La Ciudad Encantada en la Serranía de Cuenca

«Visitar la Ciudad Encantada de Cuenca es un paseo de fantasía
que nos permite ver rocas transformadas y que asemejan a
muchos lugares y organismos conocidos

Que nadie piense que la Ciudad Encantada en una urbe como tal. No, es en realidad un conjunto de figuras rocosas creadas por la fuerza y antojo de la naturaleza, las que se asemejan a diversos objetos, hombres y animales. Su origen es de hace 90 millones de años, cuando este lugar era parte del fondo del mar de Thetis. Con la evolución de esa zona orogenéticamente, el mar se retiró y el substrato marino a partir de piedra caliza, emergió a la superficie. Agua, viento y hielo han influido en este proceso.

La distancia entre la ciudad de Cuenca y la Ciudad Encantada es de algo menos de 30 km, pero no es que se pueda correr, es peligroso, la ruta es una vía secundaria en la altura y con muchas curvas. No obstante, el hecho de ir lentamente le permite a uno admirar todo el paisaje en ese trayecto. Así que calcule algo más de media hora para llegar al lugar.

El recorrido de la Ciudad Encantada es a pie y demora una hora y media como promedio. Uno puede acortar o alargar según el interés de cada cual. Son treces figuras rocosas a observar, aparte del paisaje, por ser serranía, que a uno le atrae igualmente.

Iré al revés en el recorrido, de izquierda a derecha, tal y como lo hicimos en nuestra visita. Comencemos por el Tormo Alto. Tormo viene de la palabra latina Tumulus, por lo que se entiende que es una roca prominente.

Tormo Alto

Los Amantes de Teruel, figura rocosa que recuerda el amor de Juan Diego Martínez de Marcilla con Doña Isabel de Segura. Una historia de Romeo y Julieta a la española.

Los amantes de Teruel

La siguiente figura asemeja a unos Osos

Los Osos

A continuación, viene la Tortuga

La Tortuga

Luego el Convento, resto de una antigua galería subterránea de agua

El Convento

La lucha entre el elefante y el cocodrilo, algo demasiado original

La lucha entre el elefante y el cocodrilo

El Mar de Piedra, verdaderamente así mismo luce

El Mar de Piedra

El Tobogán,

El Tobogán

La Foca, guarda similitud con este mamífero pinnípedo

La Foca

Le siguen tres figuras, los Barcos, el Puente Romano y la Cara del Hombre

Los Barcos
El Puente Romano
La Cara del Hombre

Para finalizar con el Perro

El Perro

Visitar un lugar así es para no olvidar e igualmente para admitir que no hace falta ir a lugares asfaltados para poder disfrutar, ya que la naturaleza nos ofrece muchos encantos, que todo ser humano, siempre que pueda, debe tratar de conocer.

Escrito por Ricardo Labrada, 5 diciembre de 2021. Todas las fotos son propiedad del autor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.