La accidentada vida de la actriz-cantante Dorothy Dandridge

De haber sido blanca, habría capturado el mundo.”
Dorothy Dandridge

Un filme para la TV de 1999, bajo la dirección de Martha Coolidge, trata de la vida de una actriz-cantante afro-estadounidense con una carrera fugaz e intensa, la cual estuvo más plagada de errores y maltratos que de éxitos en pantalla.

Muy acertada la selección de Halle Berry para interpretar este papel, aunque no se puede pensar lo mismo en el caso del actor austriaco Klaus Maria Brandauer, otrora conocido por su actuación en “Memorias de África (1895)”, para el papel del director Otto Preminger, igualmente de origen judío-austriaco, en esta película. Brandauer lució más grueso de lo que era Preminger en realidad.

La actriz argumento del filme era una bella cantante, siempre soñadora de actuar en teatro y cine, adonde llegó en 1935 en papelillos de relleno hasta 1940, entre ellos tuvo una breve actuación en la comedia “Un día en las carreras (1937)” protagonizada por los hermanos Marx. Un papel secundario de importancia tuvo finalmente en el drama “Bahama passage (1941)” (Pasaje a las Bahamas) de Edward H. Griffith, película protagonizada por el entonces joven Sterling Hayden. Luego fue en un filme de aventura “Drums of Congo (1942)” (Tambores del Congo), le siguieron el musical “Atlantic City (1944)” con Constance Moore y la comedia “Pillow to post (1945)” (Almohada para enviar) con Ida Lupino y Sidney Greenstreet. En todos esos filmes Dorothy demostró ser capaz de actuar y cantar. Volvió a un filme de aventura, “Tarzán en peligro (1951)” con Lex Barker y Virginia Huston como protagonistas, donde Dorothy interpreta el papel de una extraña reina tribal en África.

El alza artística de Dorothy se logró cuando Preminger, quien se convirtió en su amante por cuatro años, le diera el papel principal del drama-musical “Carmen Jones (1954), filme en que tuvo como compañero a Harry Belafonte. Dorothy fue nominada a Oscar como mejor actriz, primera vez que a una afro se le daba esta distinción. Ella se creyó dueña de ese premio, el que finalmente no le llegó, ya que se le entregó a la futura princesa de Mónaco, Grace Kelly, por “La angustia de vivir (1954)”. No obstante, Dorothy se llevó premio BAFTA como mejor actriz extranjera. Ella fue la heroína de este filme, pero le tocó a Preminger llevarse más premios que ella. Posteriormente tuvo un papel de reparto en el drama “Una isla al sol (1957)”, donde nuevamente se vio junto a Belafonte, además de James Mason y Joan Fontaine; actuó con Curd Jürgens en el filme histórico “Tamango (1958)”, y nuevamente en un drama-musical, “Porgy y Bess (1959)” junto al experimentado Sidney Poitier, el que tuvo una buena acogida de la exigente crítica. El director Laszlo Benedek la llevó a co-protagonizar, junto a Trevor Howard, el filme de crimen “Moment of danger (1960)” (Momento de peligro). A partir de ahí se le vio más en programas televisivos y desaparecida de la gran pantalla.

El filme sobre esta actriz aborda muchos aspectos de su vida, primero su relación con su primer marido, el cantante-bailarín Harold Nicholas, de cuya unión surgió una niña completamente anormal, la que quedó en custodia del Estado norteamericano. Vinieron los amores y calenturas con Preminger, que le sirvió para saber que ella nunca sería tratada con una actriz blanca. La segregación era evidente en los hoteles donde tenía que pernoctar. Después de su ruptura con Preminger nadie más se interesó en contratarla, se sentía menospreciada, se había imaginado una cosa que no era para ella, la fama que nunca llegó a la cima como ella deseaba. Su relación con su hermana Vivian Dandridge, también cantante, no fue la mejor, la envidia primaba en este caso. Tuvo juicio por el asunto de su hija, a la que nunca atendió. Su segundo matrimonio con Jack Denison fue un completo fracaso, al tratarse de un hombre incapaz de tratarla como una persona. Los problemas financieros y deudas le llovieron, de una supuesta felicidad después de “Carmen Jones”, le vino una tormenta persistente, la cual fue mermando todas las facultades de su persona, comenzó a tomar calmantes, eran drogas, exageró con ellas y el final no es difícil de imaginar.

Viendo esta película me daba por hacer un paralelo de la vida de esta actriz-cantante con otra muy exitosa como lo fue Whitney Houston. Ambas terminaron en iguales condiciones, uno se pregunta por qué, ¿será la falta de educación y preparación ante los retos de la vida? La madre de Dorothy trató siempre de guiarla en sus principios morales.  

La actuación de Halle Berry fue muy adecuada, lo mismo se puede decir de Klaus Maria Brandauer, aunque como ya se dijo, lucía algo más grueso que el Preminger de esa época. El resto del reparto estuvo bien, con notas de sobresaliente para Brent Spiner.

Escrito por Esteban Hernández, 16 mayo de 2021, con información consultada en IMDB.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .