En un mundo de abundantes consignas

Si todos aceptan la mentira impuesta por el Partido-
si todos los archivos cuentan la misma mentira-, la
mentira pasa a la historia y se convierte en verdad.
Quien controla el pasado, controla el futuro.”
George Orwell en su obra “1984”

Se sobran las consignas, varias engañosas, en un mundo, donde la verdad no siempre suele imperar. Las consignas, igualmente conocidas como eslogans o lemas, vienen a ser orientaciones para lograr una meta, a veces inalcanzable, surgidas de una mente dirigente o grupo alrededor de ese dirigente. La consigna o lema se formula para motivar a una institución, a un país, al Estado en general.

La palabra consigna viene compuesta del prefijo con (unión) y signus (signo o señal). Eraso Bacca (2020) diferencia a las consignas en tres tipos:

  • Las generales, que se formulan en empresas o centros productivos
  • Las eventuales, impartidas como la palabra lo indica de forma eventual.
  • Las específicas, relativas a un tema muy puntual.

Consignas han existido casi siempre. En el curso de la Revolución francesa se hizo famoso hasta nuestros días “Liberté, égalité, fraternité” (Libertad, igualdad y fraternidad), pero es a partir del siglo XX que las consignas se multiplicaron y se convirtieron en armas políticas de los gobernantes o movimientos opositores. Los soviéticos se convirtieron en maestros de las consignas, mediante ellas se impulsaban distintos objetivos, pero también se cultivaba la personalidad del líder. Veamos algunos ejemplos:

  1. Работать надo-винтовка рядoм-Trabajar es necesario con el fusil al lado.

2.      Неграмотны тот-же слепой всюду его ждут неудачи и несчастие- El analfabeto es el ciego que le esperan desgracias y poca suerte.      

3.      De la Rusia de la NEP una Rusia socialista emergerá (NEP, nueva política económica promovida por Lenin, la que murió junto con su creador).

4.      Вся власть Советам- Todo el poder a los Soviets

5.      Мир народам- Paz para los pueblos

6.      Земля крестьянам- Tierra para el campesinado. Consigna engañosa cuando luego vino la colectivización forzada.

7.      Родина мать зовёт- La madre patria te llama

Ahora veamos otras para cultivar la figura del líder, una forma de endiosarlo:

  1. Слава великому Сталину, творцу конституции- Que viva el gran Stalin, creador de la constitución de la URSS
  2. Слава народу-победителя, слава родному Сталину- Viva el pueblo vencedor, viva nuestro Stalin
  3. За Родину, За Сталина- Por la patria y por Stalin, consigna muy usada durante la Segunda Guerra.

Sánchez Resalt (2016) indicó que la propaganda soviética fabricó el imaginario de una sociedad que, de otro modo, no hubiera logrado alcanzar la victoria. Les otorgó un repertorio de creencias, opiniones, aspiraciones, valores, ideales, creencias diseñadas desde sus propios miedos y anhelos que les permitieron entender la guerra, aceptar su papel en ella y actuar en consecuencia, según los parámetros establecidos por las autoridades soviéticas. A fin de cuentas, todo era para satisfacer los intereses de las autoridades, donde, además de ganar la guerra, perseguía mantener el liderazgo sin oposición o crítica.

Hitler y los nazis, así como Mussolini y sus secuaces, igualmente elaboraron sus consignas. Hitler en 1924 afirmó: “la tarea de la propaganda no consiste en hacer un estudio objetivo de la verdad, en la medida en que favorece al enemigo para luego exponerla ante las masas con justicia académica; su tarea es servir a nuestro propio derecho, siempre y de manera inmutable”. Sobre esa base, el Führer estableció un Ministerio de Ilustración Pública y Propaganda, el cual dirigió Joseph Goebbels, quien en sus tiempos afirmara que una mentira repetida varias veces termina convirtiéndose en verdad. La propaganda nazi sirvió para movilizar a la población alemana en apoyo de sus guerras como invasores en Europa y el asesinato de millones de judíos.

Una consigna alemana de guerra fue “Alles für Deutchsland” (Todo para Alemania), la que sintetiza en tres palabras el carácter discriminatorio del régimen nazi. Cuando dice todo para uno, es porque los otros no importan para nada. No faltaba “Tod dem Juden (Muerte al judío), tampoco darle vivas al jefe “Heil Hitler” o “Mein Führer” (Mi jefe).

El régimen fascista de Mussolini no se quedó atrás al hacer un uso desmedido de la propaganda. Il Duce igualmente tuvo un Ministerio para elaborar sus consignas, el Ministerio de Cultura Popular, creado en 1937. El objetivo, entre otros, de esta institución fue el de combatir las “mentiras” del enemigo y aclarar las confusiones en que pudiera caer la población. El culto a la personalidad no dejó de estar presente, Mussolini siempre aparecía como un hombre viril y enérgico. Como con casi todos los dictadores, se promovió una especie de culto erótico al gran líder. A Mussolini se le llegó a comparar con San Francisco de Assisi, pues sufrió y se sacrificó por los demás. Era Il Duce, el ente quehabía mejorado al pueblo italiano moral, material y espiritualmente. De hecho, el fascismo se fundamenta en una sucesión hipócrita de consignas contradictorias.

Así entonces en Italia se gritaba “Onore a Benito Mussolini”. También había uno muy sui generis, “Boia chi molla” (Asesino o Traidor el que abandona), muy dirigido para los desertores. Para incentivar el combate “Credere, obbedire, combattere” (Cree, obedece y combate), y muchos más, algunas formuladas por el mismo Duce, como:

  1. Chi osa vince- quien se atreve, vence
  2. Chi si ferma è perduto- quien se detiene, está perdido
  3. Chi non è pronto a morire per la sua fede non è degno di professarla- Quien no está dispuesto a morir por su fe, no es digno de profesarla.

El régimen franquista en España igualmente utilizó sus lemas, el más extendido fue “¡Una, Grande y Libre!”, también “Una patria, un estado, un caudillo”. Estos lemas fueron una continuación de la doctrina de la falange, que usaba hasta una abreviatura CAFÉ (Camaradas, Arriba Falange Española) para enarbolar sus ideas.

Las revoluciones en la segunda mitad del siglo XX trajeron sus lemas, algunos en abundancia como fue en Cuba post 1959, pero que en su esencia eran copias de otros ya pronunciados en países de Europa.

En Cuba los lemas no han faltado. El partido del pueblo cubano, el ortodoxo, tenía por lema “Vergüenza contra dinero”. Durante la dictadura batistiana había uno muy interesante y engañoso: “Paz, trabajo y progreso”. No había paz y el desempleo era elevado, pero ahí se mantenía la consigna. A partir de 1960 el lema más común utilizado en Cuba fue “Patria o muerte, venceremos”. Peleas por la patria, mueres y al final vences, una forma de incentivar el espíritu en el combate. No mucho después apareció “Comandante en jefe, ordene, para lo que sea y donde sea”, pero se abrevió hasta ordene. Un mensaje claro de subordinación a la máxima autoridad, el que puede disponer de tu persona como mejor lo considere. No faltaron lemas antiimperialistas, como “Cuba si, yanqui no”, el que realmente fue una invención de un cantante latinoamericano.

Cuba tuvo un proyecto de elevar la producción azucarera a 10 millones de toneladas en 1970. Entonces, el lema era de “Que van, van”, o sea que se realizarían, pero al final no se llegó a esa meta, por lo que el lema se perdió igual que el objetivo no logrado.  

Más recientemente, a partir de 2017, en EE.UU. surgió la consigna “Let´s make America great again”, detrás de la misma estaba una consigna ya caduca, “América para los americanos” formulada por el presidente James Monroe el 2 de diciembre de 1823. De hecho, era “América para los estadounidenses” y no para los americanos, los que eran no solo estadounidenses, pero los del Norte se echaron hacia atrás en el Primer Congreso Panamericano realizado en Panamá en junio de 1826, convocado por Simón Bolívar. La consigna de ahora, muy repetida por el 45to. presidente de EE. UU. es más de lo mismo, aunque aquí no es rechazo a los latinoamericanos sino también a los europeos, nada de globalización, apartarse de todos los tratados multilaterales y ocuparse solo de lo propio y no lo ajeno, aunque para lo propio se siga tomando lo ajeno.  

Todo ciudadano de este mundo debe prestar atención a cuanto lema o consigna surja sea en su país como en el exterior, algunas de ellas pueden tener buenas intenciones, sobre todo cuando abordan problemas actuales relativos a la protección del medio ambiente, la biodiversidad, el combate de las pandemias y otras, pero cuidado con otras que vienen de mentes oscuras y son solo una forma de lograr beneficios que no tienen que ver ni con el país, ni la misma humanidad.

Fuentes

Anon. 2008. América para los americanos. Le Monde diplomatique, diciembre. https://mondiplo.com/america-para-los-americanos.

Anon. 2019. La propaganda nazi. Enciclopedia del holocausto. https://encyclopedia.ushmm.org/content/es/article/nazi-propaganda

Anon. s/a. Concepto de consigna. Deconceptos.com. https://deconceptos.com/general/consigna

Eraso Bacca R.A. 2020. Consignas. https://elearning.servagro.com.co/forum/capacitacion-continua-6/question/consignas-27

Sánchez Resalt Ana M. 2016. La propaganda “cultural” soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Tesis, Universitat Pompeu Fabra (España). Dialnet.com. https://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=172217

EH, 15 agosto de 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .