y Muchoki fue entretenida, pero con ventaja clara para el cubano, el que finalmente se llevó el primer oro en la historia de los campeonatos mundiales de boxeo.

Jorge Hernández campeón mundial 1974

Jorge Hernández se convierte en campeón mundial en 1974

El paso triunfal del campeón con 20 años de edad no se detuvo. En los Juegos Panamericanos de México (1975), Jorgito ganó fácil sus dos primeros combates y luego derrotó al venezolano Becerra, para ir a la final disputada contra el dominicano Leoncio Mercedes, donde nuevamente se llevó el oro. Al año siguiente, el de las Olimpiadas en Montreal, Jorgito venció a Héctor Ramírez en la final del Playa Girón efectuada en Camagüey. Luego compitió en el Córdova Cardín, cuya sede esta vez fue Pinar del Río, donde logró vencer al santiaguero Jesús Ramos por voto unánime de los jueces. Ante tal desempeño, no quedaba lugar a dudas que Jorgito integraría el equipo nacional a la competencia en Montreal.

Al llegar a la sede de los olímpicos, Jorgito figuraba entre los favoritos para llevarse el cetro en su división de 48 kg. Para que no quedara duda, el habanero derrotó al búlgaro Vladislav Foudjejiev por RSC, posteriormente venció por KO al ugandés Soffa Yarawi,  lo que le aseguró el bronce en la justa. Su siguiente pelea fue con el difícil boricua Orlando Maldonado, al que venció por decisión unánime de los jueces, y finalmente enfrentarse a un rival que ya le había derrotado en un torneo Cinturón de Oro, se trataba del Norcoreano Byong Uk Li. El combate del cubano y el asiático fue reñido en extremo y obligó a que Jorgito desplegara toda su velocidad en el ring, contragolpeando y no dejando que el peligroso púgil coreano se le acercara. Fue así que Jorgito se coronó campeón olímpico por veredicto de 4-1 de los jueces.

La siguiente competencia de envergadura para Jorgito fue el II campeonato mundial de boxeo, el que se efectuó del 6 al 20 de mayo en Belgrado, Yugoslavia. En los 48 kg había algunos púgiles ya conocidos como el español Enrique Rodríguez, el boricua Alberto Mercado, el búlgaro George Georgiev, el estadounidense Richard Sandoval, Salin Sarilov de la URSS y el medallista de plata en la Habana (1974), el keniano Steve Muchoki, quien creo que ya en ese entonces residía en Dinamarca.

Jorgito ganó sin dificultad su primera pelea contra el argelino Said Amet, a continuación derrotó al boricua Mercado en pelea nada fácil, pero que hizo que el cubano lo superara debidamente al obtener el 5-0 de los jueces. Su siguiente rival fue el californiano Richie Sandoval, oriundo de Pomona, el que había eliminado al búlgaro Georgiev, al que Jorgito le aplicó su medicina de velocidad de piernas y manos sobre el ring. Por la otra ala iban el venezolano Armando Guevara, vencedor del mongol Banclui Basgalán, mientras Muchoki se las vio con el yugoslavo Sami Buzoli, al que igualmente derrotó. Por lo que Guevara y Muchoki subieron al ring para definir el finalista que combatiría con Jorgito en opción por la medalla de oro. El keniano demostró una vez más su clase al vencer al experimentado boxeador venezolano.

El combate revancha Muchoki-Jorgito fue reñido en extremo, pero el que suscribe vio ganar al habanero por escaso margen. Los jueces vieron otra cosa y le dieron la victoria al africano. Son cosas de este deporte, donde en las decisiones muchas veces se mezclan otros elementos ajenos al desempeño deportivo. Jorgito demostró con creces que fue probablemente el mejor exponente de los 48 kg en su época, boxeador de un estilo depurado de dar golpes y no recibir ligado con la velocidad de sus piernas que desconciertan a su rival.

Jorgito en Belgrado 1978

Jorgito alza a Muchoki después del veredicto que le daba la victoria al africano en el campeonato mundial de 1978

A otra competencia grande Jorgito asistió, las olimpiadas de Moscú (1980). Sucede que el entrenador principal del equipo, Alcides Sagarra, había subido al habanero a la división de los 48-51 kg. El cuerpo humano no es una máquina. Lamentablemente, como el mismo Jorgito manifestó, su forma para Moscú (1980) no fue la mejor y eso le pasó factura en su primer combate, cuando el soviético Vladimir Mirosmichenko le derrotara. Este púgil logró llegar a la final, donde fuera derrotado por el búlgaro Petar Lesov, y así adjudicarse la medalla de plata

En 1991 Jorgito colgó los guantes y se dedicó a labores de entrenador. Tiene el mérito haber sido escogido entre los 100 mejores atletas de Cuba en el siglo XX.

La muerte temprana de Jorgito y sus causas: insuficiencia respiratoria crónica, no son cosas que uno debe tomar como inevitable. Me pregunto cuál era la calidad de vida que tenía el gran campeón, si tenía vicios, probablemente fumar y no poco.  Las condolencias en estos casos son mejores cuando se analizan las causas de lo sucedido y se busca la forma de enmendarlas, de otra manera el pésame se convierte en puro cumplido y nada más. Un hombre de 65 años no es un hombre viejo y mucho menos para alguien que practicó deporte desde temprana edad.

 Fuentes 

 

Escrito por Esteban Romero 15 diciembre de 2019

Los ensayos de campo muestran plantas de papa transgénica resistente al tizón tardío

campo de papa.jpg

La última etapa de las pruebas de campo realizadas por el Laboratorio Sainsbury para obtener papa genéticamente modificada (GM) con calidad mejorada de tubérculos y resistencia a la devastadora enfermedad del tizón tardío ha progresado con éxito. Los ensayos de campo se realizaron después de experimentos de laboratorio para modificar las papas Maris Piper con genes de resistencia al tizón tardío de Solanum americanum y S. venturii, parientes silvestres de la papa.

Para mejorar la calidad del tubérculo, las líneas modificadas de Maris Piper también tienen genes desactivados o “silenciados”, para reducir el ennegrecimiento por hematomas y evitar el endulzamiento inducido por el frío, la acumulación de azúcares reductores durante el almacenamiento en frío que causa ennegrecimiento cuando las papas se cocinan a altas temperaturas. El Laboratorio de Sainsbury recibió permiso a principios de este año por DEFRA para continuar con tres años de ensayos de campo en condiciones controladas.

Hemos identificado una planta que se ve bien en términos de rendimiento, comparable al tipo salvaje de Maris Piper, pero con todos los beneficios de la resistencia al tizón, reducción de hematomas y niveles más bajos de azúcares reductores“, dice el profesor Jonathan Jones del Laboratorio Sainsbury. Agregó que lo realmente interesantre de este ensayo es que la nueva línea también muestra resistencia al tizón del tubérculo, ya que el mismo patógeno que causa el tizón tardío puede entrar en los tubérculos y pudrirlos. Esto reducirá las pérdidas de almacenamiento para los productores de papa.

Para más detalles, leer en The Sainsbury Laboratory.

Los científicos descubren cómo el sorgo controla el genoma para sobrevivir a la sequía

campo de sorgo.jpg

Un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de California en Berkeley revela cómo las plantas de sorgo controlan su genoma, activando y desactivando algunos genes al primer síntoma de escasez de agua, y nuevamente cuando el agua regresa, para sobrevivir cuando su entorno se vuelve áspero y árido.

 Un conjunto de datos masivo de 400 muestras de plantas de sorgo, cultivadas durante 17 semanas en campos abiertos en el Valle Central de California, mostró que el sorgo modula la expresión de un total de 10,727 genes, o más del 40% de su genoma, en respuesta al estrés por sequía.

Muchos de estos cambios ocurren dentro de una semana después de que la planta pierde un riego semanal o después de que se riega por primera vez después de semanas sin riego. “El sorgo es realmente tolerante a la sequía, y si aprendemos cómo logra serlo, entonces quizás podamos ayudar a otras plantas a sobrevivir de la misma manera”, dijo Peggy Lemaux, especialista en extensión cooperativa de la Universidad de California, Berkeley, Departamento de Biología Vegetal y Microbiana y co-autor del artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Para más detalles, ver Berkeley News

Miguelina Cobián, de las grandes velocistas cubanas de todos los tiempos

Todos tenemos sueños, pero para que esos sueños
se vuelvan realidad se necesita una gran determinación,
dedicación, autodisciplina y esfuerzo.”
Jesse Owens (ex-campeón olímpico de atletismo)

miguelinacobian.jpg

Los velocistas en Cuba parecen haber desaparecido, hablo de los grandes corredores de 100 y 200 metros  planos que Cuba llegó a tener en las décadas de los 60 y 70, capaces de competir con los mejores del mundo.

Una de esas grandes fue Miguelina Cobían Hechavarría, nacida el 19 de diciembre de 1941 en Songo-La Maya, provincia de Santiago de Cuba, la que en 1960 comenzó a practicar el atletismo, con la suerte de tener de entrenador al gran atleta checo y campeón olímpico Emil Zátopek.

Un par de años después Miguelina lograba sus primeras medallas en los Juegos Centroamericanos de Kingston, Jamaica, donde se llevó el oro en los 100 metros al registrar 12 segundos exactos y luego el segundo lugar en la posta de 4 x 100, con registro de 47.3.

Al año siguiente asistió a los Juegos Panamericanos de Sao Paolo (1963), donde no ganó carrera, pero sí quedó segunda en tres modalidades, 100 metros (11.5), 200 metros (24.0) y el relevo 4×100 (46.4). Ya desde ese momento Miguelina se perfilaba como una fuerte candidata a medalla en Olimpiadas y esa primera oportunidad la tuvo en Tokio (1964).

La competencia en Japón se perfilaba como una fuerte competencia, donde las candidatas venían precedidas de fama y logros en las pruebas de velocidad, sobre todo las estadounidenses. Así y todo, Miguelina logró pasar las eliminatorias satisfactoriamente y convertirse así en la primera cubana finalista olímpica en pruebas de velocidad. La prueba de los 100 metros fue ganada por Wyoma Tyus con registro de 11:4, la que en una de las eliminatorias había marcado 11:1, entonces record mundial. El segundo lugar correspondió a otra estadounidense, la famosa Edith McGuire (11:6), y el bronce para la polaca Ewa Klobukowska (11:6), la que luego no pasó satisfactoriamente las pruebas de género, por lo cual fue despojada de sus medallas y suspendida de por vida, una historia para hablar en otro artículo por separado, ya que la vida demostró que esta suspensión fue injusta a pesar que el análisis fuera correcto en sus resultados. A este respecto, es oportuno señalar que muchas atletas se negaban a pasar la prueba de feminidad o de género en aquella época. Miguelina quedó quinto en la final de 100 metros con registro de 11:72.

Sus grandes éxitos se repitieron en los Juegos Centroamericanos de San Juan, Puerto Rico (1966), donde una vez más se alzó con el oro en los 100 metros (11.7), y logró dos platas, una en 200 metros (24.8) y otra en la posta de 4 x 100 (46.5). Un año después compitió en los Juegos Panamericanos de Winnipeg (1967), donde quedó segunda en los 100 metros (11:6), tercera en 200 metros (23:8) y logró oro en la posta de 4 x 100 metros (44:6).

Durante el período de 1962 a 1968, se puede decir que Miguelina Cobián fue compañera de triunfo de su coterráneo, el gran Enrique Figuerola. Ambos asistieron a muchos eventos de atletismo en varias partes de Europa y en México, donde se alzaron con las medallas de oro repetidamente.

Las Olimpiadas de México fue otro evento importante en la carrera de Miguelina, donde una vez más la cubana logró llegar a la final de los 100 metros, aunque con un resultado superior al obtenido en Tokio al registrar 11:61. No obstante, logró su primera medalla al ser la cuarta en la posta 4 x 100 metros, que fuera integrada además por Marlene Elejarde, Fulgencia Romay y Violeta Quesada, las que registraron 43:36, solo superadas por el relevo estadounidense, en la cual participaron Barbara Ferrell, Margaret Bailes, Mildrette Netter y la veterana Wyomia Tyus que marcaron record mundial (42:88).

Debido a lesiones en los Centroamericanos de Panamá, Miguelina abandonó las pistas en 1970 y se dedicó a faenas como entrenadora. Fue exaltada al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe en noviembre de 2005.

La estelar corredora falleció el 1 de diciembre de 2019 en la Habana, tenía entonces 77 años. Por coincidencia, otra estelar corredora cubana, Berta Díaz, de la cual se ha escrito todo un artículo sobre su carrera deportiva en este blog, fallecía el 20 noviembre de 2019 en Miami.

 

Escrito por Esteban Romero, 8 diciembre de 2019

Dos Series Mundiales amateurs de béisbol en un mismo año (1973)

El béisbol es el deporte más lindo del mundo, y merece que le des lo mejor.”
Babe Ruth (estelarísimo pelotero de los Yankees de Nueva York)

Terminada la XX Serie Mundial en Managua (1972) se originaron una serie de discrepancias entre las federaciones nacionales de béisbol de varios países, en este caso activamente participaron Cuba, Nicaragua, EE.UU., mientras otros decían poco al efecto. En realidad las discrepancias venían por las diferencias políticas existentes entre los tres países indicados. Estas fueron de tal magnitud que originó la aparición de dos federaciones mundiales o internacionales. Por un lado apareció la FEMBA o Federación Mundial de Béisbol Amateur, la cual era patrocinada o apoyada por países como Nicaragua, EE.UU., Corea del Sur, Japón, China Taipei y algunos países centroamericanos que no tenían mucho empuje en este deporte. Lo opuesto resultó ser la FIBA o Federación Internacional de Béisbol Amateur, donde Cuba era abanderada apoyada por Venezuela, Panamá, República Dominicana y Antillas Neerlandesas.

Otros países jugaron lo mismo en torneos de una como otra Federación, como fueron los casos de Puerto Rico y México. Las diferencias se mantuvieron hasta 1976 cuando el presidente del Comité Olímpico mexicano Mario Vázquez Raña logró reunir a todos los países aficionados al béisbol y lograr un acuerdo para una única federación y torneo mundial de béisbol.  Fue así que el 4 de enero de 1976 surgió la AIBA (Asociación Internacional de Béisbol Amateur).

No obstante, 1973 fue el año de dos series mundiales. La primera fue la efectuada en la Habana, conocida como la  XXI Serie Mundial Amateur de Béisbol o XXI Campeonato Mundial de Béisbol Aficionado, que se realizó del 25 de noviembre al 9 de diciembre de 1973. Con la participación de ocho países: Antillas Neerlandesas, México, Países Bajos (Holanda), Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, además de Cuba como país anfitrión.

El torneo fue un Round Robin a dos vueltas, un total de 14 partidos para cada equipo. El equipo cubano, dirigido por Servio Borges, vino con varios debutantes en eventos internacionales oficiales. Su nómina fue:

Receptores: Lázaro Pérez y Evelio Hernández.
Cuadro: Agustín Marquetti 1B, Félix Isasi 2B, Germán Águila 3B, Rodolfo Puente SS, Alfonso Urquiola y Ubaldo Álvarez.
Jardineros: Fermín Laffita, Rigoberto Rosique, Wilfredo Sánchez, Armando Capiró y Julián Villar.
Lanzadores: Braudilio Vinent, Julio Romero, Juan Pérez Pérez, Alfredo García, Mario Fernández, Luis Barreiro, Antonio “Boricua” Jiménez.

Los debutantes cubanos fueron Germán Águila, Alfonso Urquiola, Ubaldo Álvarez, Julián Villar, Julio Romero, Juan Pérez Pérez, Alfredo García, Mario Fernández y Luis Barreiro.

El equipo boricua vino dirigido por Víctor Pellot y en su nómina aparecían peloteros experimentados como Johnny Martínez, Luis A. Mercado, Rogelio Negrón, Evaristo Roldán, Tony Valentín entre otros. Panamá trajo a Roberto Cooper, Roy Blake, Lorenzo Ramsey y los hermanos Cedeño.

No obstante, la fuerza real estaba en la nómina cubana, cuyo staff de pitcheo logró una impresionante labor. Julio Romero fue el lanzador para el juego inaugural del equipo Cuba contra el conjunto de República Dominicana, donde el pinareño estuvo a punto de anotarse un juego de 0 hit 0 carrera en su primera intervención en juego de evento mundial. Logrado el out 25 en la novena entrada, a Julio le conectaron par de incogibles y por ahí se le fue el 0 hit.

Fue el preámbulo de lo que vendría a continuación. Vinent se hizo cargo del montículo contra México, equipo al que blanqueó y los dejó en dos hits. El meteoro cedió su puesto a su coterráneo, el zurdo santiaguero Mario Fernández, quien dominó en los dos últimos innings. Vinent-Fernández duplicaron la cifra de ponches logradas por Romero (4) un día antes. Frente al débil Antillas Holandesas, la obra de la lechada fue a tres manos, Juan Pérez Pérez-Alfredo García-Boricua Jiménez, los que se encargaron de propinar 15 ponches y permitir un trío de indiscutibles. El habanero Luis Barreiro caminó toda la ruta contra Holanda, 11 ponches, 0 bases y 3 hits permitidos. El 29 de noviembre de 1973 volvió Pérez Pérez, esta vez contra Venezuela, y no hubo desliz, 12 ponches, una base y 0 hit, alcanzó lo que su compañero Julio Romero no pudo lograr en el primer juego, el cero hit, cero carreras. Ya el acumulado era de 45 escones consecutivos.

Alfredo García y Boricua Jiménez combinaron esfuerzos contra República Dominicana, 6 ponches, 6 hits y 2 bases. El dúo de los santiagueros, Vinent-Fernández, le lanzó a Puerto Rico, 6 ponches, 2 hits y 1 base. En el siguiente juego, Julio Romero volvió a la grande contra Panamá, 15 ponches, 4 hits y 2 bases. El matancero Alfredo García le lanzó a México, 13 ponches, 3 hits y 1 base. Barreiro abrió contra Antillas Holandesas y en los finales entró Pérez Pérez, 9 ponches, 4 hits y 1 base. De Holanda se hizo cargo “Boricua” Jiménez en juego completo, 6 ponches, 3 hits y 2 bases. Romero abrió contra Venezuela y luego relevado por Alfredo García, 12 ponches, 3 hits y 5 bases. Finalmente Pérez Pérez contra Puerto Rico, pero la cadena de ceros quedó interrumpida en la tercera entrada de ese juego, por lo que el record fue de 110 escones consecutivos.

Romero, Pérez, Vinent, Boricua y Alfredo García

Dice el refrán que cuando hay pitcheo no hay bateo, algo muy cierto y fue lo que sucedió en este mundial. Los rivales del equipo cubano fueron silenciados por los serpentineros cubanos. A ello hay que sumar que la ofensiva cubana disparó 15 jonrones y no permitió ninguno. El único juego con anotación reñida para el conjunto cubano fue el último contra Puerto Rico.

El estado final de los equipos arrojó un equipo Cuba invicto y campeón por la clásica milla.

Equipo

G

P

Cuba

14

0

Puerto Rico*

10

3

Venezuela

10

4

República Dominicana

7

6

Panamá

6

8

México

5

9

Antillas Holandesas

3

11

Holanda

0

14

*En el calendario quedó un juego sin efectuar entre Puerto Rico y República Dominicana.

A la ofensiva Agustín Marquetti fue el más destacado del equipo cubano, al conectar 25 imparables e impulsar 21 carreras, con lo cual empataba el record previamente implantado por el cubano Juanito Izaguirre y luego igualado por Armando Capiró. El toletero de Alquizar se llevó el MVP de este mundial, premio muy merecido. Fermín Laffita impuso marca de dos jonrones en una misma entrada en juego frente a la selección de México. A continuación los líderes de esta justa.

Marquetti, Isasi, Laffita y Capiró

Líderes de bateo 

C 20 Félix Isasi Cuba
H 25 Agustín Marquetti Cuba
2B  6 Francisco Rodríguez México
HR  3 Evelio Hernández Cuba
Armando Capiró Cuba
Félix Isasi Cuba
Germán Águila Cuba
CI 21 Agustín Marquetti Cuba
BR  9 Wilfredo Sánchez Cuba
Ave. .432 Juan Fontanez Puerto Rico

Líderes pitcheo

%Ganados 1000 Julio Romero Cuba
Luis Barreiro Cuba
E. Ovalles Venezuela
PCL 0.00 Julio Romero Cuba

El Todos Estrellas de este mundial fue el siguiente:

Receptor  Jorge Ayala  Venezuela
Inicialista Agustín Marquetti  Cuba
Intermedia Félix Isasi  Cuba
Antesalista Germán Águila  Cuba
Torpedero Rodolfo Puente  Cuba
Jardinero Izquierdo Armando Capiró  Cuba
Jardinero Central Francisco Edmond  República Dominicana
Jardinero derecho Juan Fontanez   Puerto Rico
Lanzador derecho Julio Romero   Cuba
Lanzador zurdo Augusto Báez  Venezuela

Casi paralelamente se desarrollaba en Managua, Nicaragua la XXII Serie Mundial Amateur de Béisbol (22 noviembre al 5 diciembre de 1973) organizada por la FEMBA, federación dirigida por el militar nicaragüense Carlos García Solórzano.  Once equipos asistieron a esta justa: Colombia, China Taipei, Alemania, Honduras, Guatemala, Costa Rica, Canadá, México, Puerto Rico, Estados Unidos y el anfitrión Nicaragua. Como se ve una combinación de equipos fuertes y otros sumamente débiles. Los juegos se efectuaron en Managua pero no faltó alguno que otro fuera de Nicaragua, como uno efectuado en Tegucigalpa, Honduras, que tuvo la cifra record de 7 asistentes al desafío, una verdadera ridiculez.

Si bien Cuba ganó ampliamente en la Habana, en Nicaragua el conjunto estadounidense no dejaba lugar a dudas ser superior a los demás y terminar invicto con 10 victorias, seguido de los nicas, que ganaron 8 y perdieron 2, resultado similar al obtenido por Puerto Rico.

Información detallada de los juegos de este juego no se poseen, pero sí las estadísticas de los líderes que fueran recopiladas por Peter Bjarkman. Se había informado que el equipo de Canadá había abandonado el evento por falta de condiciones óptimas de hospedaje para los integrantes de este equipo. Los estadounidenses se alojaron en hotel de primera, pero para algunos hubo tiendas de campaña. Canadá aparece con los 10 juegos en la tabla de posiciones, pero el que suscribe desconoce si se le anotaron derrotas por ausencia a este conjunto.

Equipo

G

P

EE UU

10

0

Nicaragua

8

2

Puerto Rico

8

2

Colombia

7

3

Taiwan

7

3

Canadá

4

6

Honduras

4

6

Costa Rica

3

7

Guatemala

3

7

México

1

9

Alemania

0

10

El juego final fue un duelo entre el lanzador zurdo Rich Wortham de EE.UU. contra el legendario Dennis Martínez de Nicaragua, el cual finalizó 1-0 a favor de la tropa estadounidense. Wortham lanzó 27 entradas de manera impecable al no permitir anotación rival.

Líderes de bateo

C  12  Orlando González*  EEUU
H  19  Luis Gaviria Colombia
2B  4 Julio Cuaresma  Nicaragua
3B  2 Ming-Yung Hsieh China Taipei
HR 3   René Acevedo Puerto Rico
CI  11  René Acevedo Puerto Rico
BR  11 Ming-Yung Hsieh China Taipei
Ave. .432  Luis Gaviria Colombia
Slug  .614 Luis Gaviria Colombia

*Pelotero cubano, bateador zurdo, inicialista-jardinero, nacido el 15 de noviembre de 1951 en la Habana y egresado de la Universidad de Miami. Orlando fue el pelotero cubano 119 en jugar en Grandes Ligas, donde debutó en 1976 con los Indios de Cleveland, luego Filis de Filadelfia (1978) y Atléticos de Oakland (1980).

Selva y Orlando González.png

René Acevedo

El Todos Estrellas de este mundial fue el siguiente:

Receptor Danny Goodwin   EEUU
Inicialista Luis Gaviria       Colombia
Intermedia Gersan Luis Jarquín   Nicaragua
Antesalista Jimmy Hacker    EEUU
Torpedero  Wayne Krenchicki   EEUU
Jardinero izquierdo Jorge Cordero  Guatemala
Jardinero central  Jorge Corpas  Colombia
Jardinero derecho Ming-Yung Hsieh  China Taipei
DH    Pedro Selva  Nicaragua
Lanzador derecho Julio Júarez   Nicaragua
Lanzador zurdo Rich Wortham   EEUU

Rick Wortham

El lanzador Wortham volvería a integrar el equipo de su país a los Juegos Panamericanos, México (1975), cuando EEUU se llevó la medalla de plata.

Fuentes

  • Revistas Bohemia noviembre y diciembre 1973.
  • Baseball-reference.com

 

Escrito por Esteban Romero, 12 diciembre de 2019

 

Como se incumple el derecho humano en materia de alimentación

El hambre es la manifestación más extrema
de la pobreza y la privación humana.
FAO (2003)

Un nuevo 10 de diciembre, otro aniversario más de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en la Asamblea General de las Naciones Unidas, lo cual ocurrió en 1949, y que a partir de 1950, la Asamblea adoptó la resolución 423 (V), invitando a todo los Estados y organizaciones interesadas a que observen el 10 de diciembre de cada año como Día de los Derechos Humanos.

De más está decir que este documento es obviado por muchas administraciones en el mundo. Otras hacen el paripé de hacer algo cuando en realidad no hacen nada. Los regímenes opresivos son unos cuantos en varios continentes.

No obstante, esta vez es menester detenernos en una asunto de vital importancia, el derecho del hombre a comer, y el combate contra el hambre y la malnutrición, para lo cual se necesita economía productiva de alimentos, que garanticen el nivel necesario de calorías en la población.

hambre-portada.jpg

Los datos de FAO parecen ser casi siempre los mismos. Desde 1996, cuando se efectuó la primera cumbre sobre la alimentación en Roma, se habla de más de 820 millones de personas hambrientas, cifra que puede ser superior, ya que la misma se basa en los datos que aportan los gobiernos, las que no siempre son de fiar. Por otro lado hay una cifra parecida de malnutridos, esos que comen una vez y poco al día, además de otros que padecen de obesidad y sobrepeso.

El artículo 25 de la Declaración Universal dice claramente: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.”

Ese artículo se puede ver como insuficiente, sería muy práctico tener uno solo reservado al asunto de la alimentación de manera que obligue a los gobiernos a tomar medidas para garantizar comida para la población. En ese empeño deben participar activamente los donantes, las agencias internacionales y las ONG, pero el papel primordial le corresponde a los gobiernos, los que deben poner no menos de un 8% de su PIB dedicado a la producción de alimentos y su distribución sobre todo en aquellas poblaciones con menos recursos económicos.

La cifra arriba indicada es la que en fecha reciente recomendó el Banco Mundial a los países para afrontar el problema de la alimentación.

Decía un artículo del periodista Armendáriz Arbizu (2016), que hablar de hambre es hablar de la tiranía, de la falta de oportunidades, es decir la desigualdad y la injusticia. Quien padece hambre son los seres más débiles que debieran estar más protegidos. Los niños desnutridos, aunque no mueran de hambre, tienen hipotecado su futuro por la insuficiente alimentación, escasa en nutrientes para su desarrollo físico, intelectual, afectivo y social.

Luego agregaba, en su edad adulta,  marcados por su deficiente desarrollo, tendrán limitado su acceso al trabajo y oportunidades. Un país que alberga ciudadanos con hambre y desnutrición también tiene limitados sus recursos y desarrollo pues su potencial más valioso, el humano, está disminuido en sus posibilidades.

La población del mundo sobrepasa los 7 mil millones de habitantes en la actualidad y se puede afirmar que la producción existente de alimentos bastaría para dar de comer a todos. Se sabe que un 45% de lo producido termina de una forma u otra en los basureros, lo que conlleva a alimentos que podrían ser una importante contribución  en el desarrollo de poblaciones necesitadas en el mundo, pero que también implica un gasto innecesario de insumos incluida agua y fertilidad del suelo cuando la misma termina en el basurero.

Lamentablemente la solidaridad humana tiene límites incomprensibles, donde el comercio y sus políticas suelen ser más importantes que lo que necesita el ser humano en este planeta Tierra. Martín Caparrós, escritor argentino del libro “El hambre”, opina que este problema no es de pobreza, sino de riqueza, y de concentración de la misma. Si hay tanta gente que no come, en su opinión, es porque otros lo hacen de manera “absolutamente desproporcionada e injusta”. Ante esta realidad, la producción agrícola en cada país se hace necesaria.

El desarrollo de los países llamados elegantemente en vías de desarrollo, así el desarrollo sea próximo a cero, dependerá mucho de las proyecciones que hagan sus administraciones a fin de aumentar la productividad agrícola, salirse de esquemas de producción de supervivencia, algo muy común en países de África al Sur del Sahara, y adoptar las modalidades que permitan incorporar la fuerza laboral existente en sistemas urbanos o periurbanos, intensivos y extensivos de producción agrícola. Es menester también crear infraestructuras agrícolas que permitan la producción, su beneficio y distribución.

Las administraciones que se hagan sordas ante el reclamo de la población de los alimentos que les corresponde, no merecen ocupar el lugar que ostentan. Ningún país puede vivir tan solo de las ayudas alimentarias que aportan asiduamente un número de países desarrollados, es hora de garantizar su propia producción para consumo interno y de exportación. Es cierto que los fenómenos adversos naturales, como huracanes, terremotos y otros han aumentado en las últimas décadas, lo cual ha afectado seriamente a muchos países pobres. Aun así, se impone una producción sostenida de alimentos, donde los agricultores reciban todo el apoyo de los gobiernos y luego esa producción se traduzca en la reducción del hambre imperante.

Un pueblo con hambre o malnutrido no puede jamás considerarse saludable. Ningún gobierno de nación del orbe puede declararse cumplidor de los Derechos Humanos mientras la alimentación de la población no esté garantizada.

Fuentes

Anon. 10 de Diciembre, Día de los derechos humanos. https://deportescineyotros.wordpress.com/2015/12/09/10-de-diciembre-dia-de-los-derechos-humanos/

Armendáriz Arbizu Fernando. 2016. El Hambre en el mundo, una cuestión de Derechos Humanos. Amnistía Internacional, Sección Española, 31/03. https://grupos.es.amnesty.org/es/navarra/grupos/pamplona/paginas/noticia/articulo/el-hambre-en-el-mundo-una-cuestion-de-derechos-humanos/

Laorden Carlos. 2016. El hambre es un problema de riqueza. El Páis, 11/07, https://elpais.com/elpais/2016/07/07/planeta_futuro/1467917036_253697.html

Nada que vaya contra la familia

La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y del Estado.”
Tomado de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

familia

No hay nada peor en el mundo que sufrir la separación de las familias, la que a veces sucede por guerras, nuevas divisiones territoriales e imposiciones de gobiernos con sus errados manejos e ideologías inherentes.

Una familia es un conjunto de personas unidas por parentesco y es la organización social más importante para el hombre. La unión familiar puede ser por vínculos consanguíneos o por vínculos  reconocidos legalmente.

Los cubanos entendemos por familia, primero al núcleo que forman madre, padre e hijos, así como la llamada familia extensa, donde entran abuelos, tíos y primos.

Atentar contra la familia por razones de carácter ideológico es de lo peor que pueda ocurrir en una sociedad, donde los valores de afecto se tratan de sustituir por ideas  de carácter político a conveniencia de la administración de turno.

No hay que profundizar mucho en el tema, más que sabido es que esos intentos siempre resultan fallidos y al final la familia sobrevive por más que se esfuercen esos gobernantes.

Si bien todo eso es cierto, más bajo es aún tratar de sacrificar a la familia a favor de una supuesta causa justa, de bloquearla o de suprimirle los elementos básicos para su sobrevivencia. Eso es inadmisible cuando el pariente que trata de bloquear es uno que vive en otro mundo y no padece de carencias esenciales. El sacrificio que no sufre o sufrió con anterioridad se lo quiere imponer a los demás para lograr sus objetivos, algo inadmisible totalmente.

Cualquier movimiento que se realice en una sociedad no puede ir contra la familia. Una cosa es quitarle el pago a algunas cosas superfluas que no se requieren para vivir y otra es cortarle los medios para poder comer y cubrir necesidades básicas.

Todos los países de América Latina reciben remesas de sus ciudadanos residentes en Norte América, unos más, otro menos. Países como México, y los de América Central y el Caribe reciben no pocos fondos al efecto. No me imagino a ningún ciudadano de esos países plantear cero remesas en función de una agenda política. Es cierto que las cosas no se desenvuelven igual en todas esas naciones, ni que el trato a los que viven fuera sea igual a los residen dentro del territorio nacional, pero lo que debe quedar claro es que nada que vaya contra la familia se debe siquiera intentar promover, otro enfoque resulta destructivo en la sociedad a determinado plazo.